Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

La multa media por usar software ilegal en 2007 fue de 53.390 euros.

La BSA emprendió 357 acciones legales, entre ellas, 13 demandas contra empresas.

La Business Software Alliance, la asociación de la industria del software que combate la piratería, ha hecho balance de sus actuaciones a lo largo de 2007. La asociación ha puesto en marcha un total de 357 acciones legales contra empresas, distribuidores informáticos y entidades que supuestamente vulneraron los derechos de Propiedad Intelectual del software.

De todas sus actuaciones, 13 consistieron en demandas contra empresas presuntamente usuarias de software sin licencia, de las cuales nueve fueron objeto de un registro judicial. Las empresas que sufrieron los registros tuvieron que asumir multas en concepto de indemnización por un valor medio de 53.390 euros. Además, la BSA remitió otros 20 casos a la Policía, y una de sus denuncias, llegó a lograr una sentencia penal por delito contra la propiedad intelectual.

El resto de sus acciones consistieron en el envío de cartas de advertencia en las que se informa a las empresas de las consecuencias de tener instalado software ilegal, o bien se solicitan datos sobre sus licencias de software. En cualquiera de los casos, las cartas se envían si existen indicios de práctica fraudulenta.

El índice de piratería de software en España es del 46%, según el último informe global de IDC encargado por la BSA y correspondiente a 2006, lo que sitúa a nuestro país 10 puntos por encima de la media de la UE. Según otro estudio de la misma consultora, si se redujera el índice de piratería 10 puntos en los próximos cuatro años, se generarían más de 1.400 millones de euros adicionales para el PIB español, se ingresarían 196 millones de Euros en concepto de impuestos y se crearían 2.000 nuevos puestos de trabajo.