El asistente médico que no asiste

Sanidad y Microsoft presentan un sistema para que los jóvenes hagan preguntas sobre sexualidad y alcohol a través del Messenger... pero le cuesta acertar con la respuesta exacta

El Ministerio de Sanidad y Consumo y Microsoft han creado un robot que informa a los jóvenes a través de Messenger sobre enfermedades de transmisión sexual y consumo de alcohol, dos de los grandes problemas que, según todos los estudios, más afectan a los menores en España.

La idea, sobre el papel, resulta atractiva. El asistente, que se llama Robin, puede ser agregado como un nuevo contacto en el Messenger (robin@msc.es). Una vez sea parte de la lista de contactos del usuario, éste podrá preguntarle cualquier cosa acerca de las enfermedades de transmisión sexual, el uso de anticonceptivos, dudas acerca de la interrupción voluntaria del embarazo, cómo funciona la píldora poscoital o qué problemas puede causar el consumo de alcohol.

Más información

En la presentación, el Ministerio y la empresa de software han destacado que Robin es un medio para dirigir mensajes claros y directos a los más jóvenes, en su propio lenguaje, para aclarar sus dudas de forma más cercana y sencilla. Además, se asegura que el asistente está programado para resolver todas, o casi todas, las consultas sobre estas dos cuestiones de tanta importancia en la franja de edad a la que va dirigida esta herramienta.

Y ahí radica el problema. Más que todas, es casi todas... y este casi todas podría tornarse en casi ninguna. Un par de pruebas con Robin convierten a la, potencialmente, revolucionaria herramienta en un mero loro que responde a un pequeño número de cuestiones de manera superficial y con un lenguaje en absoluto cercano al target al que se supone va dirigido: chicos y chicas de entre 12 y 17 años.

Así, Robin no sabrá decirnos si una felación es fuente de contagio de SIDA o si una mujer puede quedar embarazada por un beso o por masturbar a su novio. Cualquier pregunta que se le haga sobre alcohol tendrá como respuesta, irremisiblemente, una letanía que informar, informa, pero que no logra captar la atención de un joven.

La parte positiva es que el Ministerio de Sanidad empieza a diversificar los canales a través de los cuales se dirige a los jóvenes para informarles de temas que les interesan. Sólo queda pulir la herramienta algo que, según Sanidad y Microsoft, ya están haciendo.

9 preguntas sin respuesta... y 1 contestada

1. ¿Es bueno masturbarse? No tengo lo que los humanos llamais "preferencias", necesito tiempo para contestar a eso con precisión.

2. ¿Es malo hacerse pajas? No es especialmente peligroso, pero no hay ningún proceso médico que no conlleve riesgos.

3. ¿Puedo dejar embarazada a mi novia con un beso? Necesito algo de tiempo para pensar acerca de ello. Por favor, pregúntame más tarde.

4. ¿Puedo emborracharme con cerveza? Necesito algo de tiempo para pensar acerca de ello. Por favor, pregúntame más tarde

5. ¿Es malo ser gay? No es especialmente peligroso, pero no hay ningún proceso médico que no conlleve riesgos.

6. ¿Dónde puedo comprar la píldora? Necesito algo de tiempo para pensar acerca de ello. Por favor, pregúntame más tarde.

7. ¿Me dolerá la primera vez? Necesito algo de tiempo para pensar acerca de ello. Por favor, pregúntame más tarde.

8. ¿Puedo dejar embarazada a mi novia practicando sexo anal? Necesito algo de tiempo para pensar acerca de ello. Por favor, pregúntame más tarde.

9. ¿Puedo quedarme embarazada si hago una mamada? Necesito algo de tiempo para pensar acerca de ello. Por favor, pregúntame más tarde.

10. ¿Cómo sé si tengo SIDA? El diagnóstico de infección por VIH se hace a través de un simple análisis de sangre ("test del VIH" o "prueba del SIDA") que detecta la presencia de anticuerpos antiVIH.

Lo más visto en...

Top 50