Reportaje:

Virtualización, la tecnología de moda para 2008

La tecnología, que permite que distintas aplicaciones y sistemas operativos compartan un mismo servidor, conquista a las empresas

Es ecológica, y ahorra costes, espacio y recursos. Todo esto hace que la consultora Gartner destaque la virtualización como la tecnología que tendrá mayor impacto en la empresa hasta 2012. En España, por ahora, la virtualización está reservada para grandes empresas que empiezan a experimentar con esta tecnología, que a pesar de tener más de 30 años de antigüedad, está revolucionando la informática corporativa desde que en los últimos cuatro años se empezara a utilizar para sacar partido de la verdadera capacidad de los servidores.

El principal culpable del renacimiento de las tecnologías de virtualización es VMware, una empresa que ha logrado que en un mismo servidor corran distintos sistemas operativos y distintas aplicaciones. Las expectativas puestas en la virtualización se reflejaron perfectamente en la salida a Bolsa de VMware el pasado 14 de agosto, cuando superó al estreno en el parqué de Google y se sitúo entre las cuatro empresas de mayor capitalización bursátil del Nasdaq.

La compañía asegura que su software de virtualización supone un ahorro de 6.000 euros anuales por aplicación en cada servidor. De este ahorro, 1.272 corresponden a un recorte en el gasto energético y de refrigeración, sin contar con el ahorro de espacio, pues con menos máquinas se necesitan menos metros cuadrados para instalar equipos.

"Nuestro mejor argumento de ventas es el ahorro de costes y el rápido retorno de la inversión que hacen muy fácil justificar estos proyectos", asegura Alfonso Ramírez, director general de VMware en España, quien reconoce que "la virtualización está de moda" y ve en el próximo año un momento decisivo para la explosión de esta tecnología.

El gran giro de tuerca va a venir marcado por la entrada en el mercado de Microsoft, quien a partir de febrero va a incorporar de serie en su Windows Server 2008 su software de virtualización Hyper-V.

Parte del sistema operativo de Microsoft

"Para nosotros, la virtualización es una funcionalidad más del sistema operativo", explica Emilio Paz, jefe de producto de Windows Server, de ahí la decisión de incorporarlo de manera gratuita dentro de su oferta. "Supuestamente, la virtualización ofrecía un ahorro, pero no en el software. Lo que me ahorro en servidores, lo acabo pagando en el nuevo sistema de virtualización, por eso traemos esta propuesta al mercado", asegura Paz.

VMware, que ha aprovechado muy bien este tiempo en solitario con un crecimiento interanual del 90% y una facturación de 703 millones de dólares en lo que lleva de ejercicio, no ha tardado en reaccionar ante la irrupción de este gigante con su clásica y poderosa estrategia de integrar servicios como parte inherente del sistema operativo.

Su primer paso fue firmar acuerdos con los principales fabricantes de servidores para que integren su software (Dell, Fujitsu, HP, IBM..etc), y ha lanzado un producto para la virtualización en servidores Linux y Windows de distribución gratuita, que va dirigido a los entornos que no son críticos y en las pequeñas y medianas empresas, justo donde Microsoft tiene mayor peso.

De hecho, Microsoft planea formar a su red de 8.000 distribuidores en esta nueva tecnología. "Esta es una tecnología de consolidación de servidores hasta ahora estaba reservada a las grandes compañías, pero nuestro objetivo es divulgarla para que llegue a empresas de menor tamaño", añade Paz.

Software gratuito

En el otro lado, encontramos al tercer gran rival, Citix que lleva años ofreciendo servicios de virtualización de aplicaciones, pero que se ha metido de lleno en el mercado de VMware con la compra de la solución de código abierto, Xen Source. Esto hace, que el software de virtualización sea hoy por hoy gratuito y el negocio vaya estar en el soporte y el mantenimiento.

De hecho, Citrix cree que está va a ser el mayor valor que aporte en este mercado. "El mayor problema para que haya una explosión de estas tecnologías es el garantizar un soporte. Tenemos que ponernos de acuerdo entre las distintas plataformas para ganarnos la confianza del usuario", comenta Fernando Rodríguez, quien resalta que VMware tiene un formato propietario, que no está favoreciendo la interoperatividad entre las distintas plataformas. "El día que haya unos estándares se producirá el auténtico boom de la virtualización", opina Rodríguez.

A pesar de las diferencias y críticas, los competidores en este mercado son optimistas ante el futuro pues ven un potencial de crecimiento enorme en el que hay sitio para todos. La consultora IDC calcula que sólo el 15% de los servidores están virtualizados, por lo que queda el 85%. Eso sin tener en cuenta las nuevas áreas de expansión como es el área del PC, las aplicaciones o las soluciones 'grid'.

Lo más visto en...

Top 50