Telefónica reconoce conversaciones para vender el iPhone en España

César Alierta asegura que, en cualquier caso, el teléfono de Apple no se comercializará hasta la primera mitad de 2008

El presidente de Telefónica, César Alierta, ha reconocido en Londres que la multinacional española está en conversaciones con la estadounidense Apple para vender el nuevo teléfono iPhone en España, algo que no ocurrirá en cualquier caso hasta la primera mitad de 2008.

En una reunión con corresponsales españoles en la capital británica, Alierta ha señalado que Telefónica está hablando sobre la distribución de ese dispositivo, "igual que lo están haciendo las demás compañías" españolas.

Más información
El iPod ha muerto, viva el iPod Touch
Los compradores del iPhone recibirán 100 dólares para compensar la rebaja del aparato
Apple vende un millón de iPhone en 74 días
Alierta, sobre los derechos del fútbol: "Los contratos están para cumplirlos"
Liberar el iPhone: el riesgo de ser el primero
Telefónica venderá en España el iPhone

El presidente de la multinacional española alaba las características del aparato y asegura que su distribución era una oportunidad de negocio para la empresa que se encargue de ella, ya que, según fuentes del mercado, Apple está asignando contratos exclusivos con una operadora en cada país.

El iPhone se vende de momento sólo en Estados Unidos, en exclusiva con la compañía AT&T desde finales de junio, y según fuentes del mercado, a partir del próximo 1 de noviembre, Telefónica hará lo mismo en el Reino Unido, por medio de su filial O2, mientras que Orange lo distribuiría en Francia, y T-Mobile, en Alemania.

Pese a lo que señalan estas fuentes, el anuncio oficial de qué compañía lo distribuirá en exclusiva en el Reino Unido se hará público en los próximos días.

"Exitoso, icónico y bonito"

El consejero delegado de Teléfonica O2 Europe, Peter Erskine, también presente en la reunión con la prensa, ha restado importancia al hecho de que piratas informáticos estadounidenses, israelíes y de otros países hayan conseguido liberar el aparato iPhone, lo que permitiría usarlo con operadoras rivales a la firmante del contrato en exclusiva.

"Al final son muy pocos los móviles que se liberan, así que seguimos pensando que el iPhone es una gran oportunidad de negocio", porque es "exitoso, icónico, bonito y todo el mundo lo quiere", asegura Erskine, quien ha insistido en la necesidad de buscar la lealtad del cliente con buenos productos.

En cuanto a la posibilidad de que Apple exija en el contrato de venta exclusivo un porcentaje de los ingresos derivados del uso del nuevo teléfono, el directivo de O2 cree que no era nada nuevo (Blackberry ya lo hace), ni supone ningún problema.

De acuerdo con fuentes citadas por la prensa británica, Apple se ha asegurado el 10% de los ingresos del uso del móvil, al imponer sus condiciones en los tres primeros contratos de distribución en el Reino Unido, Francia y Alemania.

Conseguir el contrato con Apple es de "gran importancia", aseguran los analistas, puesto que las empresas están perdiendo clientes en los mercados maduros por medio de los contratos de portabilidad, que permiten cambiar de compañía sin perder el número de teléfono, y por la aparición de nuevas compañías y ofertas muy agresivas.

Esta situación supone que, por ejemplo, la filial británica de Telefónica tenga que atraer cada año unos cuatro millones de nuevos clientes para mantener su número de usuarios.

Según los expertos, un contrato en exclusiva para vender el iPhone ofrece la oportunidad de tener un "fuerte crecimiento" y una "increíble base de clientes leales".

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS