Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La blogosfera francesa respetó el embargo de los resultados de las elecciones

La ley electoral exigía que no se publicase ningún resultado antes de las 20:00 horas, una medida que algunos bloggers habían insinuado que no respetarían

Toda Francia estaba pendiente de Internet el domingo por la tarde, pero finalmente, ningún blog, ni tan si quiera las páginas webs nutridas de noticias de particulares, desafiaron la ley electoral que prohibía adelantar cualquier resultado antes de las 20:00 horas, momento en el que se mostraron los primeros resultados oficiales de la primera ronda de las presidenciales francesas.

"Nada en los foros, nada en los blogs, nada en los sitios extranjeros de Internet que parecía que debían revelar todo antes de la hora", dice la crónica de LeMonde. Durante la semana previa a los comicios una polémica había inundado los medios de comunicación ya que varios bloggers habían asegurado que no iban a respetar este límite horario para divulgar los primeros sondeos, rumores o encuestas.

El periodista Jean Marc Morandini había insinuado que pensaba difundir algunos datos a partir de las seis de la tarde del domingo, y junto a él se unieron otras voces como la del cronista político, Guy Birenbaum. Pero ninguno de ellos osó a violar la ley. Las autoridades francesas advirtieron que iban a seguir muy de cerca todos los medios en Internet, incluido los blogs o los sitios personales de particulares, a los que recordaron que podían ser multados hasta con 75.000 euros.

Las blogs de Morandini y Birembaun se bloquearon por el excesivo número de internautas que trató de conectarse a sus sitios web durante las primeras horas de la tarde del domingo, pero los cronistas ya se habían retractado respecto a sus primeras intenciones, y fueron respetuosos con la ley.

Otros bloggers se reunieron durante toda la jornada electoral en el Pavillon Baltard, una brasserie donde se organizó la Republica de los Blogs, una mesa que concentró a los principales comentaristas políticos de la blogosfera gala, desde donde intercambiaron impresiones con sus lectores. Todos ellos habían dicho anteriormente que iban a respetar el embargo y así lo hicieron.

Incluso en Agoravox, un conocido sitio de periodismo ciudadano, fue especialmente celoso con todo lo que se publicó y no se filtró ni un sólo dato de las primeras encuestas a pie de urna.

En el otro lado, las webs de los principales periódicos suizos y belgas se colapsaron ante la demanda de información procedente de los internautas franceses por lo que no pudieron saciar la sed de datos de sus vecinos.

A partir de las 20.00 se dispararon el número de accesos a Internet y el envío de mensajes cortos se dobló respecto a cualquier domingo, según datos de Orange, Boygues Télécom y SFR, quienes lo compararon al tráfico de nochevieja o de un partido de la selección francesa de futbol.