Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Centros comerciales y sucursales bancarias abren sus puertas durante la noche para vender la nueva Playstation 3

El Corte Inglés, Fnac, Banesto y las tiendas de videojuegos reciben a los primeros compradores deseosos de hacerse con una PS3.

El Corte Inglés, la Fnac, Banesto y la gran mayoría de las tiendas de videojuegos abrían sus puertas la pasada medianoche para atender a aquellos que quieran ser los primeros en hacerse con una Playstation 3.

La llegada de la nueva videoconsola de Sony se ha celebrado como una verdadera fiesta. Pese a su elevado precio (599 euros), los fanáticos de la Playstation han saltado a la calle para ser los primeros en hacerse con una PS3. El fenómeno de las colas frente a los grandes almacenes se ha convertido prácticamente en una ceremonia que se repite en todo el mundo cada vez que hay un importante lanzamiento en el sector de los videojuegos.

El fenómeno ha llegado a tal nivel que la presidenta de Banesto, Ana Patricia Botín es la que ha entregado las primeras PlayStation 3 en la sucursal del banco de la calle Alcalá, donde se han sorteado tres videoconsolas entre quienes se han acercado a la oficina de 22.30 a 00.00 horas del jueves.

El banco, que ha abierto 164 oficinas, ha hecho una gran apuesta por la PS3 como elemento promocional para captar nuevas cuentas entre los jóvenes, a quienes les financia la videoconsola de Sony a mitad de precio por domiciliar su nómina y dos recibos en Banesto.

Pero Sony no tiene las cosas tan fáciles como en otras ocasiones. Sus competidores, en especial Microsoft con su xBox 360 ya le ha sacado la delantera al introducir los juegos en alta definición hace ya un año, y Nintendo está teniendo un gran éxito con la Wii al desmarcarse de los juegos gráficos y apostar por una consola para todos los públicos que permite jugar con movimientos naturales sin necesidad de aprender a manejar unos sofisticados mandos.

Sony prevé vender 80.000 Playstation 3 en los tres días posteriores a su lanzamiento y unas 110.000 en un mes, pero los expertos no creen que lo vaya a tener fácil, especialmente si se tiene en cuenta lo sucedido en otros mercados como Estados Unidos donde los consumidores se hicieron con 335.000 consolas Wii, frente a las 127.000 Playstation 3 de Sony en el primer mes de su lanzamiento, el pasado noviembre, mientras que la Xbox 360 de Microsoft, que comenzó a venderse un año antes, despachó 228.000 unidades, por lo que se sitúa justo entre la de Nintendo y la de Sony.

El precio es una de las principales barreras de la PS3, pese a que Sony intentan extender el mensaje de que es la forma más económica de contar con un reproductor de alta definición en el hogar, puesto que la consola es mucho más que un sistema de videojuegos ya que tiene todo tipo de funciones multimedia para fotos, vídeos, películas Blue-ray o acceso a Internet.

Más cara en Europa que en EE UU

Precisamente, el elevado precio ha hecho saltar las críticas de la asociación de consumidores Facua que acusa a Sony de estar discriminando a sus clientes europeos pues que la videoconsola resulta un 33% más cara que en Estados Unidos.

Su precio medio en España es de 599 euros frente los 450,51 euros (599 dólares) fijados en EEUU, pese a que en la fabricación con el sistema PAL (sistema de codificación para la transmisión de señales de televisión analógica) es más barato.

Facua también critica que la compañía no ofrece la posibilidad en Europa de comprar una versión menos cara con 20 gigabytes de disco duro en lugar de los 60 gigabytes, que sí oferta en EEUU por 375,15 euros (499 dólares).

Entre los inconvenientes de la PS3 también están sus problemas de compatibilidad con los juegos antiguos como ya ha sucedido en Estados Unidos, Japón y Canadá.

Primeras ventas nocturnas en Preciados

Un horario poco habitual, la medianoche, para comercios abiertos y para un público mayoritariamente joven -aunque muchos acompañados por sus padres-, que estuvo justificado en el inicio de las ventas de la videoconsola de Sony PlayStation 3, que hizo de la madrileña calle Preciados su imperio. A pesar de su elevado precio -600 euros-, los más jóvenes -y los no tanto también- hicieron cola hipnotizados ante el hechizo de la tecnología aplicada al ocio y ante las fiestas y regalos anunciados por la marca para los asistentes.

El premio lo obtuvieron los primeros de las largas colas que se formaron en las entradas de la calle Preciados a El Corte Inglés y la Fnac, quienes iniciaron su espera -según comentaron responsables de ventas de ambos comercios- sobre las 6.30 horas de la mañana de ayer. En cada uno de los comercios se han vendido más de un centenar de videoconsolas en las casi dos horas que han permanecidos abiertos desde el pistoletazo inicial, a las 00.00.

Más información