Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La PS3 no se agotó la noche de su lanzamiento

Las colas formadas ante los grandes almacenes no han acabado con los suministros de la videoconsola, que hoy se puede comprar sin dificultad cualquier tienda.

"Hubo más gente y ambiente en el lanzamiento de la PSP (la consola portátil de Sony", asegura un joven jugón que se acercó anoche a la calle Preciados de Madrid para vivir de cerca uno de los eventos más esperados del año en el mundo del videojuego, que sin embargo, dejó un sabor a decepción a los más aficionados a estas performances promocionales a los que nos tiene acostumbrado Sony.

"A las doce y media ya no quedaba casi nadie en las colas", asegura este usuario de la Playstation 2, que sin embargo, no tiene intención de dar el salto a la nueva generación de Sony, al menos de momento.

Los 599 euros que cuesta la PS3 han frenado el impulso comprador de muchos, que prefieren esperar a ver cómo va cayendo el precio de la PS3 como suele pasar tradicionalmente con todas las videoconsolas y con el hardware en general.

En el centro de Madrid, en la calle Preciados donde la Fnac y El Corte Inglés abrieron sus centros comerciales, se calcula que asistieron unas doscientas personas, y en ninguno de los casos, los clientes agotaron las existencias de la PS3, que hoy se puede encontrar con facilidad en cualquier tienda.

Sony organizó un cocktail servido por Sergi Arola en el edificio de electrónica de El Corte Inglés. Este evento estuvo muy animado pues la prensa y empleados de Sony intercambiaron impresiones, pero en ciertos momentos había más gente disfrutando de esta pequeña fiesta que en las colas de la calle.

La sede de Banesto en la calle Alcalá fue la más intensa. A la una de la madrugaba la gente aún aguardaba su turno para sumarse a la promoción bancaria que ha sustituido la clásica vajilla por una PS3. El banco ofrecía la consola a mitad de precio y la financiaba sin intereses a los nuevos clientes que domiciliasen su nómina. La presidenta del banco, Ana Patricia Botín, asistió en persona para entregar las primeras PS3 a sus nuevos clientes.

Sony calcula que venderá 80.000 unidades en los tres primeros días y unas 110.000 en un mes, pero después del moderado éxito de la noche de ayer, quizás le sea más difícil de lo que esperaba agotar las PS3.

La multinacional ha declarado que está muy contenta con las primeras ventas de la PS3, aunque aún no han dado ninguna cifra oficial. De todos modos, Sony viene curada de espantos por sus experiencias en EE UU y Japón donde las ventas de la Playstation 3 han sido inferiores a las de Xbox de Microsot, que ya lleva un año en el mercado, y Wii de Nintendo.