Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Valencia tira su ‘BOE’ (el de papel) a la basura

Es la primera comunidad autónoma que elimina la versión física del diario oficial, ya que desde enero sólo estará disponible su edición digital. El ahorro se cifra en 3 millones al año

Un Boletín Oficial no es la lectura preferida de nadie, pero es imprescindible para el funcionamiento cotidiano de las administraciones. El signo de los tiempos, sin embargo, ha hecho que la mayor parte de las consultas a estos tediosos diarios se realicen desde Internet, con lo que la versión de toda la vida, la de papel, es cada vez menos útil. El siguiente paso, tirar el papel a la basura, sólo se ha atrevido a darlo de momento la Comunidad Valenciana. Y ahorrará tres millones de euros al año.

El Diari Oficial de la Generalitat Valenciana(DOGV), el equivalente autonómico del BOE en esa comunidad, dejará de editarse en papel a partir del 1 de enero de 2007, según informa hoy CincoDías.

Se trata de un hecho pionero en España en lo que se refiere a este tipo de publicaciones oficiales y tiene una explicación económica. Según datos de la Generalitat, en el segundo semestre de este año, el número de suscriptores en papel del DOGV, que costaba 148 euros anuales, apenas superaban el millar. Para colmo, el 80% de esas suscripciones eran de la propia Administración autonómica.

Los cálculos que ha hecho la propia Administración son que en una legislatura ahorrará hasta tres millones de euros y 960 toneladas de papel al no realizar la edición impresa, que tiene la particularidad de que al ser bilingüe ocupa el doble de páginas. Frente al papel, más de 5.000 personas consultan actualmente cada día la edición en Internet, disponible desde hace ya algunos años de forma gratuita a través de la página web de la Generalitat Valenciana.

Para garantizar la autenticidad de los documentos que contendrá el nuevo diario oficial, el boletín contará con la participación de la Autoridad para la Certificación de la Comunidad Valenciana. También permitirá que los documentos a publicar en el Diario se presenten a través de una plataforma segura de Internet.

Y ya que es digital, el nuevo DOCV aprovechará para saltar de sus versiones en HTML (web) y PDF, y contará con ediciones específicas para teléfono móvil o PDA. Aunque se elimine el papel, sí se mantiene de momento la edición bajo suscripción en formato CDRom, además de microfichas.