Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La televisión por internet llega al mando a distancia del salón

Un informe realizado por 'The Cocktail Analysis' repasa el uso que los españoles hacen de los contenidos audiovisuales 'online' y de la televisión para móviles

El consumo de vídeo a través de Internet ha recibido un impulso gracias al éxito de servicios como YouTube y a la generalización de la banda ancha, pero aún existen obstáculos para su implantación definitiva. La televisión se disfruta normalmente en familia y en el salón, una estancia en la que aún pocos hogares disponen de un dispositivo de acceso a la Red. Quizá por eso un estudio de The Cocktail sobre el vídeo en Internet apunta a la creación de contenidos orientados al consumo individual como posible vía de evolución.

“El consumo de vídeos online es un hábito ya consolidado”, señala el informe Televidente 2.0, realizado por The Cocktail Analysis. El estudio, que traza un retrato del consumo de televisión convencional, a través de Internet y del móvil, se basa en una encuesta online a la que han respondido más de 1.200 españoles que se declaran internautas frecuentes.

El desarrollo del consumo de contenidos audiovisuales a través de la Red cuenta en todo caso con varios obstáculos que aún no se han superado, entre los que The Cocktail Analysis destaca la necesidad de cambiar de dispositivo y de estancia, además de lograr una situación de mayor confort que la que proporciona el ordenador.

El PC sigue siendo el aparato de acceso más común, pero la llegada al salón de videoconsolas y media center con conexión a Internet contribuirá a aumentar las audiencias del vídeo online. La penetración en el mercado de estos dispositivos, es según explica Victor Gil, director de investigación de The Cocktail Analysis, el salón no se ha producido al ritmo que se esperaba cuando aparecieron por primera vez hace unos dos años, y actualmente sólo alcanzan al 9% de los ciudadanos.

Estas iniciativas contribuyen a “acercar Internet al televisor principal, porque facilitan que la Red sea un canal más del mando a distancia”, según Gil. “A medida que se produzca la integración de dispositivos que tengan acceso a Internet será más posible el consumo social alrededor del televisor del salón”, afirma, “por lo que a corto plazo es más recomendable apostar por contenidos orientados hacia el consumo individual”.

Contenidos idóneos para la red

La creación de canales temáticos sería así una de las vías de evolución más seguras en los próximos meses. El informe Televidente 2.0 señala que “los géneros para los que en principio existe una mayor predisposición a consumir a través de Internet son distintos de los que (?) son más consumidos a través de la televisión convencional”. Deportes, películas, tele-realidad y documentales serían según las encuestas realizadas los contenidos más demandados en la Red.

La creación de contenidos interesantes para la audiencia podría ser, en definitiva, uno de los factores clave para la llegada de un consumo verdaderamente masivo del vídeo online. “Según se consolide la oferta, más gente intentará integrarla en su consumo habitual. Igual que ahora nos suscribimos por ejemplo a la televisión por satélite para ver el fútbol o los últimos estrenos, acudiremos a la red para encontrar los vídeos que nos interesan”, explica Víctor Gil.

La interactividad también es un factor muy presente en la televisión online, tanto desde el punto de vista de la interacción entre la audiencia de un programa -personas que mantienen una charla online sobre el contenido del que disfrutan, por ejemplo- como desde el punto de vista de la producción. Esto es, el consumidor de televisión a través de Internet es a veces productor de vídeo: un 14% de los internautas encuestado han compartido alguna vez sus creaciones a través de YouTube o Google, siendo los varones y los más jóvenes (en la franja entre 16 y 24 años el porcentaje sube hasta el 47%) los que presentan mayor disposición a publicar sus vídeos en la Red.

Nivel de satisfacción bajo para la televisión móvil

El estudio realizado por The Cocktail Analysis ha preguntado a los usuarios frecuentes de Internet sobre el uso de la tercera generación de teléfonos móviles y los servicios de televisión para estos dispositivos.

Uno de cada cuatro encuestados dice tener un terminal 3G, y de ellos un 30% ha visto alguna vez la televisión a través de su móvil. El resultado de esta experiencia no ha sido siempre totalmente satisfactorio, pues un cuarto de estos clientes suspende el servicio, otorgándole una puntuación inferior a cinco sobre diez. Sólo un 10 por ciento de los encuestados dice haber quedado satisfecho por el servicio, de lo que cabe deducir que esta tecnología tiene aún cierto camino que recorrer.