Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Día internacional del voluntariado

La tecnología como herramienta para borrar diferencias sociales

La brecha digital ha hecho surgir diferentes iniciativas para acercar el mundo conectado y el desconectado

Internet se ha colado en el mundo de las ONG para ayudar en causas muy variadas, pero la tecnología también se ha impuesto como una nueva barrera que viene a marcar aún más las diferencias entre los países ricos y pobres, entre sexos y entre generaciones.

La lucha contra las diferencias tecnológicas es uno de los principales temas que se están tratando en el día internacional del voluntariado, 5 de diciembre, fecha con la que se quiere conmemorar la labor de millones de personas que colaboran en proyectos y organizaciones con el único ánimo de tratar de mejorar la humanidad.

La famosa brecha digital, la que divide a quienes tienen o no acceso a las tecnologías de la información, sigue avanzando. Sólo un 16,6% de la población mundial tiene acceso a Internet, según datos de noviembre de Internet World Stats. En América del Norte, el 69,7% de la población está conectada, en Australia es el 54,1% de la población, y en Europa es el 38,6%, mientras que al otro lado está Africa donde sólo un 3,6% de habitantes usan la Red, Oriente Medio con un 10% y Asia con una penetración del 10,3%.

En España también se notan esas diferencias. Los últimos datos de EGM dicen que el 37,2% de la población utiliza Internet, unos 13,9 millones de internautas. La mayoría son hombres, un 57%, lo marca una pequeña diferencia entre sexos que se ha difuminado bastante en los últimos año, pero existe un gran salto generacional. Sólo el 6,3% de los internautas en España es mayor de 55 años. Los de 45 y 54 años tampoco son característicos, ya que sólo representan un 12,5% de los internautas. Las edades más activas en Internet están entre los 25 y 35 años, que representan al 30% de los usuarios.

Iniciativas que buscan voluntarios

Cibervoluntarios es una organización sin ánimo de lucro, que lucha precisamente para borrar las diferencias entre la población informatizada y la analógica. Esta fundación ha organizado una serie seminarios y eventos por toda España para concienciar de la importancia de la tecnología como un elemento de inclusión social. Actualmente, siguen buscando voluntarios que quieran compartir su conocimiento “como una forma de romper barreras”, dice en su página web.

La Fundación Bip Bip, presidida por Luis Cifuentes, uno de los fundadores de Teknoland, es una de la ONG más activas en el uso de la tecnología para la integración social. Esta organización trata de acercar y formar a drogodependientes, inmigrantes, personas sin hogar, menores y otros grupos en las tecnologías. La Fundación Bip Bip, que suele pedir la colaboración de empresas para donar equipos, ha instalado 1.465 aulas por las que han pasado más de 500.000 personas en los últimos tres años.

El voluntariado tecnológico ha llegado incluso a Naciones Unidas donde se ha creado una división especial llamada voluntarios en línea, con los que se coordinan esfuerzos de personas en distintas partes del mundo en distintos proyectos, que está teniendo grandes resultados. Para colaborar sólo hay que registrarse y tener un ordenador.