Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
ENTREVISTA | Jordi Sevilla, ministro de Administraciones Públicas

"La Ley de Administración electrónica no debe pronunciarse sobre el uso de 'software' libre"

El primer miembro del Gobierno con blog señala que los problemas de compatibilidad son una cuestión técnica y de "estructura de poder"

Desde esta semana y hasta el 10 de octubre los ciudadanos pueden opinar en la Red sobre la nueva norma que regulará su relación con la administración electrónica. Una norma que no contempla la presencia del 'software' libre en la administración, que según el ministro Jordi Sevilla "tiene sus pros y sus contras" y no debe fijarse por ley.

La Ley de Administración Electrónica establece el derecho de los ciudadanos a realizar por medios electrónicos las mismas gestiones que pueden llevar a cabo de forma presencial en cualquier ventanilla de un organismo oficial. El departamento que dirige Jordi Sevilla ha decidido someter la norma, que creará también un Registro Electrónico y un defensor del usuario, a consulta pública.

El ministro explicaba ayer a ELPAIS.es que una ley que intenta hacer valer en Internet los derechos que los ciudadanos tienen en su relación con la Administración debía ser sometida al escrutinio público a través de esta vía. Desde que la consulta se abrió el pasado miércoles, la web del ministerio ha recibido "unas 70 opiniones procedentes de ciudadanos, empresas y organizaciones" que desean participar en esta temprana fase del proceso legislativo.

El texto presente en la página www.060.es, una declaración de principios para la nueva ley, consagra como eje central de esta la relación con las Administraciones Públicas por medios electrónicos como un derecho de los ciudadanos, y como una obligación para la Administración. Se trata de una previsión legal que según la norma deberá aplicarse tanto en la administración central como en la local o en la autonómica.

La norma no entra a regular, por ejemplo, el uso de software libre en el seno de la administración pública, pese a que en 2005 aprobó una propuesta de recomendaciones a la Administración General del Estado sobre de este tipo programas fuentes abiertas, en los que el código es público y se puede modificar y distribuir libremente-. Este asunto, afirma Jordi Sevilla, "no es algo sobre lo que debamos posicionarnos en una ley, no es un tema sobre lo que esta norma se deba pronunciar".

Los socialistas se han pronunciado ya en varias ocasiones a favor del uso de formatos abiertos en los servicios electrónicos de la administración, que garanticen que todos los ciudadanos puede acceder a las webs públicas sin necesidad de adquirir el software de una compañía concreta, pero rechaza imponer su uso en una norma que podría "vulnerar la libre competencia", según dijo la diputada Lourdes Muñoz en el Congreso el año pasado.

"Poner a todas las administraciones a trabajar juntas"

Jordi Sevilla explica que con este proyecto su departamento pone las herramientas necesarias a "trabajar para que los ciudadanos tengan que trabajar menos al relacionarse con la administración", retirando por ejemplo los obstáculos que hacen que algunos programas no sean compatibles con los servicios electrónicos de la administración. Con la misma filosofía, el Ministerio puso en marcha en enero una iniciativa para que todos los organismos públicos puedan comunicarse entre ellos por vía electrónica fácilmente y sin incompatibilidades, el Sistema de Aplicaciones y Redes para las Administraciones (SARA).

"El hecho de que en cada administración, en cada organismo, pueda haber un sistema informático incompatible con el resto, que haya que desarrollar conversores para que los datos puedan enviarse de una administración a otra, denota que hay un problema técnico, pero también de estructura de poder", señala Sevilla. Esta circunstancia, que dificulta la circulación de datos entre administraciones, es según el ministro la consecuencia de que "hasta hace poco tiempo la apuesta por Internet no fuera una prioridad política. Antes cada uno tiraba por su parte, pero nosotros queremos ponerlos a todos a trabajar juntos".

200 procedimientos para 2007

La Ley de Administración Electrónica contempla también la regulación de "la eficacia jurídica de las firmas electrónicas, reforzando la estandarización y la interoperabilidad". La puesta en marcha del DNI electrónico, un sistema de identificación con el que se podrá operar en Internet, será según Jordi Sevilla una herramienta clave para garantizar que todo el mundo puede identificarse ante la administración en Internet, "permitiendo un contacto directo 24 horas al día y siete días a la semana, y sin la necesidad de que el ciudadano haga cola ante la ventanilla".

El propósito del Gobierno es garantizar que el año que viene se de un gran impulso a la distribución del nuevo documento electrónico -que el ministro ya posee- que permita a un gran volumen de ciudadanos acceder a más de 200 trámites por Internet. Este proceso "no debe olvidar a los ciudadanos que aún no utilizan la Red, por lo que en los organismos en los que pueden realizarse diferentes gestiones se situarán también -kioscos electrónicos- que permitirán a los servicios telemáticos con el eDNI.

"Sólo excluyo los insultos"

El ministro de Administraciones Públicas, que ayer mantuvo una charla con los lectores de ELPAIS.es, es desde hace unos días el primer miembro del Gobierno que publica su propio blog. La experiencia hasta ahora, es satisfactoria, pero le obliga a dedicar a esta página "una hora al día, que espero se convierta en un par de horas a la semana según pase el tiempo y la novedad".

La página "ha recibido unas 17.000 visitas en una semana y muchos comentarios". Jordi Sevilla afirma que es él mismo quien gestiona, escribe el blog y modera los comentarios, borrando sólo los insultos, escasos hasta el momento según afirma. De los primeros días con la web al ministro le queda la sensación de que "entre los ciudadanos y el colectivo bloguero hay una gran sed de poder hablar y conectar con sus responsables políticos".