Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Entrevista:JOSÉ CALERO, JEFE DE TECNOLOGÍA DE DS2

"Sin investigación y desarrollo DS2 no existe"

La compañía valenciana, líder en la fabricación de chips para la transmisión de datos por red eléctrica, ocupa al 70% de su personal en I+D

OPERA, un organismo respaldado por la Comisión Europea en el que particpan 37 empresas y universidades, aprobó ayer una especificación global para las tecnologías que permiten transmitir datos a través de la red eléctrica. Para ello se ha aceptado como base el desarrollo de la empresa valenciana DS2, nacida en 1998 y que dedica el 70% de su plantilla a la I+D. José Calero, jefe de tecnología de DS2 explica que "sin I+D no existe la empresa", cuya organización está plenamente orientada a la innovación tecnológica.

Diseño de Sistemas en Silicio (DS2) es una empresa fundada en 1998 y con sede en Valencia que se dedica a investigar y crear microelectrónica para comunicaciones de banda ancha. Líder del sector en cuanto a velocidad de transmisión, pues ninguna otra empresa ofrecía hasta enero chips que como los de DS2 permiten velocidades de hasta 200 megabytes por segundo. Ahora su competencia ha alcanzado esta cota, pero DS2 ya tiene la vista puesta en conexiones con picos de hasta 600 megas que permitiría transmitir hasta tres canales de vídeo de alta definición (HDTV, en sus siglas en inglés).

En 2005 DS2 registró "cuatro o cinco patentes, alguna de ellas a nivel global, y en total hay a su nombre una veintena". Esto es posible por la importancia que la empresa de a la investigación. "Sin I+D no hay DS2", sentencia Calero, bajo cuya responsabilidad se encuentra el trabajo de innovación de la compañía desde mediados de 2005, por lo que debe dirigir el trabajo de "unas 80 personas de las 120 que empleamos".

Calero sostiene que "en España hay muy buenos ingenieros, pero los investigadores huyen a otros países porque las condiciones para que puedan realizar su trabajo no son las ideales". En la microelectrónica, afirma, "la investigación no tiene el impacto que debería tener. A parte de nuestro grupo, en este campo investigan los centros oficiales, como el Centro Nacional de Microelectrónica, pero no hay impacto a nivel de negocio, fundamentalmente porque no hay industria, España es un país de servicios. Además este es un sector en el que retorno de la inversión no es inmediato".

Entre los investigadores de DS2 existe un pequeño grupo que caza tendencias y apunta por donde deben dirigirse las nuevas investigaciones y productos. Calero explica que en este campo es necesario "tener un grupo de avanzadilla, que explora lo que se va a necesitar a largo plazo, suele ser el que te proporciona más patentes, el que empuja a la empresa, su punta de lanza en cuanto a investigación. En DS2 son seis personas que se dedican a examinar hacia dónde vamos".

PLC frente a WiFi

En todo caso, determinar qué tecnología tendrá éxito no es fácil y a menudo las previsiones resultan equivocadas. "A mis ingenieros del grupo de I+D les digo en todo caso que la bola de cristal no la tiene nadie, la bola de cristal no existe", sostiene el directivo de DS2.

En la actualidad la tecnología de conexión de datos que más esta creciendo es el Wifi, que permite transmitir datos sin cables con la comodidad que ello supone. El PLC "está como estaba el Wifi hace cinco años", afirma Calero, que defiende la tecnología que su compañía desarrolla "porque da por ejemplo más velocidad, pues nosotros estamos alcanzando 200 megabits por segundo frente a los 50 o 100 que ofrece Wifi. Estamos trabajando en la siguiente generación de PLC para poder asegurar varios canales de HDTV en casa, unos tres, frente a uno que podría distribuir wifi, que tiene problemas de calidad en la transmisión de vídeo (…). Además el PLC tiene un sistema de seguridad de acuerdo a estándares, hemos estado cifrando y algo muy importante en una red de una casa donde la instalación eléctrica se comparte entre los vecinos".

La ayuda del sector público

DS2 mantiene "programas de colaboración con la Universidad de Cantabria (con la que desarrollamos un microprocesador) y la Universidad de Valencia , pero en la actualidad no hay ningún desarrollo concreto con ninguna". La colaboración y financiación del sector público (Generalitat Valenciana, CDTI, Ministerio de Industria y Comisión Europea) ha sido fundamental en la evolución de DS2, que lanzó su primer producto al mercado en 2001. Calero explica que la ayuda de las instituciones ha permitido contratar a personal cualificado, facilitado la adquisición de equipamiento, establecer una política eficaz de patentes y la asistencia a eventos internacionales. El último de ellos, la importante feria tecnológica de Las Vegas, el CES, en el que DS2 presentó sus chips ya incorporados en productos de 15 marcas internacionales.

"En el CES nuestra competencia anunció que había llegado a una velocidad de transmisión de datos de 200 megas, un hito que nosotros alcanzamos hace dos años. Ahora estamos empezando a investigar cómo meter los tres canales de vídeo de alta definición (HDTV), a través de PLC, el área de investigación que vamos a llevar. El objetivo es asegurar un mínimo que nos obligará a llegar a un pico de velocidad de 600 megas", anuncia el jefe de tecnología de la compañía.

Una tecnología que no acaba de calar

Pese a sus ventajes evidentes (la infraestructura ya está desplegada y alcanza a prácticamente el 100% de la población, así que no se necesitan nuevos cables para que funcione) y al apoyo de las autoridades europeas, el acceso a Internet por el enchufe de la luz no vive su mejor momento en España. En noviembre de 2003, después de 15 meses de pruebas gratuitas, Endesa comenzó a cobrar y confió a Auna la comercialización del servicio, que probaron más de 2.000 familias zaragozanas.

Ahora Endesa ha decidido suspender esas pruebas, según informaba recientemente Ciberpais, pero en Iberdrola aseguran que continúan su apuesta por la comercialización de PLC. "Mas de dos años después de lanzar este producto, la compañía ha firmado contratos en Madrid y Valencia con 3.000 clientes". A DS2, en todo caso, no parecen faltarle los pedidos: en 2005 tenía previsto por ejemplo la entrega de 200.000 unidades de sus chips a Telefónica, que los utiliza en el servicio de televisión a través de ADSL Imagenio para distribuir la señal de datos desde la toma de teléfono al televisor por línea eléctrica.