Las esquelas cambian de imagen en la Red

La web necropoli.com abarata los precios para competir con los medios tradicionales

El negocio fúnebre busca su hueco en Internet. Las esquelas tradicionales y formales de los periódicos se convierten en la Red en vídeos que relatan con música, humor e imágenes la vida del fallecido. En España, la página necropoli.com publica todos los días listas de fallecidos y confía en que los familiares y amigos comiencen a mandar pésames a través del correo electrónico. Para ser competitivo con los medios tradicionales -periódicos- , Internet abarata los precios: una esquela cuesta en necropoli.com entre 70 y 90 euros.

"Estamos apunto de cerrar un acuerdo con una empresa funeraria importante en España para que la gente conozca más nuestro servicio", explica Aurelio Fernández, fundador de necropoli.com. "Lo que queremos es que las empresas funerarias que hacen de intermediarios entre los familiares y los periódicos cuando alguien muere y se quiere poner una esquela señalen que también es posible que el aviso esté en la Red".

Para Fernández, Internet garantiza que la gente se entere de una manera más rápida de las noticias funestas sobre todo en las grandes ciudades. "En Madrid o Barcelona ocurre al revés que en los pequeños pueblos: se muere mucha gente pero se ponen pocos esquelas y al final uno se entera por el teléfono. En los pueblos se muere una persona y se ponen 20 esquelas", explica el fundador de la única web especializada en fallecimientos de España.

Fernández espera que en las principales ciudades, dónde se navega más, la gente se acostumbre a ver colgadas esquelas y a utilizar los correos electrónicos para mandar pésames y encargar flores. "Ofrecemos un servicio que es el pésame por Internet. El familiar o amigo lo manda, la funeraria lo recibe, lo lee para evitar cualquier problema, y después se lo entrega a los familiares en el formato tradicional de siempre", afirma Fernández.

El responsable de la página que funciona en todo el país desde 2004 y en dónde trabajan alrededor de 14 personas que recogen los datos de los fallecidos y actualizan la página todos los días del año, también señala que se puede "crear una web para que el fallecido esté en Internet siempre".

Aunque de momento la página publica entre diez y 20 esquelas diarias, el fundador de una página que define como "un diario necrológico con información muy ordenada", espera que los acuerdos con las funerarias y los precios competitivos, "un esquela cuesta entre 70 y 90 euros y un pésame entre 3 y 6 euros", impulsen el negocio.

El negocio fúnebre en Internet está poco desarrollado en España al contrario que en Estados Unidos dónde la web www.spokesmanreview.com/library/valley/obits/cover.asp ha revolucionado el mundo de las esquelas tradicionales. Esta página permite colgar vídeos con los mejores momentos de los fallecidos que son recordados en Internet como estrellas.

Lo más visto en...

Top 50