Descifrado el código que permite identificar la impresora que produce cada documento

Esta organización denuncia que algunos dispositivos añaden a la página unos puntos que permiten identificar el dispositivo desde el que se produjo

Nueva York / Madrid - 18 oct 2005 - 13:45 UTC

Electronic Frontiers Foundation (EFF) afirma haber demostrado que para conservar el anonimato no basta con no firmar los documentos que salen de su impresora. Xerox, como otros fabricantes del sector, hace que sus dispositivos añadan a cada página una marca que identifica a la impresora que la produjo. Lo hace con un código secreto que ahora ha sido revelado por la organización de defensa de los derechos civiles, que denuncia que el sistema puede usarse para identificar a disidentes políticos.

Más información

Seth Schoen, experto tecnológico de EFF, ha explicado que lo primero que se descubrió en las páginas producidas por impresoras en color fue la presencia de una serie de puntos amarillos, organizados en una matriz de 15 filas por 8 columnas. A primera vista son indetectables, sólo son visibles si se usa una lupa. Por ahora, aunque se sabe que están presentes en hojas impresas por aparatos de diferentes marcas, sólo se ha logrado descifrar el código que utilizan las impresoras de la gama DocuColor de Xerox, más común en oficinas en centros de reprografía que en el entorno doméstico.

EFF pidió a los internautas de todo el mundo que le enviasen páginas impresas con estos aparatos, y logró así reunir el volumen necesario de documentos para poder realizar un estudio del significado que tienen los puntos. En primer lugar descubrió que algunos de ellos representan el número de serie de la impresora, y otros a la fecha y hora en que se produjeron. Lee Tien, abogado de la organización, afirma que el descubrimiento de estas tecnologías, sobre cuya existencia no se informa a los ciudadanos, pone de manifiesto "cómo el Ejecutivo y la industria privada pueden suscribir oscuros acuerdos para debilitar nuestra privacidad, comprometiendo equipos que se usan cada día, como las impresoras".

Bill McKee, portavoz de Xerox, afirma que la compañía no aportará información sobre esta tecnología y aclara que no comparten "de forma rutinaria ninguna información sobre sus clientes", aunque debe responder a las peticiones de las autoridades. Desde el servicio secreto, que ayuda a desarrollar estos sistemas, un portavoz llamado Eric Zahren afirma que todas estas herramientas están diseñadas para "hacer más difícil utilizar estos equipos para la actividad ilegal de reproducir moneda estadounidense".

Schoen defiende en todo caso que la tecnología puede violar la intimidad de los clientes de Xerox. Dice que estos sistemas permitirían identificar al autor de cualquier documento anónimo mediante la comparación del código de puntos de éste con el de otro documento en el que el autor si reconozca su autoría. Para ello no se necesitaría la colaboración de Seros, pues bastaría con cruzar la información sobre el número de serie del dispositivo.

El Gobierno de Estados Unidos trabaja con empresas y otros Estados en el establecimiento de sistemas que permitan reducir la falsificación de moneda. El código que insertan las impresoras no parece ser el único desarrollo realizado en este sentido. La empresa Adobe Systems, por ejemplo, ha reconocido haber incluido software desarrollado por el Ejecutivo estadounidense a Photoshop, lo que afecta al modo en que se manejan las imágenes de billetes en este programa.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50