Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Indemnización récord para el inventor de los diodos luminosos

La Justicia japonesa condena a la compañía Nichia a compensar a un ex empleado por la transferencia de la patente

El Tribunal Superior de Tokio ha ordenado a la firma Nichia pagar a su ex empleado Shuji Nakamura 843 millones de yenes (más de 6 millones de euros) por la transferencia de la patente de diodos luminosos (LED, por sus siglas en inglés), obtenida en 1999. Según la agencia de noticias Kyodo, el ex empleado de la firma de alta tecnología que había recibido menos de 200 dólares como compensación por un invento considerado revolucionario.

Nakamura, que reside en Estados Unidos, no ha quedado satisfecho con esa cantidad, ya que una sentencia inicial había condenado a Nichia a pagar unos 188 millones de dólares por el invento. El inventor aceptará, en todo caso, la indemnización por recomendación de su abogado, mientras que la empresa ha calificado el acuerdo de hoy como un progreso, al reconocer el Tribunal que el invento fue un trabajo de equipo y no un logro individual.

El diodo descubierto por Nakamura emite luz azul cuando es atravesado por electricidad y, según los expertos, revolucionó la manufactura de pantallas informáticas, pues hace posible la emisión de todo el espectro cromático al ser combinado con componentes similares que emiten luz roja y verde.

Esta tecnología se empezó a aplicar en 1993 y, debido a que la empresa le pagó 20.000 yenes (143 euros) por el invento, Nakamura interpuso una demanda en agosto de 2001 argumentando que la dirección de la compañía no intervino ni ayudó en la investigación. La empresa por su parte alegó que el descubrimiento fue el esfuerzo acumulado de una investigación a la que aportó su inversión en equipos.

Una sentencia emitida en enero de 2003 por el Tribunal regional de Tokyo, argumentaba que Nichia ganó por los derechos de autor de la patente unos 1.119 millones de dólares, de los cuales la mitad corresponderían a Nakamura, actualmente profesor de la Universidad de California en Santa Bárbara.

Debido al volumen de la compensación inicial, muchas empresas japonesas empezaron a revisar la normativa de remuneración por inventos y en junio pasado la ley de patentes fue revisada. Según Kyodo, la rebaja de la compensación dictada ahora por el Tribunal Superior de Tokio fue recomendada ante los efectos que tendría el pago de la demanda inicial en la situación económica de la empresa.