Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Entra en vigor una norma que podría facilitar el robo de dominios

ICANN contempla el cambio de titular de una dirección de Internet cuando el propietario actual no responda a las solicitudes

Netstat ha denunciado que una nueva regla de ICANN (Internet Corporation for Assigned Names and Numbers, la organización internacional que fija las normas para la gestión de direcciones de Internet) puede provocar que un usuario pierda su propio dominio. Algunas empresas dedicadas al registro de direcciones animan a sus clientes a bloquear la posibilidad de transmitirlas, ante la posibilidad de que el dominio cambie de manos si el propietario no responde negativamente antes de cinco días a cualquier solicitud de transmisión. Otros registradores afirman que la polémica sobre el cambio de normativa es artificial, pues una empresa registradora sigue sin poder hacerse con el dominio de otra sin su permiso.

ICANN, que dicta la normativa general aplicable en todo el mundo para la concesión, gestión y transmisión de los dominios de Internet, aprobó el pasado 12 de julio una nueva norma que entró en vigor la semana pasada. Ésta se refiere, entre otras cosas a las disputas que puedan surgir sobre la titularidad de las direcciones, estableciendo reglas sobre su transmisión forzosa que están causando cierto revuelo en la red.

La norma especifica la transmisión de los dominios que denuncia Netcraft se puede producir cuando alguien entiende que tiene un derecho legítimo a ser titular de una dirección de Internet que ya ha sido registrada. En estos casos, esta persona o entidad ha de dirigir una solicitud de transmisión al 'operador de registro, el organismo que en cada país gestiona el registro de direcciones y la autorización a diversas organizaciones para concederlas, como hace Nic.es en España.

Estos organismos deben acudir entonces a la empresa registradora en la que se encuentra alojado el dominio y al propietario de la dirección. Para localizar a éste último se utilizará la dirección de correo electrónico que se encuentra en la base de datos 'whois'. El titular tendrá "siete días de calendario" para responder al requerimiento. Si no lo hace, el 'operador de registro será quien decida en un plazo de 14 días.

Más posibilidades para los ciberokupas

Con estos datos en la mano, muchas compañías de registro de dominios insisten pues que para proteger la titularidad de los dominios, se bloquee manualmente modificando los ajustes en la cuenta. En caso de no poder hacer los ajustes de esta forma, el usuario siempre se puede poner en contacto con la empresa que gestiona el dominio y preguntar cómo ejecutar el bloqueo. Compañías como BulkRegister.com y DomainsNow4U han explicado que sus firmas automáticamente fijan los nombres de los dominios como una medida adicional de seguridad, pero no todas los registradores disponen de estas medidas de fijación de seguridad.

Netcraft, grupo que vigila el funcionamiento de Internet, alertaba hace unos días sobre los peligros de la nueva normativa de ICANN, que según afirma podría conducir a que determinados dominios sean transferidos y secuestrados a sus propietarios. En la misma línea, IDG recomienda hoy a los particulares y empresas que sean propietarios de un dominio que se pongan en contacto con la empresa donde está registrado para que lo bloquee. En caso de no hacerlo, afirma este grupo en la web de su publicación PC World, cabe la posibilidad de perder los derechos sobre él.

Cinco días pasan volando

Tom Cunningham, CEO de BulkRegister.com explica en PC World que, en la actualidad, "si yo pregunto por un dominio y nadie responde, se supone que el dominio está en movimiento". Así, si en un periodo de cinco días no se obtiene respuesta, el nombre del dominio cambia automáticamente. Incluso si tu registro no fue notificado, es más probable que tu correo, tu agenda o tu filtro antispam consuma tus cinco días que tienes para evitar quedarte sin dominio.

Mike Tumolillo, periodista freelance y propietario de dos dominios, asegura que "muchos usuarios no hacen caso de correos electrónicos que desconocen su procedencia para evitar ser infectado por virus; y por esta misma regla, cómo saber si el correo es para notificarte que estás perdiendo tu propio dominio".