Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Más de 120 países acceden ya a las bases de datos sensibles de Interpol

Contienen información sobre criminales, ADN, huellas dactilares, fotos, automóviles y pasaportes robados

Los sistemas de Interpol permiten que en torno a 120 de sus países miembros compartan información sensible sobre criminales en vídeo y audio digital. La base de datos tradicional, con información sobre todo textual, ha dejado paso a otras que permiten vídeo, audio, fotografías y huellas dactilares digitales, que puedan ser enviadas de unos países miembros a otros. También es posible "subir" a la red datos sobre nuevas armas y formas de uso de las mismas.

Las principales bases de datos de Interpol contienen información sobre criminales, informes de DNA (código genético), con huellas dactilares y fotos, información sobre automóviles y pasaportes robados. Esta información se comparten gracias a un sistema de intercambio conocido como I-24/7, nombre que deriva de la posibilidad de intercambiar información policial las 24 horas del día los siete días de la semana.

Lleva en marcha desde hace un año, y representa "un gran cambio cultural" para la organización que reúne a las fuerzas de seguridad de decenas de países de todo el mundo, según ha explicado el jefe del Servicio de Delincuencia Organizada de la Organización Internacional de la Policía Criminal (Interpol), Steve Schemerbeck, en el marco de la LXXIII Asamblea General de Interpol, que hasta el viernes se celebra en Cancún, balneario del Caribe mexicano.

Prtecciones contra "actitudes corruptas"

El jefe del Servicio de Apoyo Científico y Bases de Datos Técnicos de Interpol, Alain Barbier, señala por su parte que una serie de controles permiten detectar "actitudes corruptas" entre los usuarios, señaló en la misma rueda de prensa. Estas salvaguardas son necesarias, pues I-24/7 se puede llevar hasta cada uno de los agentes de la policía de un país si así lo decide la Oficina Central Nacional (NCB, por sus siglas en inglés) como se ha hecho en Alemania y Brasil, que proporcionan el acceso a las redes hasta sus niveles jerárquicos más bajos.

Además de los países hay otras organizaciones dedicadas a la seguridad pública que también tienen acceso a parte de los datos, entre ellas la Policía de Nueva York, indicó el experto

Para el año que viene está previsto que este sistema de bases de datos compartidas se extienda a los países del Caribe y a los de Africa, donde para una introducción rápida y por la falta de infraestructuras se utilizarán como partida tecnologías inalámbricas

de comunicación.