Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los navegadores alternativos se benefician de los problemas de seguridad de Microsoft

El último 'agujero' de Internet Explorer lleva a los expertos a recomendar el uso de otros programas

Los graves fallos del navegador de Microsoft, como el que dio pie a un ataque desde un servidor ruso la semana pasada, han provocado que cada vez más expertos se inclinen por programas alternativos, como Opera. El último episodio de los problemas de seguridad del gigante del software, llevó a muchos expertos a recomendar directamente productos alternativos menos vulnerables y recordar a los internautas que, también en este campo, no es bueno colocar todos los huevos en la misma cesta.

El misterioso ataque, del que todavía se desconocen buena parte de los detalles técnicos, se dirigía contra miles de populares páginas web que podrían infectar, a su vez, a sus usuarios, a los que podrían remitir inadvertidamente a un sistema informático en

Rusia.

Posteriormente, este servidor ruso estaba programado para descargar peligrosos programas informáticos en los ordenadores "secuestrados", presumiblemente para convertirlos en máquinas de lanzar correo electrónico basura o "spam" o robar información personal, como contraseñas o números de tarjetas de crédito. Un elevado número de páginas web podrían continuar infectadas todavía hoy, según la firma de seguridad Websense, aunque su peligrosidad es baja, ya que el servidor ruso desde el que se lanzó el ataque quedó desactivado el viernes pasado.

Los piratas informáticos que idearon el ataque se valieron de un problema en la seguridad del Explorer que, a fecha de hoy, la compañía fundada por Bill Gates todavía no ha solucionado. El propio Microsoft recomendó a sus usuarios que colocasen los dispositivos de seguridad de su navegador en "máxima seguridad", lo que ahorra problemas pero también dificulta la navegación por la red.

Mientras tanto, cada vez más técnicos cuestionan la necesidad de emplear el Explorer cuando existen alternativas más seguras. El Equipo de Emergencia Informática de EEUU (US-Cert, por sus siglas en inglés), el organismo encargado de la defensa contra las amenazas informáticas, pertenece a este grupo.

Esta institución lanzó una alerta en la que advertía de que existe "un gran número de fallos en las tecnologías asociadas al Internet Explorer (...). Es posible reducir la exposición a estas vulnerabilidades utilizando un explorador diferente". Este organismo recordó que el Explorer tiene fallos en algunas tecnologías consideradas clave, como Active X.

Otros expertos indicaron que esta podría ser una buena oportunidad para comenzar a utilizar otros navegadores alternativos como Mozilla u Opera. "Nuestro código base es pequeño, comparado con el de otros navegadores", dijo a News.com Hakon Wium, director de tecnología de Opera. "Como buscamos soluciones a los problemas cada vez que aparecen, tenemos un navegador muy seguro", agregó.

Frente a la sencillez de estos sistemas, Microsoft ha integrado el Explorer en su sistema operativo Windows, lo que lo convierte en mucho más complejo y vulnerable. Su omnipresencia en el mercado -más del 95 por ciento de los usuarios utilizan el producto de Microsoft, según la web de análisis WebSideStory- lo convierte en blanco de la mayoría de los ataques informáticos. Mozilla, por ejemplo, tiene solamente un 3,5 por ciento de usuarios, y Opera un 0,5 por ciento.

Al margen de estos pequeños exploradores, a los internautas que emplean sistemas operativos diferentes al de Microsoft, como el de Apple Computers o Linux, tampoco les afectó el ataque. "Espero que Microsoft lance su 'parche' pronto", dijo Johannes Ullrich, del Internet Storm Center, una página que observa las amenazas cibernéticas. "Hasta que no lo hagan, tienes dos alternativas: desactivar parte del Internet Explorer o instalar otro explorador", señaló Ullrich.