SISTEMA OPERATIVO

Microsoft presenta Windows XP, su mayor reto desde el lanzamiento de Windows 95

Bill Gates trata de captar a sus clientes: "Es el sistema más importante hasta la fecha"

El sistema operativo Windows XP de Microsoft ha visto hoy la luz. Seis años después de que la empresa de Bill Gates pusiera a la venta Windows 95, la nueva plataforma ha llegado al mercado con mucha más discreción. Entonces, fueron miles los usuarios que hicieron colas frente a las puertas de las tiendas para adquirir el nuevo producto.

No en vano, Windows 95 se convirtió en el sistema operativo del 90% de los ordenadores de mundo y la empresa que lo había creado vio incrementados sus beneficios un 50% durante su primer año de vida.

Más información

Consciente de lo que supuso Windows 95, el presidente y fundador de Microsoft, Bill Gates, trata de captar a sus clientes, y asegura que Windows XP es el "sistema más importante que hasta la fecha" ha creado su firma.

Sin embargo, el mercado mira el movimiento con escepticismo, porque las condiciones internas y externas del programa han variado.

Windows 95 supuso una evolución revolucionaria del anterior sistema operativo de Microsoft, con una configuración completamente nueva y decenas de nuevas posibilidades que le convertían en una compra obligada. Windows XP moderniza las aplicaciones de los anteriores sistemas operativos, con una integración de los servicios de Internet. Además, introduce novedades de seguridad y programación que le hacen más imprescindible, con lo que Microsoft continúa una política que ha llegado a ser condenada por sus prácticas monopolísticas.

Otra diferencia estriba en que la salida al mercado de Windows 95 se produjo en un momento de bonanza económica, con un gran optimismo entre los consumidores, ávidos de comprar, mientras que Windows XP lo hace en pleno decaimiento económico, con el pesimismo instalada entre empresarios, inversores y público.

La versión para el consumo doméstico de Windows XP tendrá un precio de 200 dólares (unas 37.000 pesetas, 222 euros) mientras que la profesional será de 300 (unas 57.000 pesetas, 342 euros) y la actualización de 100 (unas 18.000 pesetas, 108 euros)

Para muchos usuarios la inversión tendrá que ser mucho mayor, ya que Windows XP sólo se podrá instalar en ordenadores construidos desde 1999.

Rebaja de expectativas

Conscientes de todos esos peros a la compra de Windows XP, los responsables de Microsoft han rebajado las expectativas inmediatas de ventas y conceden que a corto plazo no será como Windows 95, aunque no se muestran nerviosos por ello.

"No estamos preocupados en absoluto por el éxito de Windows XP", aseguró recientemente John Connors, el director financiero de Microsoft, para quien Windows XP será "un éxito absoluto a largo plazo, y la cuestión no es ésa, sino cuando la demanda de ordenadores aumentará."

A principios de año, muchos inversores creían que Windows XP contribuiría a impulsar una recuperación de las ventas de ordenadores personales. Sin embargo, esto no ha ocurrido.

Para el conjunto del año, las firmas de análisis del mercado preveían, antes del pasado 11 de septiembre, una caída del 1,9 por ciento en las ventas de ordenadores en todo el mundo, cifra que muchos estiman modesta tras los ataques terroristas perpetrados ese día en Nueva York y Washington.

Pero es en la apuesta a largo plazo en la que se basan todas las expectativas de Microsoft, que con Windows XP parece asegurarse un mercado en el futuro.

REUTERS

Presentación en España

Microsoft ha presentado Windows XP en 50 países, con más 62 eventos y en 15 idiomas. En España, el lanzamiento del nuevo sistema operativo ha tenido lugar en Madrid, en el Pabellón Raimundo Saporta, y ha corrido a cargo del presidente de Microsoft Ibérica, Francisco Román, que subió al escenario acompañado por Antonio Caloto, su homólogo en la sucursal española de Intel, primer fabricante mundial de microprocesadores para PC.

Román presentó el nuevo sistema operativo afirmando que en su desarrollo han participado más de 6.000 programadores de los 20.000 que actualmente forman la plantilla de Microsoft y que ha supuesto una inversión en marketing de más de 250 millones de dólares (unos 46.600 millones de pesetas, más de 280 millones de euros).

Preguntado por las previsiones de ventas de la compañía, el presidente de Microsoft Ibérica se negó a dar cifras, pero aseguró que "entre un 60% y un 70%" de los PC que salgan al mercado a partir de ahora llevarán instalado el nuevo sistema operativo. Según datos de la compañía, existen actualmente más de 500 millones de PC en todo el mundo, de los que el 1,2% (unos 6 millones) corresponde a España. En junio 2002, según Francisco Román, la compañía sólo venderá Windows XP en los ordenadores personales.

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50