_
_
_
_

Harvey Weinstein es declarado culpable de violación en su juicio de Los Ángeles

El productor, sobre el que recae una pena de 23 años de prisión, enfrentaba la acusación de cuatro nuevas víctimas en un tribunal californiano

Harvey Weinstein, en un momento de su juicio celebrado en Los Ángeles.
Luis Pablo Beauregard

Harvey Weinstein ha sido declarado culpable en la tierra que algún día reinó. Después de más de nueve días de deliberaciones, el jurado de un tribunal de Los Ángeles ha sumado a la historia negra del exproductor, convertido en uno de los principales símbolos del movimiento Me Too. Weinstein ha sido declarado culpable de violación y otros dos cargos de acoso sexual. No hubo acuerdo necesario para llegar a un veredicto de culpabilidad en los cargos de otras dos mujeres, entre estas Jennifer Siebel Newsom, la esposa del gobernador de California. Weinstein fue absuelto de otro cargo. Quien fue un célebre y poderoso actor en la industria cinematográfica conocerá su sentencia a inicios de 2023. Todo indica que pasará el resto de su vida en prisión.

Weinstein, con 70 años y varios problemas de salud, llegó a la costa oeste en el verano de 2020 para enfrentar dos acusaciones por violación y otros cinco por abuso sexual formuladas por cuatro cineastas. Estas testificaron sobre el estrado sobre los hechos, ocurridos entre 2005 y 2013. A lo largo de cuatro semanas de proceso, un jurado formado por ocho hombres y cuatro mujeres escuchó los testimonios de 49 testigos, todas mujeres excepto cinco. Las víctimas explicaron el modus operandi del depredador sexual. Sobre su espalda pesaba ya una pena de 23 años de prisión, obtenida en Nueva York. El sistema legal de Estados Unidos requiere que cumpla su sentencia primero en el este. Cuando esta se agote será trasladado de vuelta a California para purgar su condena.

El juez ha declarado nulos tres procesos. A pesar de deliberar en nueve días a lo largo de dos semanas, el jurado no pudo llegar a un acuerdo sobre las pruebas ofrecidas en los casos de tres mujeres. Esto a pesar de que los fiscales habían afirmado en el cierre del juicio que ofrecían “irrefutables y abrumadoras evidencia sobre la naturaleza de este hombre”. La defensa de Weinstein negó varios de los hechos descritos y otros los calificó de encuentros sexuales consensuados.

La acusación intentó probar la repetida táctica con la que Weinstein tendía una trampa a sus víctimas. La primera víctima que compartió su historia fue una modelo rusa, que se encontraba en Los Ángeles en febrero de 2013 para participar en un festival de cine italiano. La víctima denunció en octubre de 2017, cuando The New York Times comenzó a ventilar el comportamiento del productor. La modelo aseguró que este arribó a su habitación sin haber sido invitado. Allí la violó. “Me sentí muy culpable conmigo misma. Principalmente por haber abierto esa puerta”, contó al tribunal.

Este lunes, el jurado dio la razón a la modelo y ha determinado que Weinstein es culpable del cargo de violación, otro por forzar sexo oral y otro más por acoso. El acusado, quien se mueve con ayuda de una andadera, no despegó la mirada de la mesa los primeros minutos en que se leían el veredicto que lo declaró culpable. Su nueva sentencia puede alcanzar los 24 años de prisión.

Lauren Young, una modelo que aspiraba a convertirse en actriz, fue la única mujer que testificó en los procesos contra Weinstein en Nueva York y Los Ángeles. En su testimonio, aseguró que el productor la encerró en un baño de un hotel en Beverly Hills, donde la manoseó y se masturbó frente a ella. Sus dichos no convencieron a todos en el jurado, menos a dos personas, por lo que se declaró nulo el proceso.

Lo mismo ha pasado con el caso de Jennifer Siebel Newsom, la esposa del gobernador de California, Gavin Newsom, estrella del partido demócrata. Su testimonio fue uno de los más esperados durante el juicio. Y también uno de los más dramáticos. La documentalista describió cómo conoció al productor de cine en una fiesta del festival de cine de Toronto, en 2005. Weinstein mostró mucho interés en una actriz de 31 años, quien todavía no conocía a Newsom, entonces el alcalde de San Francisco.

Weinstein la buscó a su regreso a Los Ángeles. Pasó a su casa a regalarle un libro del legendario productor de MGM, Louis B Mayer. La citó al día siguiente en el hotel Península, en Beverly Hills. “Una no dice no a Harvey Weinstein (...) porque puede hacer o destruir tu carrera”, dijo en el juicio Siebel, quien hoy tiene 47 años. La actriz pensó entonces que la cita iba a ser en el bar, pero una asistente del cineasta la llevó a una suite donde estaba el productor, quien mostró poco interés en los proyectos que ella le proponía

Siebel contó que Weinstein se paró del sillón y se fue a otra habitación. Minutos después, la llamó para pedirle ayuda. Ella lo encontró en el baño. Se estaba masturbando, testificó. La jaló e intentó que le tomara el pene. “Solo recuerdo que físicamente intentaba retroceder, le dije varias veces ‘no, por favor’”, aseguró la víctima. Tras 45 minutos de forcejeo, la forzó a una habitación donde la penetró y le hizo sexo oral, de acuerdo a su testimonio. Siebel admitió bajo juramento que cruzó algunos correos amistosos con Weinstein después del violento episodio, que volvió a narrar pausando varias veces para llorar y respirar profundamente al recontar la historia.

Aunque el jurado no consideró probado el hecho y se dividió en un 8-4, Siebel celebró el resultado del proceso judicial. “Harvey Weinstein no volverá a violar a una mujer. Pasará el resto de sus días detrás de los barrotes, donde pertenece”, afirmó en un comunicado la primera dama de California.

Sobre la firma

Luis Pablo Beauregard
Es uno de los corresponsales de EL PAÍS en EE UU, donde cubre migración, cambio climático, cultura y política. Antes se desempeñó como redactor jefe del diario en la redacción de Ciudad de México, de donde es originario. Estudió Comunicación en la Universidad Iberoamericana y el Máster de Periodismo de EL PAÍS. Vive en Los Ángeles, California.

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_