Dos asesinatos machistas destapados tras el presunto suicidio de los agresores

A los crímenes de Palencia y Alicante se suma el de una mujer cuyo cadáver se encontró el pasado viernes tras seis meses desaparecida

Un agente de la Policia Nacional en Valladolid, en una foto de archivo.
Un agente de la Policia Nacional en Valladolid, en una foto de archivo.NACHO GALLEGO (EFE)
Valladolid / Alicante -

En 24 horas, dos hombres han asesinado a sus parejas en la casa que compartían, han salido de allí y se han suicidado. Ocurrió este pasado domingo en Benidorm y la mañana de este lunes en Palencia. Hasta ahora, esas son las hipótesis principales de las investigaciones. En ambas, los fallecidos se convirtieron en presuntos agresores cuando los agentes encontraron los cadáveres de las mujeres al ir a notificar al domicilio sus fallecimientos. A estos dos supuestos asesinatos por violencia machista se suma el de una tercera mujer, en Málaga, con la confesión del que era su pareja y cuyo cadáver encontró la policía el pasado viernes después de seis meses desaparecida.

En Palencia, el último conocido, la Policía llegó a un domicilio de la Avenida de los Reyes Católicos porque allí vivía el hombre de 36 años cuyo cuerpo habían encontrado a primera hora de este lunes junto a las vías del tren, a las que se había tirado, en una zona cercana al centro de la ciudad. La puerta de esa casa la abrió una niña de siete años, y al entrar, los agentes encontraron a otro niño, de unos dos, y a la madre de ambos, de 32, en otra habitación, asesinada con signos de estrangulamiento. Ahora, los menores —la mayor, hija de la víctima, y el menor, de la víctima y del presunto agresor—, han quedado a cargo de la abuela materna.

Como en la mayoría de los asesinatos por violencia machista, en este caso no existían denuncias previas —tres de cada cuatro asesinadas no lo habían hecho, por miedo al agresor, a las consecuencias sobre sus hijos e hijas o a no ser creídas—, aunque sí se había abierto una investigación en 2019. Según confirma la subdelegación del Gobierno en Castilla y León, la policía investigó aquel año un posible caso de violencia machista; cuando ella no denunció, el caso quedó sobreseído.

Algo que sucedió de forma parecida en el caso de Málaga. La víctima, una mujer de unos 39 años cuyo cadáver la policía encontró el pasado viernes enterrado en el polígono San Luis de Málaga después de seis meses desaparecida, había denunciado a su agresor, de unos 40 años, hace una década. Posteriormente, retiró la denuncia, como también ocurre en muchas ocasiones, por los mismos motivos por los que las mujeres no se atreven a denunciar en primer lugar y por el propio funcionamiento del círculo de la violencia machista. El agresor, que ha confesado tras su detención, pasará a disposición judicial en las próximas horas.

Y en Benidorm, el hombre que presuntamente asesinó a su pareja y luego se suicidó tenía 73 años y sobre él no constaba ninguna denuncia previa. Murió la noche de este domingo al invadir el carril contrario justo cuando cruzaba un camión grúa. Chocó contra él en la carretera N-332, a la altura de la Vila Joiosa (Alicante). Una vez identificado como vecino de esa ciudad, los agentes de la Policía Local fueron a su domicilio para notificar el fallecimiento y encontraron a la mujer, de 68 años, tendida en el suelo, en el salón, con dos heridas de arma blanca en el pecho. Ambos, naturales del País Vasco, llevaban más de cinco años viviendo en la localidad alicantina. La Delegación del Gobierno contra la Violencia de Género ha confirmado este asesinato como un crimen machista.

Edades distintas, situaciones distintas y contextos distintos que dentro del ámbito de la violencia machista sigue patrones comunes. El suicidio de los agresores, como en estos dos casos, se ha intentado o consumado en la mitad de los 30 crímenes confirmados que hasta ahora se registran en 2022: nueve lo consiguieron, cinco lo intentaron. Alrededor de cuatro de cada diez agresores machistas intentan o logran suicidarse tras asesinar a sus parejas o exparejas, según los datos de la Delegación del Gobierno contra la Violencia de Género de la última década.

La Delegación del Gobierno contra la violencia de género ha confirmado a través de su cuenta de Twitter que se están recabando más datos de los asesinatos. De confirmarse los de Palencia y Málaga, serían ya 33 las mujeres víctimas de violencia machista en España este 2022 y 1.163 desde 2003, cuando empezaron a registrarse estos crímenes; y ascenderían a 22 el número de huérfanos menores de edad.

El teléfono 016 atiende a las víctimas de violencia de género y a sus familias o entorno las 24 horas del día, todos los días del año. El número no queda registrado en la factura telefónica, pero se ha de borrar la llamada del dispositivo. También se puede contactar a través del correo electrónico 016-online@igualdad.gob.es y por WhatsApp en el número 600 000 016.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS