El conde acusado de violar a menores en Murcia queda en libertad bajo fianza de 40.000 euros

La Fiscalía se había opuesto a la salida de prisión de Ignacio de Jacob. El magistrado prohíbe al aristócrata entrar en la región de Murcia y salir de España

Agentes de policía en una imagen de archivo.
Agentes de policía en una imagen de archivo.Europa Press

Ignacio de Jacob y Gómez, conde de Pozos Dulces, detenido el 22 de julio por violación y abuso de menores, ha salido este viernes de prisión tras depositar 40.000 euros. El Juzgado de Instrucción número 7 de Murcia dictó el jueves un auto en el que le permitía salir bajo fianza contra el criterio de la Fiscalía. El magistrado le prohíbe entrar en la Región de Murcia, donde supuestamente cometió los delitos, y abandonar España. También le obliga a comparecer cada dos semanas en los Juzgados de Madrid, donde reside.

La investigación trata de determinar si, como apuntan los indicios que obran en la causa, el conde “acudía con cierta regularidad” a mantener relaciones sexuales con menores de edad, según la resolución judicial, a la que ha tenido acceso EL PAÍS. A cambio, Jacob les entregaba presuntamente dinero y regalos. Fuentes cercanas al caso apuntan que está acusado de abusar de cinco menores de 16 años. Según ha publicado el diario La Opinión de Murcia, el aristócrata violó presuntamente poco antes de ser detenido a un adolescente de 14 años que se había negado a tener sexo con él. Jacob fue detenido el 22 de julio cuando salía con el chico de un hotel de Murcia.

La investigación ha sido desarrollada por la Policía Nacional y el caso continúa bajo secreto del sumario.

La Fiscalía se había opuesto a la puesta en libertad de Jacob, responsable de la agencia de comunicación y relaciones públicas Jacob Fitgerald, y conocido en el mundo de la prensa del corazón. El fiscal señaló en su escrito que el aristócrata había mostrado escasa voluntad de cooperar en la investigación, al haber rehusado responder a sus preguntas tras ser llevado ante el juez de guardia después de ser detenido.

Para justificar su rechazo a la libertad bajo fianza, el escrito de la Fiscalía reprodujo lo que había sostenido otro magistrado, el titular del Juzgado de Instrucción número 3 de Murcia, cuando decretó su ingreso en prisión provisional sin fianza: “Se persigue evitar el riesgo de reiteración delictiva (riesgo objetivo a la vista de los datos de los que se dispone), así como evitar el riesgo de que el detenido pueda intentar obstaculizar la instrucción judicial (aún en su primera fase, intentando condicionar o mediatizar posibles fuentes de prueba), así como riesgo de fuga (también objetivo y que una fianza no se considera que eliminaría, a la vista de la gravedad de la pena asociada a los delitos por los que está siendo investigado y a su disponibilidad económica que cabe inferir de los datos reveladores y significantes de capacidad económica que obra en las actuaciones)”.

Periodo de vacaciones

El titular del Juzgado de Instrucción número 7 considera, en cambio, que la petición de libertad bajo fianza solicitada por el abogado del conde, Raúl Pardo-Geijo, es “proporcionada” dado que quedan diligencias de investigación por practicar (analizar el teléfono móvil de Jacob y tomar testimonio a varias de las supuestas víctimas), y al hecho de que estas pruebas pueden “demorarse” al encontrarnos en “periodo vacacional”. Contra la decisión del juez cabe recurso.

Sobre la firma

Ignacio Zafra

Es redactor de la sección de Sociedad del diario EL PAÍS y está especializado en temas de política educativa. Ha desarrollado su carrera en EL PAÍS. Es licenciado en Derecho por la Universidad de Valencia y Máster de periodismo por la Universidad Autónoma de Madrid y EL PAÍS.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS