El desbordamiento en el volcán de La Palma hace crecer el caudal de lava y reactiva tres frentes

Canarias calcula los daños en 906 millones de euros. El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha anunciado que el Ejecutivo dotará 2,5 millones parar proyectos de científicos en torno a la erupción volcánica

Erupción del volcán junto a la localidad de los Llanos de Aridane durante el amanecer, en primer plano, una finca de plataneras, el 19 de noviembre de 2021.Vídeo: ALBERT GARCIA / AGENCIAS
Guillermo Vega
Santa Cruz de La Palma -

El volcán de La Palma cumple dos meses de vida con nuevas amenazas. Este viernes se ha producido un nuevo desbordamiento de lava, según ha informado el vulcanólogo del Instituto Geográfico Nacional (IGN), Rubén López. Itahiza Domínguez, sismólogo del organismo, lo ha explicado así: “Se observa como empieza a funcionar una fuente de lava que acaba emitiendo coladas sobre el punto emisor inferior para acabar vertiendo hacia el oeste como ha hecho otras veces”.

Ese desbordamiento se suma al producido a última hora de la tarde del jueves, que ha aumentado el caudal de lava, muy fluida, lo que ha conducido a que se reactiven 3 de los 11 frentes con los que cuenta la erupción. Uno de ellos discurre al sur de la colada, otro de ellos alimenta los deltas lávicos que se crearon el 28 de septiembre. El tercero, que discurre aproximadamente por el centro, es el más intenso y el que más preocupa al Plan de Emergencias Volcánicas de Canarias. Tanto su director suplente, Rubén Fernández, como la vulcanóloga del IGN Carmen López han señalado que esta lengua está ocupando nuevos espacios a costa de viviendas y explotaciones agrícolas. A medida que ha ido transcurriendo el día se ha ralentizado, sin embargo, la marcha de este tercer frente y avanza a unos 20 metros por hora.

Este avance de las coladas ha llevado a la lava a ocupar ya 1.048 hectáreas de terreno, siete más que el día anterior. El vicepresidente del Gobierno canario, Román Rodríguez, ha adelantado este viernes en el Parlamento que esos 10,8 kilómetros cuadrados ocupados por el magma se traducen en unos daños de 906,8 millones de euros, según el cálculo de las instituciones canarias —ayuntamientos, Cabildo y Gobierno—.

La reconstrucción de la isla ha estado este viernes en la agenda política. El presidente del Ejecutivo regional, Ángel Víctor Torres, ha anunciado que el próximo martes se publicará en el Boletín Oficial de Canarias la convocatoria de ayudas de 10 millones de euros para empresas y damnificados. Torres, junto con la ministra para la Transición Ecológica, Teresa Ribera, y el presidente del Cabildo palmero, Mariano Hernández, abogaron en Santa Cruz de La Palma por que la reconstrucción de esta Reserva Mundial de la Biosfera convierta a la isla en “un referente de sostenibilidad”.

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha comparecido a las 20.30 en Santa Cruz de La Palma, junto a Hernández Zapata y al consejero de Administraciones Públicas y Seguridad, Julio Pérez. Durante su alocución, Sánchez ha subrayado que “han sido ocho semanas muy duras para los palmeros y palmeras”, ha puesto en valor la importancia de “tener un Sistema Nacional de Protección Civil fuerte y robusto” y ha anunciado que en diciembre, el Ejecutivo aprobará un decreto dotado de 2,5 millones de euros para proyectos de investigación científicos en torno a la erupción volcánica. Previamente, Sánchez se desplazó a bordo del barco de la Armada que traslada cada día a sus lugares de trabajo a los agricultores de las zonas afectadas por la erupción hasta las desaladoras instaladas en la isla para suplir la falta de agua de riego.

La erupción del volcán junto a la localidad de los Llanos de Aridane durante el amanecer del 19 de noviembre de 2021.
La erupción del volcán junto a la localidad de los Llanos de Aridane durante el amanecer del 19 de noviembre de 2021.Albert Garcia (EL PAÍS)

Bajan los terremotos

La sismicidad alcanzó el miércoles su pico más alto desde que entró en erupción el volcán, el 19 de septiembre. Desde entonces, los indicadores sísmicos han ido descendiendo, sobre todo a niveles intermedios. Eso sí, a la 1.08 de este viernes se produjo el terremoto de mayor magnitud en estos dos meses: 5,1 a una profundidad de 37 kilómetros, que ha sido sentido con una intensidad máxima de IV sobre XII.

La emisión de dióxido de azufre (SO₂), en cambio, ha retomado una tendencia descendente, con una horquilla entre las 17.000 y las 26.000 toneladas diarias. Este es uno de los parámetros, junto con el tremor (la huella sonora que provoca el ascenso del magma y los gases) y la sismicidad, que los científicos valoran para predecir la fortaleza del volcán.

La calidad del aire ha dado un respiro a los palmeros en las últimas horas. Han bajado tanto la dispersión de cenizas como la de dióxido de azufre, lo que ha llevado a que las mediciones sean buenas o razonablemente buenas en todas las estaciones de la isla. El viento, eso sí, está girando la nube de cenizas hacia el este, lo que puede entorpecer las operaciones del aeropuerto de La Palma.

Sobre la firma

Guillermo Vega

Corresponsal en Canarias y miembro del equipo de edición del diario. Trabajó en la Cadena Ser, Cinco Días y fue jefe de EL PAÍS Retina y de la sección de Tecnología. Licenciado en Ciencias de la Información, diplomado en Traducción e Interpretación y Máster de Periodismo de EL PAÍS.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS