“Me parece injusto no renovar después de año y medio jugándonos la vida”, afirma una enfermera valenciana

La Generalitat alega que prorroga solo el 65% de los contratos de refuerzo por el retroceso de la enfermedad y anuncia 6.500 nuevos para localidades turísticas y sustituciones por vacaciones

Sanitarios protestan a las puertas de La Fe, en Valencia, por la no renovación de contratos covid
Sanitarios protestan a las puertas de La Fe, en Valencia, por la no renovación de contratos covidMònica Torres

La decepción de muchos sanitarios valencianos que han estado al pie del cañón durante lo peor de la pandemia cuando se han enterado de que no renovarán sus contratos podía palparse este jueves a las puertas de hospitales y centros de salud como el Hospital La Fe. “Me parece muy injusto no renovar su contrato después de año y medio jugándonos la vida”, lamenta A.G.S, una enfermera que roza la treintena, contratada el año pasado para apoyar en las residencias de mayores cuando había brotes descontrolados y el material de protección llegaba con cuentagotas. “Tengo esperanzas de que me vuelvan a llamar de la bolsa para refuerzo de verano y si no es así, me iré a Aragón porque hace falta personal y la bolsa siempre está abierta, no como aquí que la abren una vez al año y da gracias”, añade.

Esta sanitaria, a la que hicieron un contrato inicial de dos meses, que luego ampliaron a seis meses en dos ocasiones, asegura que se enteró de que no renovaba el 31 de mayo por una compañera después de que “se filtraran los listados” de los que seguían y cesaban. De hecho, oficialmente, la Consejería de Sanidad no le ha comunicado todavía su futuro.

“No se le va a mandar a nadie un whatsapp, eso si podemos desmentirlo desde el departamento de La Fe”, ha dicho rotunda María Pilar Piqueras, presidenta de la junta de personal del departamento de La Fe en Valencia durante la protesta convocada este jueves a las puertas de este complejo y del Hospital Clínico de Valencia. El motivo no es otro que la decisión de la Generalitat de prorrogar el 65% de los algo más de 9.000 que se hicieron al principio de la pandemia para reforzar el sistema público.

Más información
La Comunidad de Madrid da la orden de no volver a contratar a ningún profesional que rechace ir al Isabel Zendal

Durante la concentración a las puertas de La Fe, cerca de un centenar de trabajadores han agitado una pancarta con la frase “En defensa de los servicios públicos”, a la vez que han exigido la renovación de contrataciones y coreado lemas como “nos somos de usar y tirar”. “Lo justo sería haber renovado el 100% de los contratos covid porque la pandemia no se ha acabado, está ahí”, ha enfatizado Piqueras. En este departamento, ha dicho, se contrataron más de 900 personas de refuerzo y unos 400 no continuarán a partir del 31 de mayo. Entre los afectados hay todo tipo de categorías y profesiones: facultativos, celadores, especialistas en riesgos y prevención laboral, enfermeros, auxiliares o administrativos.

“Sin este refuerzo, el numero de muertes habría sido mucho mayor, y el trato que han recibido de la Administración ha sido un agradecimiento en forma de cese de contrato”, destacan desde la Junta de Personal del Departamento Clínico-Malvarrosa. Afirman que aunque ha bajado la incidencia de casos de covid-19 y se ha visto reducida la presión hospitalaria, “todavía estamos lejos de volver a una situación de normalidad” porque se han incrementado las listas de espera, quirúrgica y diagnóstica y de consulta, desde el inicio de la pandemia.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Más optimista sobre su futuro pero igual de molesta que sus compañeros por la gestión de los ceses —en la lista que se filtró aparece como renovada— está M. L., enfermera de 25 años. Empezó a trabajar el 30 de marzo de 2020 vigilando la situación epidemiológica en las residencias de mayores y luego controlando la vacunación de los trabajadores de estos centros. “En nuestro servicio éramos ocho compañeras y parece que nos quedamos tres al final. A la gente se le ha dado poco tiempo para planificarse y buscar trabajo y no sabemos qué puntos tenemos para la bolsa de contratación...”, añade. El trabajo que ha desempeñado en la sanidad pública era su segunda experiencia laboral después de un tiempo en el sector privado. “Nos llamaron un domingo a la una y media de la tarde y a las tres había 300 enfermeras para entrar”, recuerda. La experiencia personal de estos meses ha sido “bastante buena”.

Refuerzo de verano

La polémica sobre la gestión de las renovaciones ha llegado hasta el hemiciclo de las Cortes Valencianas. Allí la consejera de Sanidad, Ana Barceló, ha retado a la oposición durante la sesión de control semanal al Gobierno autonómico a que enseñen el whatsapp con el que supuestamente su departamento comunicó a los profesionales de refuerzo que no renovaban su contrato y el presidente de la Generalitat, Ximo Puig, ha anunciado la contratación de 6.500 profesionales del sector sanitario para la campaña de verano, con un presupuesto de 140 millones.

Puig ha respondido así a las críticas por la salida de 3.000 personas de las 9.000 contratadas para reforzar los servicios sanitarios frente a la covid. Fuentes de Presidencia han asegurado que la decisión de prescindir del 35% de los contratos que se realizaron en los primeros meses de la pandemia se debe al “escenario de claro retroceso de la pandemia”. Estas apuntan a que, en los últimos tres meses, hay una caída del 79% de la incidencia, del 90% de las personas hospitalizadas y del 91% de los ingresados en UCI.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS