violencia machista

Las llamadas al 016, el teléfono de atención a las víctimas de violencia machista, suben un 42% tras la emisión del caso de Rocío Carrasco

El Ministerio de Igualdad recuerda que los medios de comunicación “son un altavoz para llegar a todas las mujeres”

Rocío Carrasco, en un instante de 'Rocío: contar la verdad para seguir viva'. En vídeo, el tráiler de la serie documental.MEDIASET

Las consultas al 016 —llamadas, correos electrónicos y wasaps al número de información para las víctimas de violencia machista— del lunes 22 al domingo 28 de marzo han aumentado “considerablemente”, según ha informado el Ministerio de Igualdad en una nota. Esa semana ha sido la posterior a la primera emisión del documental sobre la vida de Rocío Carrasco, que narró en horario de máxima audiencia en Telecinco que había sido víctima de violencia machista por parte de su exmarido, Antonio David Flores, sobre el que no pesa ninguna condena a este respecto. En concreto, las llamadas han crecido un 41,9%, de 1.458 a 2.069. Igualdad señala que “cuando los medios tratan esta cuestión, dando difusión a testimonios sobre violencia machista y, a su vez, informando de los recursos disponibles para las mujeres que la sufren, son un altavoz para llegar a todas las mujeres víctimas”.

Los wasaps al número 600 000 016 se han incrementado exponencialmente, un 1.464,5%, de 31 a 485. Igualdad explica en su comunicado que el impacto ha sido “muy elevado debido a la publicidad en los medios comunicación de los servicios del 016″, sin hacer referencia explícita al caso de Rocío Carrasco. “La aparición en diversos medios de comunicación de los servicios a disposición de las mujeres que sufren cualquier tipo de violencia machista ha tenido una fuerte repercusión”, según el ministerio. Desde Igualdad recuerdan “que los medios de comunicación, según la Ley de Violencia de Género vigente desde 2004, están obligados a informar sobre los recursos de atención disponibles para las mujeres que sufren violencia de género”. Desde el pasado febrero, el teléfono de atención a las víctimas se ha ampliado también a mujeres que hayan sufrido violencia sexual fuera de la pareja, con asistencia psicosocial y asesoramiento jurídico a través del número de WhatsApp.

Durante los dos últimos domingos, Telecinco ha emitido los primeros cuatro episodios del documental Rocío, contar la verdad para seguir viva. La protagonista, Rocío Carrasco, de 43 años, hija de la cantante Rocío Jurado y el boxeador Pedro Carrasco, grabó más de 60 horas de conversación que la cadena ha convertido en una serie de ocho episodios.

Los 3,7 millones de personas que el domingo 21 de marzo vieron los dos primeros capítulos —casi seis millones en el denominado minuto de oro— escucharon en horario de máxima audiencia hablar de una de las facetas más difíciles de demostrar de la violencia machista, la psicológica. El testimonio de Carrasco ha puesto sobre la mesa que a ellas se las juzga con más dureza y no siempre son creídas. O el daño que se les puede infligir a través de sus hijos. La violencia machista es un problema estructural, que en España lleva 1.083 víctimas mortales desde que empezó el recuento oficial de asesinadas en 2003.

“Estas llamadas significan que hay muchas mujeres en peligro”, valora Altamira Gonzalo, abogada especializada en violencia machista y vicepresidenta de la asociación de mujeres juristas Themis. “Es un reto para la sociedad detectar dónde están, algo que con la pandemia está siendo más difícil al no poder acudir a los centros de salud y ofrecerles todos los recursos disponibles para salir de una relación violenta”, según esta experta. “El papel de los medios es fundamental para que muchas mujeres sepan identificar qué les está pasando y decidan informarse”. Gonzalo señala su “preocupación” porque en los meses más duros de la crisis de la covid-19 “ha habido un aumento notable de llamadas al 016 y una disminución de las denuncias e incluso de los divorcios en un 14%”.

Entre marzo y junio del 2020, durante los meses en los que se decretó el confinamiento, el incremento de llamadas mensuales al número de atención a las víctimas de violencia machisa llegó al 67% entre febrero (con 5.194 llamadas) y abril (8.692).

Marisa Soleto, responsable de la Fundación Mujeres, afirma: “Uno de los principales problemas relacionados con la prevención y erradicación de la violencia que se ejerce contra las mujeres, en especial en las relaciones de pareja, es el bajo índice de denuncia que existe respecto de la violencia real que se ejerce”. Los datos oficiales arrojan que apenas un 25% de las asesinadas por sus parejas o exparejas habían denunciado. “Entre otras razones están, sin duda, el hecho de que una gran cantidad de mujeres refieren la falta de información tanto de la posibilidad de denunciar como la de identificar lo que les está pasando como un delito de violencia contra las mujeres”. Soleto subraya que ese es el motivo de que quienes ven los testimonios de otras mujeres en situaciones similares de violencia puedan “reconocerse, a veces por primera vez, a sí mismas como víctimas”. Y además, con formatos como el de la denuncia de Rocío Carrasco en Telecinco, se llega a un público que “accede con dificultad a otras vías de información”.

Archivado En:

Más información

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50