La crisis del coronavirus

España da largas a la oferta de EE UU para vacunar a los trabajadores de Rota

Sanidad no responde a la propuesta de inmunizar a 1.000 civiles españoles de la base

Un militar estadounidense recibe la vacuna contra la covid-19 en el Hospital Naval de EE UU en la base de Rota (Cádiz).
Un militar estadounidense recibe la vacuna contra la covid-19 en el Hospital Naval de EE UU en la base de Rota (Cádiz).

El Gobierno español lleva más de un mes sin dar respuesta a la oferta de Estados Unidos para vacunar de covid-19 a los 1.060 civiles españoles que trabajan para sus tropas en la base naval de Rota (Cádiz).

El pasado 20 de enero, el comité de empresa de la base, que representa al personal laboral local, fue informado de que se estaba tramitando, ante el Mando de EE UU en Europa y el Gobierno español, la aprobación de un plan de inmunización del personal laboral local, que se aplicaría escalonadamente en cuanto se tuvieran los permisos y se dispusiera de suficientes vacunas.

El Pentágono ya ha inmunizado con la vacuna de la empresa estadounidense Moderna a sus militares destinados en Rota (unos 2.500) y también al personal civil norteamericano (alrededor de 300) y a los familiares de ambos colectivos, pero quiere ampliar la inmunización a los civiles españoles que les prestan servicio; por razones sanitarias y para garantizar la plena operatividad de las instalaciones. El hospital de la Navy en la base gaditana es centro de referencia para el personal de Estados Unidos en España, por lo que se ha ocupado también de la vacunación de los militares destinados en la base aérea de Morón de la Frontera (Sevilla) y en el cuartel de Alta Disponibilidad de la OTAN en Bétera (Valencia).

Un portavoz de la Embajada de Estados Unidos ha señalado a EL PAÍS que los gobiernos de los dos países “están trabajando actualmente en una propuesta que permitiría al Hospital Naval de Rota ofrecer la vacuna de la covid-19” a su personal laboral local, mejorando la situación sanitaria de todas las instalaciones empleadas. “Seguiremos coordinándonos con nuestros aliados españoles para asegurarnos de que todos los requisitos legales y diplomáticos se cumplimentan antes de proceder con las vacunaciones”, ha dicho.

Un portavoz del Ministerio de Defensa ha explicado que la petición se trasladó a Sanidad para que decida sobre la vacunación de los trabajadores, dado su carácter civil, de acuerdo con la estrategia de inmunización. El tema, según las fuentes consultadas por EL PAÍS, ha sido ya abordado por las dos ministras, Margarita Robles y Carolina Darias. Este diario ha solicitado repetidamente conocer la posición de Sanidad sin obtener respuesta.

El problema de fondo, según las fuentes consultadas, radica en que no se quiere abrir una espita por la que se cuelen colectivos a los que no corresponde todavía inmunizarse; incluso si, como en este caso, no se hace a costa de las existencias de dosis previstas para el conjunto de la población. Se han dado casos, explican las fuentes consultadas, en que algunas empresas han planteado vacunar de su cuenta a sus propios trabajadores para poder aumentar la actividad y Sanidad se ha opuesto, para evitar que la vacunación se convierta en una carrera en la que llegan antes quienes se lo pueden pagar. Públicamente, sin embargo, ha guardado silencio.

En todo caso, los militares españoles de la base de Rota deberán esperar pues, hasta ahora, Defensa solo ha vacunado al personal sanitario, a los militares que tienen previsto desplegarse en exterior y a la Unidad Militar de Emergencias (UME).


Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50