Dimite el jefe del Estado Mayor de las Fuerzas Armadas de Canadá por una acusación de conducta sexual indebida

El almirante Art McDonald había sido nombrado hace apenas seis semanas. Su antecesor, el general Jonathan Vance, también es investigado por señalamientos similares

El almirante canadiense Art McDonald en un evento en 2020.
El almirante canadiense Art McDonald en un evento en 2020.Royal Canadian Navy

La cúpula militar de Canadá está en el ojo del huracán. Harjit Sajjan, ministro de Defensa canadiense, difundió en un comunicado que el almirante Art McDonald, jefe del Estado Mayor de las Fuerzas Armadas desde mediados de enero, está bajo investigación por una acusación de conducta sexual indebida. Sajjan señaló que McDonald (54 años de edad) ha dimitido de forma voluntaria mientras estén abiertas las pesquisas. El ministro expresó que toma “las acusaciones de mala conducta con seriedad” y que continuará adoptando acciones decisivas sobre cualquier acusación de esta índole. “Sin que importe el rango o la posición”, subrayó.

La indagatoria está a cargo del Servicio Nacional de Investigación de las Fuerzas Armadas. De acuerdo con la cadena pública CBC, la acusación contra el almirante McDonald está relacionada con un supuesto incidente -ocurrido en 2010- a bordo del navío HMCS Montreal con una subordinada, en el marco de una operación llamada Nanook en aguas del Ártico. McDonald, al tomar posesión del cargo el 14 de enero, pronunció un discurso en el que pidió disculpas en nombre del Ejército a las víctimas de racismo y malas conductas dentro de la milicia. McDonald indicó entonces que “seguramente” y de forma no intencionada también había sido parte del problema.

Justin Trudeau, primer ministro canadiense, anunció la nominación de Art McDonald el pasado diciembre. McDonald remplazó al general Jonathan Vance. El ministerio de Defensa informó el 4 de febrero sobre la apertura de una investigación contra Vance, ya que dos mujeres que forman parte de las filas militares acusaron al general de conducta sexual inapropiada. Vance ha negado los señalamientos. El comité de Defensa del Parlamento decidió una semana después abrir sus propias pesquisas.

La esfera castrense de Canadá ha estado bajo un cielo de críticas desde hace varios años por tolerar sobremanera estas conductas. A finales de 2019 se autorizó el pago de unos 700 millones de dólares estadounidenses en concepto de indemnizaciones a víctimas de acoso y agresión sexual, tanto en las Fuerzas Armadas como en el ministerio de Defensa, dando fin a distintas demandas colectivas. En abril de 2015, Marie Deschamps, ex jueza de la Suprema Corte, publicó un informe donde destacaba el alcance de una cultura “hostil” y “sexualizada” en las filas militares -particularmente en la cadena de mando- que generaba un clima propicio para el acoso y las agresiones sexuales.

Tres meses después, cuando llegó al máximo cargo en las Fuerzas Armadas, el general Jonathan Vance lanzó la operación Honor para luchar contra estos ilícitos. “Un solo incidente, un solo error involuntario o un solo delito cometido sin darse cuenta es inaceptable”, declaró Vance. No obstante, una encuesta de Estadísticas Canadá arrojó que el 1,6% de entre 36.000 militares consultados dijeron haber sufrido algún tipo de agresión sexual entre 2017 y 2018. El pasado 19 de febrero, la ex jueza Marie Deschamps compareció ante el comité de Defensa del Parlamento. En esta cita pidió la creación de un centro ajeno a la cadena de mando para tratar las denuncias por estos comportamientos. Deschamps dijo que la mayoría de las recomendaciones que incluyó en su informe no fueron tomadas en cuenta. “Tengo la impresión que muy pocas cosas han cambiado”, expresó.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS