_
_
_
_

La incidencia del coronavirus solo sube en el País Vasco, Aragón, Asturias y Ceuta

La caída de la tasa se acelera en casi toda España, pero a este ritmo aún tardaría ocho semanas en bajar a niveles aceptables

Una enfermera realiza test PCR  en el Hospital Universitario Central de Asturias (HUCA), en Oviedo (Asturias), el 11 de noviembre de 2020.
Una enfermera realiza test PCR en el Hospital Universitario Central de Asturias (HUCA), en Oviedo (Asturias), el 11 de noviembre de 2020.Jorge Peteiro (Europa Press)

Nota a los lectores: EL PAÍS ofrece en abierto la información esencial del coronavirus durante la crisis. Si quieres apoyar nuestro periodismo, suscríbete aquí.

La tercera ola remite poco a poco. Los cinco indicadores básicos —casos, incidencia en 14 días, ocupación de hospitales, de UCI y fallecidos— son menores este miércoles que el martes. Tomando la tasa de nuevos diagnósticos por 100.000 habitantes en las últimas dos semanas, el dato para toda España está en 815,82. Justo hace una semana llegó a su máximo, 899,93; es decir, ha bajado 84 unidades en siete días. Si se mira por territorios, en las últimas 24 horas la incidencia solo ha subido en Aragón, Asturias, Ceuta y el País Vasco. Al considerar la diferencia en una semana, estos territorios, Melilla y Galicia están peor que cuando este parámetro llegó a su máximo.

In English
Third coronavirus wave in Spain continues to ease, with incidence only rising in four territories

El descenso de este indicador se va acelerando, como corresponde al momento en que una curva cambia de tendencia, pero, como pasó en la segunda ola, no está garantizado hasta dónde va a llegar. A primeros de diciembre empezó a remontar cuando bajó de 200 (el 10 de ese mes estuvo en 188,72), pero nunca alcanzó valores considerados aceptables. Al ritmo actual necesitaría unos dos meses para bajar a esa tasa de 50 o 25 que es el valor menos malo de los asumibles (el ideal es que sea cero).

Si se toman los casos notificados, son 31.596 este miércoles, lejos del máximo de los 44.357 del 21 de enero. Ya hay 2.883.465 diagnosticados desde que empezó la pandemia.

Este miércoles se han notificado 567 muertes por coronavirus, cuando el martes llegaron a su récord desde la primera ola, con 724. En total el registro tiene ya 60.370 defunciones. Pero este indicador no lleva una tendencia clara como el de los casos o la incidencia. Si enero fue malo en este sentido, febrero ha empezado aún peor. En los últimos siete días se han comunicado 3.076 muertes, el máximo desde abril.

Después del repunte del lunes, el dato de la ocupación hospitalaria sigue en descenso y ya está por debajo del 24% (23,55% exactamente). Solo la Comunidad Valenciana (37,75%) está por encima del 35%. También parece que la proporción de las UCI dedicadas a pacientes con covid ha alcanzado, al menos, una meseta. Este miércoles está en un 44,44%. El lunes llegó a su máximo, 45,30%. Melilla y La Rioja siguen por encima del 70%, y Castilla-La Mancha, Castilla y León, Cataluña, Comunidad Valenciana y Madrid están por encima del 50%.

Información sobre el coronavirus

- Aquí puede seguir la última hora sobre la evolución de la pandemia

- Buscador de restricciones: ¿Qué puedo hacer en mi municipio?

- Así evoluciona la curva del coronavirus en el mundo

- Descárguese la aplicación de rastreo para España

- Guía de actuación ante la enfermedad

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_