Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Iglesia católica recibirá un récord de 284 millones por la casilla de la declaración de la Renta

En Cataluña marcan la equis el 17,43% de los contribuyentes, la mitad que la media nacional

Giménez Barriocanal (izquierda) y Luis Argüello (centro), este jueves. En vídeo, declaraciones de Giménez Barriocanal.

Uno de cada tres contribuyentes marcó el año pasado con una equis la casilla que el impuesto de la renta de las personas físicas (IRPF) reserva para la Iglesia católica, la única confesión con ese privilegio. Son 7.191.387 declaraciones personales, 26.885 más que en ejercicios anteriores, y un ingreso para los obispos de 284,4 millones de euros. Es un 6,19% más que el ejercicio anterior y la cifra más alta desde el comienzo del actual sistema de asignación tributaria, de 2007. Los datos los ofreció este jueves en conferencia de prensa el vicesecretario para Asuntos Económicos de la Conferencia Episcopal Española (CEE) y presidente de la cadena Cope, Fernando Giménez Barriocanal. Lo acompañaba el secretario y portavoz episcopal, Luis Argüello, que es también obispo auxiliar de Valladolid.

El contribuyente católico puede asignar desde 2007 el 0,7% de su IRPF a las arcas de la Conferencia Episcopal, sin pagar nada de su bolsillo. Lo dice la propia publicidad de la CEE, que bautizó la campaña Xtantos: “Ni pagas más ni te devuelven menos”. Antes de 2007, el porcentaje de la cuota fiscal era del 0,5%. La reforma, con un incremento del 37%, se acordó con un canje de notas entre el Ministerio de Asuntos Exteriores y el Vaticano en 2006, año en el que los obispos recibieron por el mismo concepto tributario poco más de 144 millones.

Estos datos de la llamada “asignación tributaria” corresponden a la declaración de la renta de 2019, es decir, sobre la actividad económica desarrollada en 2018. Pese a que el porcentaje de declaraciones en favor de la Iglesia católica ha descendido casi un punto (el 32,4% esta vez), ha aumentado la cantidad que ingresan los obispos en algo más de 16 millones, gracias a la evolución de la situación económica en España, con un aumento significativo tanto del número de contribuyentes que realizan la declaración como de la renta declarada.

Financiación de la Iglesia Católica

por IRPF

En millones de euros

Cambio en la asignación tributaria: del 0,5% al 0,7%.

300

284

268

253

250

250

248

241

200

150

144

100

50

0

2006

2010

2015

2018

Fuente: Conferencia Episcopal.

EL PAÍS

Financiación de la Iglesia Católica

por IRPF

En millones de euros

Cambio en la asignación tributaria: del 0,5% al 0,7%.

300

284

268

253

250

250

248

241

200

150

144

100

50

0

2006

2010

2015

2018

Fuente: Conferencia Episcopal.

EL PAÍS

Financiación de la Iglesia Católica por IRPF

En millones de euros

Cambio en la asignación tributaria: del 0,5% al 0,7%.

300

284

268

257

252

253

250

250

248

249

248

250

247

241

200

150

144

100

50

0

2006

2007

2008

2009

2010

2011

2012

2013

2014

2015

2016

2017

2018

Fuente: Conferencia Episcopal.

EL PAÍS

La Iglesia católica recibirá un récord de 284 millones por la casilla de la declaración de la Renta

La cantidad recaudada crece en todas las comunidades autónomas sin excepción, pero con grandes diferencias. Por ejemplo, en Cataluña apenas marca la casilla de la Iglesia el 17,43% de sus contribuyentes, mucho menos de la mitad en porcentaje que Castilla-La Mancha (el 44%), La Rioja (44,9%), Extremadura (44%), Murcia (43,8%) y Castilla y León (42,2%). En el otro extremo, están, además de Cataluña, Canarias (25,95%) y Galicia (24,9%).

Por edades, el tramo que más marca la X en la el IRPF es el de los contribuyentes entre 40 y 60 años. Los jóvenes menores de 19 años también lo hacen por encima del 32,6%. Por sexos, las mujeres siguen siendo más proclives a poner la X. Lo hace un 34,90%, frente al 32,6% de los hombres. También son más las liquidaciones individuales a favor de la Iglesia que las conjuntas: un 34,02% frente a un 26,46%.

Todas estas cifras son provisionales, a la espera de que la Agencia Tributaria estatal y las Haciendas forales las eleven a definitivas a mediados de año. Será entonces cuando la CEE aporte más datos en una memoria de actividades que el Tribunal de Cuentas está analizando. Sobre el tema se pronunciaron este jueves el obispo Argüello y Giménez Barriocanal, partiendo de la idea de que el Tribunal de Cuentas no puede fiscalizar a la Iglesia católica, sino solo a las Administraciones del Estado y a los partidos políticos. En todo caso, dijo el portavoz de la CEE, si el Gobierno cree, a partir de lo que le dicte el Tribunal de Cuentas, que se debe cambiar el sistema, la Iglesia lo hará sin problemas. El gerente del Episcopado añadió: “El compromiso de la Iglesia es presentar una memoria justificativa. En ningún momento hemos recibido de ninguna Administración una notificación diciéndonos que debíamos cambiar el sistema, todo lo contrario”.

Pero reconoció que el 25 de noviembre, la Conferencia Episcopal “recibió un escrito” en el que se le notificaba que el Tribunal de Cuentas iba a establecer la fiscalización del dinero que el Estado otorga a la Iglesia, “dejando claro que la CEE y la Iglesia no son entidades fiscalizadas por este tribunal”. Añadió Giménez Barriocanal: “No podemos hacer alegaciones a este texto provisional. No existe ningún informe del Tribunal de Cuentas, existe un borrador. No podemos entrar en el contenido de un papel de trabajo. Cuando exista ese informe, se le entregará al Estado, e imagino que iniciaremos un diálogo en el marco de las relaciones Iglesia-Estado”.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información