Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

¿Qué opina del veto parental a las actividades escolares complementarias?

Envíe su opinión al debate que plantea esta semana el Foro de Educación de EL PAÍS

Un aula escolar en Sevilla.
Un aula escolar en Sevilla.

El veto parental, la obligación de los centros educativos de informar a las familias de todas las actividades complementarias organizadas dentro del horario lectivo y aprobadas por el claustro, otorgando a los progenitores el derecho de dar su consentimiento o no a cada uno de los talleres mediante autorizaciones expresas, ha sacudido el mundo educativo. A la idea, abanderada por Vox, se ha sumado la dirección del PP y, en el caso de Murcia, la primera comunidad en aplicarlo, también Ciudadanos. El Gobierno ha requerido al Gobierno autónomo la retirada de la medida porque considera que infringe Ley Orgánica de Educación al invadir "la autonomía pedagógica de los centros", y contradecir lo previsto en el artículo 27 de la Constitución, que establece que la educación "tendrá por objeto el pleno desarrollo de la personalidad humana en el respeto a los principios democráticos de convivencia y a los derechos y libertades fundamentales".

Participe en el Foro de Educación de EL PAÍS y explique qué opina del veto parental para las actividades complementarias. Publicaremos aquí una selección de respuestas a lo largo de la semana.

"Son actividades obligatorias para el alumnado"

Considero que el llamado pin parental es una exigencia de un partido de ultraderecha y que, en aras a mantener por parte del PP el gobierno de ciertas comunidades autónomas, está radicalizando (como se demuestra en muchos otros temas) las posiciones del que debiera ser referente básico de una derecha democrática. Desde el punto de vista normativo, se trata de actividades complementarias y no extraescolares, obligatorias para el alumnado, no lo olvidemos. Y termino con dos preguntas: ¿Cómo se vería que un padre o una madre negacionista del cambio climático se opusiera a que su hijo asistiera a una charla dada por una asociación, autorizada para ello, en el centro educativo al que asiste su hijo/a? ¿Sería ético/moral, no iría en contra de los derechos del menor de recibir una formación integral y basada en los derechos humanos, que un padre o una madre o ambos se negaran a que su hijo/a no recibiera una charla o taller sobre la igualdad de sexos y la lucha contra la violencia de género? Claro, la ultraderecha que niega la existencia de esta lacra diría que sí. Avisados vamos...amigo Sancho.

JOSÉ ANTONIO ORTIZ. Inspector de Educación, Santander.

"No tiene sentido recortar el derecho de los niños a ser formados como personas libres y responsables"

La escuela, desde Infantil hasta los institutos, han de ser lugares de aprendizaje, convivencia y tolerancia. No tienen sentido, por lo tanto, propuestas que recorten el derecho de los niños y niñas a ser formados como personas libres y responsables. La idea del pin parental busca fiscalizar lo que se imparte en los centros escolares -especialmente en los públicos, porque en los privados y concertados las direcciones de los Centros ya fiscalizan en muchos casos- con el fin de anular actividades que no gustan a determinados adultos, de ideología ultra. Esto lo saben muy bien los adolescentes, que finalmente encontrarán la manera de ejercer su libertad. He estado presente en muchas charlas informativas a estudiantes: todas ellas han servido para dialogar, informar y preparar a los chavales un poco más para la vida. ¿Cuál es el problema? El miedo a la libertad.

Y dicho esto, estaría bien colocar estas iniciativas pintorescas en su justa importancia. Llevan días siendo el tema principal de los medios de comunicación: ¿de verdad lo merecen? Una vez aclarada la postura oficial por parte de la ministra de Educación, creo que convertir el tema en un asunto de libertad de los padres para decidir sobre sus hijos es peligroso, porque es un planteamiento tramposo. Y está calando en la sociedad.

ANA ISABEL MOYANO. Profesora de Historia jubilada, Madrid.

"Los problemas de la educación son otros"

Cualquier persona que tenga hijos o hijas y conozca de cerca el problema de la educación en las aulas y en las familias, por ejemplo por haber participado y colaborado con las asociaciones de padres y madres, o debido a que es profesor/a, sabe perfectamente que los problemas de la educación no son estos. Si hay alguna duda sobre alguna actividad que hace el centro educando a los hijos, todos los colegios e institutos tienen un consejo escolar donde están representados padres, profesores, Ayuntamiento y personal no docente, todos y todas de diferente perfil y diferentes ideas sobre la educación, que aprueban cada año a inicio de curso las actividades complementarias y pueden dar solución a cada duda o caso, en caso de conflicto pueden acudir con toda facilidad a la inspección. Nunca ha habido ningún problema, de hecho el problema de las actividades complementarias todos los profesores sabemos que no existe, los problemas son otros.

ANTONI BALLESTER. Profesor de Secundaria, Calvià (Mallorca).

"Considera a la escuela accesoria en la educación"

Radicalmente en contra. Es un intento de sesgar la educación olvidando valores fundamentales. Pertenece a una ideología autoritaria que considera a la escuela como accesoria en la educación. Atenta, además, contra los derechos constitucionales.

MARÍA ANTONIA SEGUÍ. Profesora jubilada, Madrid.

"Responde al miedo ante la igualdad"

El veto parental es el miedo de los machistas y homófobos ante el imparable cambio hacia la igualdad. El sistema patriarcal siempre busca estratagemas para mantenerse a sí mismo, pero ante una sociedad cada vez más crítica y formada, estas estrategias ya no funcionan. Señores de Vox, asuman que la gente que queremos una sociedad mejor para todos, incluidos vuestros hijos, somos más.

RAQUEL GARCÍA. Investigadora, Bilbao.

"La formación curricular corresponde a la escuela"

No creo en el adoctrinamiento en la escuela pública. No creo ni deseo una escuela a la carta. Creo que los derechos de los niños a una formación integral están por encima del derecho de los padres. La familia debe educar en casa y dejar la formación curricular en manos de la escuela. La religión debería de salir de la escuela, y ser impartida en las parroquias de una manera voluntaria.

JOSÉ MARÍA RIVERA. Padre, Antequera (Málaga).

"Pueden expresar su opinión en el consejo escolar"

Que informen me parece bien, que decidan los padres sobre la asistencia o no de sus hijos me parece un disparate. En todos los centros existen las asociaciones de madres y padres de alumnos con representación en el consejo escolar, allí pueden expresar las opiniones, pero en democracia las mayorías se respetan.

MARÍA ROSA SERRA. Profesora de Secundaria jubilada, Barcelona.

"Me parece lógico que los padres puedan oponerse a ciertas charlas"

Creo que un colegio está para formar a sus alumnos, mientras que es responsabilidad de los padre la educación de sus hijos según los valores que ellos tengan. Por tanto, considero lógico que los padres puedan oponerse a que sus hijos reciban charlas en materias que no crean que son buenas para sus hijos. 100% de acuerdo con el pin parental, y vaticinó que el tiempo dará la razón a esta posición.

JAVIER FELGUERES. Padre, Gijón.

"¿No un es un paso hacia el veto a la teoría de la evolución?"

Nos parece escandaloso cuando vemos que en ciertos estados americanos se quiere impedir enseñar la teoría de la evolución de Darwin. ¿No es la propuesta de Vox un paso claro en esa dirección? ¿Y si lo que enseña la escuela va en contra de la opinión religiosa de los padres? ¿Se va a aceptar su veto? ¿Y si esa opinión religiosa se confunde peligrosamente con toda una serie de prejuicios sexistas?

GOTZONE PÉREZ. Profesora en ESIT Sorbonne Nouvelle, París.

"La escuela debe transmitir los valores de una sociedad democrática, abierta y plural"

Cada sociedad utiliza la educación para transmitir aquellos valores en los que cree y aspira a mejorar la vida de sus ciudadanos. En una sociedad democrática, abierta y plural, la escuela debe transmitir esos mismos valores mediante las actividades complementarias. La libertad de elección de los padres se refiere al tipo de centro al que quieren enviar a sus hijos, no a fiscalizar y censurar las actividades de este. Por otra parte, la Educación va más allá de la escuela, pudiendo los padres enviar a sus hijos a aquellas otras actividades que consideren oportunas (catequesis, scouts, ajedrez...) en horario extraescolar.

La enseñanza pública tiene la obligación de dar a todos las mismas oportunidades, por lo que los padres no pueden excluir a sus hijos de las actividades que realice el centro escolar sin menoscabar su libertad y sus opciones de ser formados como ciudadanos integrales.

MANUEL MOYA. Catedrático de Orientación Educativa, Cartagena (Murcia).

"El gran problema es la falta de respeto a los profesores de algunos padres"

Estoy absolutamente en contra del pin parental. Me parece que el gran problema de la educación a día de hoy es la falta de repeto hacia los profesores de parte de algunos padres de alumnos. No es normal que una persona sin ninguna formación docente pueda decirle a otra que si esta formada y reconocida en su profesión mediante oposición lo que tiene que hacer.

NATHALIE BERSEILLE. Madre, Madrid.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información