La crisis del coronavirus

Si quiere esquiar, así se presenta la temporada con restricciones

Las comunidades preparan la reapertura de las estaciones mientras Europa pospone la temporada

Dos excursionistas traspasan este sábado la barrera que da acceso a la estacion y pistas de esquí de Vallter 2000 (Girona).
Dos excursionistas traspasan este sábado la barrera que da acceso a la estacion y pistas de esquí de Vallter 2000 (Girona).©Toni Ferragut / EL PAÍS

Las nevadas que ya tiñen de blanco las cordilleras españolas se enfrentan a una atípica campaña de esquí, marcada por la influencia del coronavirus y las restricciones sanitarias. El Ministerio de Sanidad no ha emitido ninguna orden que regule esta práctica de ocio. El titular de este departamento, Salvador Illa, ha derivado a las comunidades autónomas la capacidad de abrir o no las pistas este invierno. La flexibilidad española contrasta con la firmeza con la que Francia, Alemania o Italia, grandes destinos para los esquiadores, han impedido que haya movimiento esta temporada al menos hasta mediados de enero. Andorra, destino habitual de esquiadores españoles y europeos, se ha sumado a esta postura y ha retrasado la reapertura de estas instalaciones al menos hasta enero. El ministro de Salud del principado, Joan Martínez Benazet, catalogó esta resolución como “una medida de lealtad al concierto europeo”.

Illa ha destacado que este ejercicio, que se produce al aire libre y de forma individual, no puede considerarse como foco de contagios. La principal preocupación es que “ciertas actividades asociadas a la nieve”, como las fiestas o la restauración, supongan la difusión del coronavirus una vez que las medidas de noviembre han ido aliviando la situación epidemiológica nacional. El ministro aseguró que las regiones acordaron, tras evaluar la cuestión en uno de los recientes consejos interterritoriales, “valorar conjuntamente la situación y estudiar la posible coordinación de medidas”. Los confinamientos de las distintas autonomías conllevan que solo puedan acudir a estas instalaciones habitantes de esa zona.

Los primeros esquiadores del curso, que deberán portar mascarilla, se han deslizado desde el pasado lunes en la pequeña estación soriana de Punto de Nieve de Santa Inés. Dos días después la imitaron las instalaciones leonesas de Leitariegos. Un centenar de personas ha acudido a la estación bajo la normativa de no superar grupos de seis y respetar la distancia social. Este sábado ha reabierto San Isidro, también en la parte leonesa de la cordillera Cantábrica, mientras que La Covatilla (Béjar, Salamanca), está en proceso de hacerlo.

Cataluña, una comunidad con una gran tradición esquiadora, finalmente ha acordado que la campaña comience este lunes. La Asociación Catalana de Estaciones de Esquí y Actividades de Montaña (ACEM) ha acordado con la Generalitat reabrir 10 días antes de las Navidades. El objetivo es aprovechar ese tiempo como un tanteo para calibrar si funcionan los protocolos anticontagio antes del previsible aluvión de público en los días de vacaciones navideñas. Las estaciones, tanto de gestión pública como privada, han pactado iniciar la temporada conjuntamente. ACEM ha informado que este regreso será progresivo y gradual con instrucciones como las de que los abonos se adquieran por Internet y no presencialmente en las estaciones para evitar aglomeraciones. A su vez, estos forfaits se dispensarán en función de la cantidad de deportistas que haya en cada momento a fin de que no haya grandes volúmenes de personas.

Aragón, otro territorio que tiene en los Pirineos una popular zona de esquí, ha consentido la apertura de las estaciones de Formigal, Cerler, en Huesca, y Valdelinares, en la sierra de Teruel, a partir del 23 de diciembre. Los grupos no podrán superar los seis integrantes. El presidente autonómico, Javier Lambán (PSOE), ha admitido que la imposibilidad de recibir visitantes limitará los ingresos de este sector y sus ingresos indirectos. La apertura será limitada “por responsabilidad social con los valles afectados”.

El Sistema Central aún aguarda a que el manto blanco sea suficiente para permitir el esquí. La Pinilla, en Segovia, está a la espera mientras que la Comunidad de Madrid ha asegurado que Navacerrada y Valdesquí estarán operativas sin restricciones en cuanto lo avalen las condiciones. El viceconsejero madrileño de Sanidad, Antonio Zapatero, sostuvo la semana pasada que los deportes invernales podrán practicarse porque “no existe ningún problema al ser una práctica al aire libre”. Sierra Nevada, en Granada, prevé reabrir el próximo viernes 18 de diciembre según lo acordado por las pautas de desescalada establecidas por la Junta de Andalucía. Las estaciones de Cantabria y Asturias están cerradas y sin previsión de reabrir hasta que la situación sanitaria mejore.

Información sobre el coronavirus

- Aquí puede seguir la última hora sobre la evolución de la pandemia

- Buscador de restricciones: ¿Qué puedo hacer en mi municipio?

- Así evoluciona la curva del coronavirus en el mundo

- Descárguese la aplicación de rastreo para España

- Guía de actuación ante la enfermedad

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50