La crisis del coronavirus

Los bares y restaurantes de Marsella cerrarán por el coronavirus

En París y casi otra decena de ciudades, los bares deberán echar la persiana antes de las diez de la noche y se prohíben reuniones de más de 10 personas

El ministro francés de Sanidad, Olivier Véran.
El ministro francés de Sanidad, Olivier Véran.ELIOT BLONDET / AFP

El alarmante aumento de la circulación del coronavirus en Francia ha llevado al Gobierno de Emmanuel Macron a emitir para las principales ciudades del país las medidas más estrictas desde el fin del confinamiento. En Marsella, la segunda mayor urbe del país, los bares y restaurantes permanecerán totalmente cerrados desde este sábado. En otra decena de ciudades, incluido París, las medidas también se endurecen significativamente: además de reducirse el aforo de eventos y limitarse las reuniones en espacios públicos, los bares y restaurantes deberán cerrar como tarde a las diez de la noche, según ha adelantado el ministro de Sanidad, Olivier Véran, que ha indicado que se espera que estas disposiciones “no duren más de dos semanas”.

El Gobierno ha elaborado un nuevo mapa de incidencia del coronavirus con una nueva categorización: un total de 69 departamentos han sido declarados zonas de alerta por la alta circulación del virus. En un nivel superior están las zonas de alerta “reforzada”, incluida la región de París. Finalmente, están las zonas de “alerta máxima”, como la región metropolitana de Aix-Marsella y Guadalupe que, con una incidencia de más de 250 casos por 100.000 habitantes, están a un paso de la declaración de urgencia sanitaria y por tanto de un eventual reconfinamiento, medida que sin embargo Véran ha asegurado que se quiere evitar a toda costa.

“Estamos haciéndolo todo para no llegar a medidas de confinamiento”, ha asegurado el ministro en una nueva comparecencia pública semanal. “No estamos en la situación de la primavera. No prevemos tener que ir hacia un confinamiento”, insistió.

Precisamente para evitarlo, el ministro ha anunciado el endurecimiento de las restricciones y ha apelado, al mismo tiempo, a la “responsabilidad colectiva” para frenar una pandemia que ha provocado 13.072 nuevos contagios confirmados en las últimas 24 horas, en las que además han fallecido otras 43 personas a causa del coronavirus y llevado a 675 a ser ingresadas en cuidados intensivos, según los datos actualizados de Sanidad.

En París, Lyon, Toulouse, Saint-Etienne, Rennes, Rouen, Grenoble, Montpellier, Burdeos, Lyon y Niza, declaradas en “alerta reforzada” por registrar una tasa de incidencia superior a 150 casos por 100.000 habitantes, los bares deberán cerrar como tarde a las diez de la noche a partir del lunes, anunció Véran. Antes, desde el sábado, se reducirá de 5.000 a 1.000 personas el aforo máximo de grandes eventos y se prohíben directamente fiestas sociales o de estudiantes. Tampoco se podrán reunir más de 10 personas en espacios públicos como parques o playas y las salas de fiestas y polivalentes también deberán cerrar, ha adelantado Véran.

“La situación sigue degradándose globalmente (…) todavía hay tiempo de actuar, las medidas que estamos tomando buscan salir de esta trayectoria”, dijo el ministro, que pidió también esfuerzos individuales como evitar al máximo las reuniones familiares y de amigos y continuar teletrabajando siempre que se pueda.

Información sobre el coronavirus

- Aquí puede seguir la última hora sobre la evolución de la pandemia

- Así evoluciona la curva del coronavirus en España y en cada autonomía

- Descárguese la aplicación de rastreo para España

- Buscador: La nueva normalidad por municipios

- Guía de actuación ante la enfermedad

Más información

Lo más visto en...

Top 50