Virus del Nilo

Andalucía fumigará con drones los pantanales del Guadalquivir para atajar el virus de Nilo

La Junta asumirá estos trabajos a través de la licitación de un contrato de emergencia de 100.000 euros

Tareas de fumigación en Almensilla (Sevilla).
Tareas de fumigación en Almensilla (Sevilla). / Europa Press

La Junta de Andalucía ha decidido asumir la fumigación a través de drones de los pantanales y arrozales del Guadalquivir donde se cría el mosquito que provoca la fiebre del Nilo y evitar su propagación. La financiación correrá enteramente a cargo del Gobierno regional, que sacará a licitación un contrato de emergencia por valor de 100.000 euros para llevar a cabo esta medida. Esta decisión supone un cambio en la estrategia del Ejecutivo que dirige el popular Juan Manuel Moreno, que hasta ahora había mantenido que los trabajos de desinfección contra este brote que se ha cobrado la vida de tres personas desde comienzos de agosto eran competencia de los Ayuntamientos afectados.

La decisión del Gobierno andaluz se ampara en un documento elaborado por la Dirección General de Salud Pública y Ordenación Farmacéutica ante la aparición del brote de fiebre del Nilo. Este define una serie de estrategias de actuación divididas en fases que incluyen medidas de choque inmediato y otras a medio y largo plazo que contemplan “la localización y seguimiento de los focos larvarios potenciales y funcionales con objeto de llevar a cabo el tratamiento con productos larvicidas autorizados”. El plan previsto por la Junta comenzará a ejecutarse el año que viene y tendrá una periodicidad anual.

El Ejecutivo andaluz ha convocado para este miércoles una reunión con la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir, los delegados de medio ambiente de los municipios afectados y la Confederación y la federación de arroceros para la constitución de una comisión técnica que se encargue de elaborar los planes concretos de actuación y el plan estratégico de prevención que quiere poner en marcha la Junta de Andalucía. Desde el primer momento, los alcaldes de Coria y la Puebla del Río, dos de las localidades más afectadas, reclamaron al Gobierno regional que asumiera la coordinación y el coste económico de los trabajos de fumigación. Finalmente, el Ejecutivo andaluz se hará cargo de estos trabajos en los pantanales y arrozales alejados de los cascos urbanos afectados. El objetivo principal del plan es controlar y eliminar las poblaciones de mosquitos culícidos en la zona de influencia del brote para “minimizar el riesgo de transmisión del virus del Nilo a la población humana”, de acuerdo con el informe elaborado por la Consejería de Salud y Familias. “La complejidad y extensión del problema requiere de una actuación integrada y extendida en el espacio y en el tiempo, lo cual requiere de una planificación y coordinación de las posibles medidas preventivas y de control poblacional vectorial solo posibles con un programa de control diseñado y realizado por personal experto y con la colaboración de las administraciones competentes”, señala el texto.

Este lunes, el delegado de la Junta en Sevilla se reunió con los alcaldes de los 14 municipios afectados por el mosquito, entre ellos el de la capital andaluza, para evaluar propuestas y buscar soluciones. Allí se presentó y explicó el informe. Mientras se concreta el proyecto de la Junta, algunos Ayuntamientos, como el de La Puebla, han confirmado que seguirán con sus tareas de fumigación urbana.

Lo más visto en...

Top 50