La crisis del coronavirus

La falsa historia del empresario distribuidor de test de coronavirus

La empresa de Maristany no tiene 116 sedes por el mundo sino una oficina con siete personas en Masnou que trabaja en logística textil. Tampoco representa a la organización de países APEC

Un momento de la entrevista de Ana Rosa al empresario Francesc Maristany.
Un momento de la entrevista de Ana Rosa al empresario Francesc Maristany.

La entrevista que hizo el Programa de Ana Rosa el martes pasado a un empresario que aseguraba que ni el Gobierno ni la Generalitat habían aceptado su ayuda para traer millones de test a España ha corrido como la pólvora por WhatsApp y redes sociales, incluso las de partidos, que la han usado para hacer oposición política en plena pandemia. ¿Cómo puede ser que haya un distribuidor español que trabaja con organizaciones internacionales, con capacidad para traer millones de test a España, y nadie le haga caso?, se han preguntado. La historia no es exactamente así.

Programa de Ana Rosa del martes pasado. La presentadora invita a un empresario, Francesc Maristany, presidente de Grup Met, que dice ser capaz de proveer al Gobierno de un millón de test PCR a la semana. Asegura que ya ha enviado 20 millones de estas pruebas a más de 30 países de todo el mundo desde el inicio de la pandemia. Ni el Gobierno central ni el de la Generalitat se han puesto en contacto con él, afirma. Quintana dice: “Eso es un escándalo”. Él contesta: “Sí”.

A continuación, el Partido Popular se hace eco en sus redes sociales: “El Gobierno compra a China partidas de tests que no sirven para nada, rechaza la gestión de una empresa española que le vendería 1.000.000 de tests semanales y mientras anuncia ‘tests masivos’. Ver para creer”, escribe la cuenta oficial. Un día después Quintana rectificaba: “El Gobierno nos dice que no ha hablado con esta compañía”. E insistía en el ofrecimiento del empresario: “Esperemos que esa información llegue, se estudie y valoren si les da o no credibilidad”.

Unos días antes de la entrevista en Telecinco, el periódico económico Expansión dedicaba un artículo, el primero, a Grup Met. En él Maristany asegura que su empresa es el proveedor oficial del foro de Cooperación Económica Asia Pacífico (APEC) para el envío de kits de detección del coronavirus. Lo hace, añade, gracias a las 116 delegaciones que Grup Met tiene en todo el mundo. Como dijo en el programa de AR, también en este artículo el empresario afirma haber tratado de poner en contacto a los vendedores con el Ministerio de Sanidad y señala que España en lugar de comprar test “de detección” solo está comprando test “de presunción fabricados en China”. Medios independentistas titularon: “Sánchez ignora a la empresa catalana que distribuye millones de test PCR”. Después de la entrevista en televisión: “Ana Rosa Quintana y el catalán que vende test PCR destrozan al Gobierno de Sánchez”.

¿Qué es Grup Met?

La empresa de Maristany no cuenta con 116 sedes por todo el mundo sino que opera desde una única oficina en la localidad de El Masnou (Barcelona). Tiene siete trabajadores a los que actualmente ha aplicado un ERTE. La compañía se dedica a gestionar la logística de envíos de material textil, por lo que opera como transitaria, aunque no aparece en el directorio de la Asociación de Transitarios de Barcelona.

Grup Met tampoco es el partner oficial para la logística internacional del Foro de Cooperación Económica Asia-Pacífico (APEC), un foro multilateral formado por 21 países. A preguntas de EL PAÍS, esta organización responde: “APEC no presta su nombre a organizaciones privadas para propósitos promocionales”.

Maristany asegura colaborar con una plataforma de venta llamada Monde B2B, por la que EL PAÍS también preguntó a la APEC, que recomendó dirigir la cuestión a ABAC (APEC Business Advisory Council), una iniciativa privada que asesora a algunos países de la APEC. También ABAC responde en negativo: “No tenemos constancia de ningún acuerdo o alianza entre ABAC y Grup Met con respecto a la distribución de kits de test de coronavirus”, asegura la responsable del secretariado de la organización.

Grup Met en realidad es una marca. Según el Registro Mercantil, esta denominación comercial lleva a dos empresas: Metransit Group S. L. y Met International Brokers, S. L. La segunda está en liquidación. Esta usaba antes otra marca comercial, Sweet Matitos, especializada en textil, que según publicaban los diarios económicos en 2017 tenía acuerdos comerciales con varios países y esperaba distribuir su colección a Estados Unidos, Italia, Corea, Singapur, Hong Kong y China. Poco después de esos planes de expansión, quebró. Las cuentas de 2018 presentadas en el registro ya las firma Maristany como “liquidador”.

Según el registro, solo Metransit Group sigue activa y su objeto es la “prestación de servicios en materia de transporte”. En 2018 tuvo una cifra de negocios de casi 2,4 millones de euros, según las últimas cuentas presentadas.

El ‘marketplace’ en el que trabaja su cuñado

Uno de los responsables de la plataforma Monde B2B, Sebastián Jaramillo, publicó un comunicado el miércoles en su perfil de LinkedIn en el que asegura que son ellos y no Grup Met quienes trabajan con el foro de países: “Monde B2B es un marketplace de APEC, que surgió bajo el alero y como una iniciativa de ABAC, el consejo empresarial de APEC durante el año 2019”. Según esta comunicación, MondeB2B “realizó el día 15 de marzo un acuerdo con la importante empresa española de logística Grup Met, con el objetivo de que esta pueda ofrecer su valiosa colaboración en la logística de los productos para la Covid-19”. El comunicado añade que Monde B2B no vende productos a Grup Met y que esta empresa no se beneficia de ninguna transacción económica.

Jaramillo se presenta como “cofundador” en su perfil de LinkedIn. Se trata del cuñado de Maristany. Según la página web, Monde B2B tiene su sede en Singapur y se dedica al comercio por Internet poniendo en contacto a vendedores y compradores (como Amazon o Alibaba). La única forma de contacto es un formulario web. No hay teléfono ni correo electrónico.

Contactado por EL PAÍS, Maristany asegura que los periodistas han entendido mal la relación de su empresa con APEC. “He explicado perfectamente que nosotros somos el partner oficial de logística de Monde B2B y que Monde B2B es el marketplace oficial de APEC”. Añade que no tiene ningún interés comercial o empresarial y que únicamente sintió la necesidad, como ciudadano, de ofrecer a los Gobiernos esta posibilidad de traer material a España ante las dificultades que parecía haber para hacerlo. Maristany reconoce que su oficina tiene menos de 10 personas, pero insiste en la red de delegaciones. Asegura que dependen de otras empresas en otros países. “No consolidamos cuentas”, añade.

El presidente de Met Grup afirma también que para enviar por medio mundo millones de test diagnósticos no hace falta mucho personal y tampoco licencias específicas para transportar material sanitario. “De eso se encarga el importador. Nosotros somos transitarios, freight forwarders”, asegura. Al pedirle algún documento que demuestre que Grup Met ha movido 20 millones de kits de detección en 30 países asegura que no puede facilitarlo por una cuestión de protección de datos.

En España no escasean los kits de PCR

Más allá del aspecto empresarial, la intervención de Maristany en Telecinco incluye varias falsedades. En España hay cuatro empresas que fabrican kits PCR como los que él dice distribuir. Solo una de ellas tiene ahora mismo 100.000 determinaciones en stock. Otra fabrica 4.000 al día. Ninguna exporta actualmente, por lo que toda la producción se queda en España. No hay escasez de kits de PCR a día de hoy en España. La dificultad actualmente está en la poca capacidad en los laboratorios para procesar las muestras (son pruebas que requieren maquinaria y personal especializado y tardan cuatro horas) y en la falta de otros elementos, como los kits de extracción.

Maristany mezcla en la entrevista el problema con los test rápidos (test de antígenos que compró España y tuvo que devolver porque estaban defectuosos, como adelantó EL PAÍS) y las pruebas PCR, que hacen los hospitales españoles, los más fiables, y de las que no hay escasez. Quintana le llega a preguntar: ¿Hay empresas españolas que estén fabricando este tipo de material? Y él responde: “PCR se fabrican solo en Corea y en Singapur”. ¿Y los test rápidos?, inquiere la presentadora. “Los test rápidos sí”. Es justo al revés.

Preguntado también por esta cuestión, Maristany señala: “Yo no sé quién fabrica PCR. No soy un experto en el tema”, reconoce. Y añade que él sigue oyendo que hay escasez. “Si hay stock de sobras ¿por qué no se le está entregando al Ministerio de Sanidad?”, se pregunta. El empresario afirma que él solo quería ayudar. Sobre la utilización política de sus declaraciones responde: "Me parece fatal. No era mi intención”.

Información sobre el coronavirus

- Aquí puede seguir la última hora sobre la evolución de la pandemia

- Así evoluciona la curva del coronavirus en España y en cada autonomía

- Preguntas y respuestas sobre el coronavirus

- Guía de actuación ante la enfermedad

- En caso de tener síntomas, estos son los teléfonos que se han habilitado en cada comunidad

- Pinche aquí para suscribirse a la newsletter diaria sobre la pandemia


En EL PAÍS, decenas de periodistas trabajan para llevarte la información más rigurosa y cumplir con su misión de servicio público. Si quieres apoyar nuestro periodismo y disfrutar de acceso ilimitado, puedes hacerlo aquí por 1€ el primer mes y 10€ a partir del mes siguiente, sin compromiso de permanencia.

Suscríbete

Lo más visto en...

Top 50