Sanidad recuerda a Andalucía que son las comunidades las responsables de comprar mascarillas

El Ministerio responde a la Consejería de Salud que abastece a todos los profesionales, especialmente en las comunidades con mayor número de positivos por coronavirus

El consejero de Salud, Jesús Aguirre, durante la rueda de prensa para informar de la situación del coronavirus en la comunidad autónoma andaluza.
El consejero de Salud, Jesús Aguirre, durante la rueda de prensa para informar de la situación del coronavirus en la comunidad autónoma andaluza.Eduardo Briones / Europa Press

El Ministerio de Sanidad ha respondido a la carta que le remitió el pasado lunes la Junta de Andalucía en la que le exigía que garantizara el suministro de mascarillas a esa región, recordando al Gobierno autónomo que son las comunidades las que “como titulares de la gestión sanitaria, son las responsables de comprar estos equipos de protección”. En una nota, a la que ha tenido acceso este diario, el departamento que dirige Salvador Illa explica que su obligación es “abastecer al conjunto de profesionales sanitarios, especialmente en aquellas comunidades con mayor número de casos y de necesidad de este material” y compara la situación de Andalucía, “con 859 casos confirmados (un 6,2% del total de España), de los cuales hay 319 hospitalizados”, con la de Madrid, “con 5.637 positivos, 3.778 hospitalizados (491 en UCI) y 390 fallecidos”.

En su carta del lunes, el consejero andaluz de Salud, Jesús Aguirre, manifestaba su malestar por la requisa el pasado domingo de 150.000 mascarillas en una fábrica jienense, y los contactos realizados a otros proveedores de la Administración regional para derivar su producción. Aguirre alegaba que esa fábrica era su principal proveedor -con un suministro de 200.000 mascarillas semanales- y sostenía que la intervención en Jaén había alterado la programación de abastecimiento de su Consejería. Aguirre definía la situación del Sistema Público de Salud de la comunidad como de “absoluta precariedad” y subrayaba que el consumo semanal que tenía previsto era de 250.000 mascarillas quirúrgicas, 30.000 FFP2 y 20.000 FFP3.

“Ante la situación de extrema gravedad generada exigimos que, desde la responsabilidad asumida por el Gobierno de España, se garantice de manera inmediata a los andaluces el suministro suficiente para atender las necesidades descritas y que por parte de la Consejería de Salud se tenían perfectamente programadas”., concluía la carta. Con los cálculos de Aguirre, si la Junta contara solo con las 150.000 incautadas a la fábrica jienense, como sostiene el consejero, únicamente hubiera tenido mascarillas para cubrir menos de tres días. Diversas fuentes consultadas han confirmado a este diario que el Ministerio recibió con sorpresa la carta de la Junta ya que en las múltiples reuniones mantenidas entre Illa y Aguirre este último jamás había manifestado su preocupación ante un posible desabastecimiento de material sanitario.

El Ministerio de Sanidad recalca en su respuesta que ha distribuido un millón de mascarillas en todo el territorio y que ha dispensado a Andalucía 245.000 mascarillas, de las que 183.200 han sido entregadas en los últimos tres días. El Gobierno de España también incide en que “no ha requisado ni mascarillas ni ningún otro material sanitario en Andalucía” y aclara que la producción de la fabricante jienense, Diseños NT, “como el resto de compras que está realizando el Ministerio de Sanidad a otras empresas de España, se está distribuyendo entre todas las comunidades autónomas, también a Andalucía, en función de las necesidades”.

La empresa intervenida el domingo iba a distribuir sus mascarillas de manera gratuita con el Diario de Jaén dos días después de que el Gobierno decidiera derivar 150.000 de sus productos al hospital Infanta Sofía de Madrid. La fabricante informó que fueron ellos mismos los que, el pasado sábado, pusieron a disposición del Ministerio de Sanidad todo su stock disponible de mascarillas, así como todos sus recursos de fabricación para afrontar esta crisis. La firma señaló que su línea de fabricación de mascarillas desechables estaba siendo utilizada a pleno rendimiento para proveer al Servicio Andaluz de Salud (SAS), así como a hospitales de toda España y a otros organismos oficiales.

“En ningún caso estábamos especulando, si no que como consecuencia de las órdenes ministeriales nos hemos puesto al servicio del país, ahora fabricamos directamente para el Estado”, indicó la empresa en una nota. La fábrica alcalaína, en línea con la explicación de Sanidad, insiste en que su producción ha sido intervenida pero no incautada, como asegura el consejero. “Se nos ha intervenido por una razón de salud pública, a lo cual hemos respondido y colaborado sin dudar un solo momento con las fuerzas de seguridad del Estado para facilitar todo nuestro stock de mascarillas”. Diseños NT fabrica 80.000 diarias. La incautación de las 150.000 mascarillas se realizó en dos tandas, la del domingo de lo producido el fin de semana, y el lunes de lo elaborado el día anterior.

Este mismo lunes el Sindicato de Enfermería denunció que en Sevilla, ante la casi inexistencia de mascarillas FPP2 y gafas quirúrgicas protectoras, el personal sanitario se veía obligado a ponerse dobles mascarillas o reutilizar las existentes. Aunque la Junta ha hecho pública su preocupación por el abastecimiento tras asumir el Gobierno las competencias en materia sanitaria, ya antes de que entrara en vigor el estado de alarma la patronal de las empresas que prestan servicio a domicilio, sus profesionales o las entidades que gestionan los centros de día habían trasladado a la Junta su preocupación por la falta de equipos de protección individual (EPI). El 14 de marzo el Gobierno andaluz envío una instrucción sobre la gestión de la ayuda a domicilio en el que se comprometía a apoyar a través de la Consejería de Salud, el suministro de los Epi. Tras la activación del estado de alarma por el Ejecutivo central, la Consejería de Igualdad, Servicios Sociales y Conciliación esgrime que “el Ministerio ha incautado todas las mascarillas y es él quien las suministra”, tal y como alega un portavoz.

Falta de planificación

“La realidad es que falta material, pero no desde hace dos días, la situación ya era precaria antes”, explica Antonio Macías, secretario de Salud, Servicios Sociosanitarios y Dependencia de UGT, que apunta a cierta falta de planificación por parte de la Administración. Esa misma sensación tiene la oposición. “Hay ocho plataformas logísticas que mantienen unos periodos de reposición para este tipo de material, sobre 30 o 45 días, es muy difícil que estén ya “en situación de absoluta precariedad”, con los pocos casos que habíamos registrado cuando otras comunidades estaban ya desbordadas”, explica el portavoz de Salud del PSOE andaluz, Jesús María Ruiz. Para Rafael Carrasco, presidente del Sindicato Médico de Andalucía, el problema fundamental es que “se ha perdido el control y la comunidad no tiene capacidad para comprar”. Carrasco lamenta que la falta de material, teniendo en cuenta el cambio constante en los protocolos sanitarios, pueda hacer perder a Andalucía la ventaja que había adquirido al no haber registrado un elevado número de casos.

El PP andaluz ha salido inmediatamente en defensa de la posición del consejero de Salud. Su secretario de Organización, Toni Martín, escribía el siguiente tuit: “Es increíble: el gobierno de Pedro Sánchez ha requisado las mascarillas fabricadas para los hospitales andaluces. Han generado un gravísimo problema de abastecimiento en Andalucía y tienen que solucionarlo YA”. En esa misma línea, el alcalde de Alcalá la Real, la localidad en la que tiene su sede la empresa de mascarillas intervenida, Marino Aguilera, también del PP, se ha sumado rápidamente a las críticas. “La operación se produjo de noche y con la intervención de la Guardia Civil nada menos, dando una apariencia de clandestinidad e ilegalidad que ha hecho mucho daño a la empresa y a nuestro municipio”, ha escrito en su cuenta de Facebook, donde alerta de que “en uno o dos días” hospitales de Andalucía se quedarán sin mascarillas. Eso fue antes de que el Ministerio anunciara el reparto de mascarillas.

Se adhiere a los criterios de
Lo más visto en...Top 50