Valencia reclama medidas económicas para mitigar el aplazamiento de las Fallas

El Ayuntamiento busca una alternativa para quemar los monumentos que encaje con Sanidad

Valencia se resiente por la anulación de las Fallas a consecuencia del coronavirus. En la imagen, la falla de la Plaza del Pilar es desmontada por operarios.
Valencia se resiente por la anulación de las Fallas a consecuencia del coronavirus. En la imagen, la falla de la Plaza del Pilar es desmontada por operarios.Monica Torres

“El primer golpe de esta crisis se lo han llevado las Fallas”, ha afirmado el alcalde de Valencia, Joan Ribó, que junto por lo que junto a la vicealcaldesa, Sandra Gómez, han pedido a la Generalitat, a la Diputación y al Gobierno de España medidas económicas para mitigar su aplazamiento, como puede ser el retraso en el pago de impuestos del IVA, el IRPF o las cuotas a la Seguridad Social. Además, el Ayuntamiento buscará en consenso con el mundo fallero una alternativa para quemar los monumentos que encaje con las recomendaciones de las autoridades sanitarias.

El alcalde y el resto de la corporación municipal, que ha estado presente en la conferencia de prensa, ha asegurado que la decisión de la Generalitat de aplazar la fiesta ha sido “dolorosa y difícil” pero en estos casos se antepone la seguridad de las personas. “La noticia ha consternado a toda la ciudad pero deben de prevalecer las recomendaciones de las autoridades sanitarias”, ha reconocido Ribó, quien ha subrayado que el aplazamiento es una medida preventiva para evitar más contagios. “No se trata de generar una sensación de pánico”, ha precisado.

La vicealcaldesa se ha referido a sectores como el de artistas falleros, pirotécnicos, indumentaristas, las floristerías, las bandas de música o el sector del turismo, entre otros, como afectados por la medida. Gómez ha señalado que la reacción del mundo fallero ha sido de absoluta comprensión y el concejal de Cultura Festiva, Carlos Galiana, ha añadido que queda mucho trabajo por hacer. “No tenemos un libro de instrucciones para saber qué se hizo en el pasado cuando se suspendieron porque hace mucho tiempo que no pasaba algo así”, ha reconocido.

El mundo fallero todavía no ha salido de su estupor ante el aplazamiento y las incógnitas sobre lo que va a suceder a partir de ahora son muchas. ¿Qué pasará con los monumentos que ya están plantados en la calle? El Gremio de Artistas Falleros ya ha dicho que desmontarlos es muy complicado por no decir imposible. Y el concejal que preside la Junta Central Fallera, Carlos Galiana, también ha descartado la posibilidad de dejarlas para el año 2021. “Las fallas hay que quemarlas; no se pueden dejar para el año que viene”, ha afirmado rotundo.

El Ayuntamiento trabaja ahora en una fecha adecuado, una tarea que no es fácil. Anoche corría por las comisiones falleras la posibilidad de quemarlas el 24 de junio, la noche de San Juan, pero el Consistorio ya ha dicho que no es posible porque los artistas estarán entonces plantando las Fogueres de Alicante. Y los monumentos falleros tampoco pueden permanecer hasta entonces en los talleres de los artesanos, que necesitan el espacio para Fogueres. El recinto de Feria de Valencia fue uno de los posibles lugares de almanenaje de los monumentos, según apuntó ayer el presidente de la Generalitat, Ximo Puig, en un primer momento.

Los actos multitudinarios, mascletàs, fuegos artificiales, etc, quedan suspendidos pero no estaba claro si las comisiones falleras podían desarrollar con normalidad la actividad dentro de sus locales. El concejal de Cultura Festiva ha señalado que Sanidad aconsejó que “todo es todo”, si bien se irá viendo con las autoridades sanitarias cada casuística. “Se han aplazado las Fallas, con todo lo que eso implica”, ha dicho.

Las comisiones falleras mientras tanto intentan reconducir o anular los compromisos adquiridos para estas fiestas. “Hemos pagado 900 euros por la instalación de una carpa, adelantado 600 euros por el contrato de las luces, y teníamos una verbena con un coste de 6.000 euros, con grupos de música comprometidos. Estamos intentando anularlos", ha reconocido el presidente de una falla del distrito de Extramurs.

El Gremio de Artistas Falleros ha estado reunido esta mañana en su sede, pendiente de una reunión con el Ayuntamiento de Valencia, para valorar la situación. La Federació dels Gremis y Artistes de Fogueres de la Comunidad Valenciana, compuesta por los gremios de Valencia, Borriana y Alicante, considera que “lo más razonable, dada la situación de las fallas ya terminadas y transporte realizado, es terminar de plantarlas y quemarlas dentro de las fechas habituales”, que es la noche del 19 de marzo. Así lo ha manifestado la entidad en un comunicado.

Los pirotécnicos han lamentado también el aplazamiento de las Fallas y de la Magdalena y han advertido que este golpe económico puede llevarles incluso al cierre pues se pierde el trabajo de todo el año. “El desánimo es total”, ha manifestado Ricardo Caballer hijo, de la pirotecnia Ricasa, informa Efe. Tras la decisión de posponer las fiestas, a cinco días del inicio del calendario oficial, el sector advierte de un impacto millonario y de despidos si no se retoman los disparos en unos meses. También preocupa el almacenamiento por la restricción a la pólvora como material peligroso.

Los sectores económicos afectados por el aplazamiento de las Fallas y de la Magdalena han advertido de los negativos que tendrá esta decisión en las empresas y el empleo, y ha reclamado a la Administración medidas que compensen o mitiguen las consecuencias. El presidente de la Generalitat, Ximo Puig, ha pedido hacer “causa común” y trabajar juntos para conseguir “atajar la sangría enorme” que supondrá en términos “económicos y sociales” la crisis del coronavirus.

El Consistorio mantiene contactos con la Interagrupación de Fallas, donde están representadas el 90% de las comisiones fallleras. “Ahora todo son especulaciones. Estamos gestionando todavía la digestión de este aplazamiento", reconoce el presidente de la comisión fallera de Extramurs.


Lo más visto en...

Top 50