Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La policía precinta 30.000 kilos de producto de una empresa cárnica sevillana

El Ayuntamiento asegura que no existe ningún problema de salud pública. Los alimentos no tenían etiquetado y algunos estaban caducados

Sede de la empresa Sola Ricca en Sevilla.
Sede de la empresa Sola Ricca en Sevilla.

La Policía Local de Sevilla precintó el pasado lunes alrededor de 30.000 kilos de productos comercializados por la empresa sevillana Sola Ricca tras detectar 69 palés de alimentos, entre ellos solomillo de cerdo, panceta y diferentes variedades de queso, que carecían del etiquetado reglamentario y en los que no constaba ni la fecha de caducidad ni la procedencia. El Consistorio de la capital andaluza asegura que no existe “riesgo para la salud pública”.

La decisión se adoptó después de que una patrulla de agentes acompañados de veterinarios del área de Consumo del Ayuntamiento hispalense inspeccionaran la sede de la empresa tras haber recibido la denuncia de un particular, según confirman fuentes municipales. Durante la inspección, adelantada por el Diario de Sevilla detectaron también en el exterior del local lotes de productos caducados. El establecimiento, según han explicado las fuentes consultadas, deberá proceder a la destrucción de todos los alimentos.

La empresa mantiene su actividad y no se ha ordenado su cierre. Desde Sola Ricca han comunicado a este diario que a lo largo de la mañana emitirán un comunicado explicando lo sucedido. En declaraciones a Diario de Sevilla, los propietarios han asegurado que la inspección se produjo por la denuncia de un trabajador que “movido por el despecho acusó a la empresa de vender una serie de productos que no reunían los controles sanitarios suficientes o no eran aptos para el consumo humano”. Sola Ricca asegura al periódico local que la denuncia es “absolutamente falsa”, pero reconocen que lo único que encontraron los agentes fue un palé con queso, apartado del resto de productos, que iba a ser destruido en los próximos días.

En plena campaña navideña, una época clave en la venta de productos cárnicos, el equipo muncipal ha recordado a los consumidores y comerciantes "la conveniencia de respetar las normas establecidas sobre la conservación, mantenimiento de la cadena de frío y procedencia" de todos los alimentos para cerciorarse de que se adquieren "en perfecto estado".

En su página web, la empresa sevillana que también cuenta con una filial en Extremadura, publicita que” cuenta con la fidelidad de 2.000 clientes en distribución además de los 1.500 clientes que a diario visitan los puntos de venta”. Cuenta con matadero propio y comercializa todo tipo de productos de carne -cerdo, vacuno y cordero-, frescos y congelados, aves y huevos, elaborados y variedades de pescado.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >