Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Vox dinamita la unidad institucional contra la violencia machista

La ultraderecha impide la unanimidad para aprobar declaraciones de condena por el 25-N en Ayuntamientos y comunidades

Isabel Celaá compareció con una mariposa de ganchillo en la solapa. Es un símbolo por la igualdad y el respeto impulsado por Itziar Prats, la madre de Nerea y Martina, dos niñas asesinadas por su padre en 2018 en Castellón.

El lunes, 25 de noviembre, se conmemora el día mundial para la eliminación de la violencia contra las mujeres. El Parlamento Europeo, la Comisión Europea o la ONU alertan de la gravedad y especificidad de esta violencia. España, además, aprobó por unanimidad en 2004 una ley para luchar contra los asesinatos de mujeres a manos de sus parejas o exparejas y repitió el consenso en 2017 con el Pacto de Estado contra la Violencia de Género. Son 1.027 asesinadas desde que empezó el recuento en 2003 y 51 solo en lo que llevamos de 2019. Pero este año, ese consenso ha saltado por los aires tras la entrada de Vox en los Gobiernos autonómicos de ocho comunidades y en 365 Ayuntamientos (el 4,5% del total).

El bloqueo del partido de ultraderecha ha impedido aprobar declaraciones institucionales —que requieren unanimidad para salir adelante— en muchos de esos municipios y comunidades donde la formación de Santiago Abascal tiene representación. La alarma saltó en el Ayuntamiento de Madrid, donde se constató a mitad de semana que no habría una declaración conjunta por primera vez en 14 años. Tampoco hubo unanimidad en la Asamblea de Madrid.

La formación se ha desmarcado de cualquier iniciativa común. Argumentan que “la violencia no tiene género” y que la ley española, que exigen derogar, es un “fracaso”. En Andalucía, no han salido adelante las propuestas de los Ayuntamientos de Córdoba, Sevilla, Granada y Jaén, informa Eva Saiz. La portavoz del partido en Jaén, Salud Anguita, explicó que su oposición se debía a que “se habían negado a incluir el término violencia intrafamiliar”. Vox, que sustenta en la Junta de Andalucía el Gobierno de PP y Ciudadanos, sí logró incorporar esa frase en los presupuestos autonómicos.

Agresiones “contra toda la humanidad”

En vísperas del 25 de noviembre, la Comisión Europea ha hecho pública su declaración. “La violencia contra las niñas y las mujeres es violencia contra toda la humanidad, y no debe tener cabida ni en Europa ni en ningún otro lugar”, señala el texto. “A pesar de nuestro compromiso, sabemos que aún estamos lejos de ganar este desafío”, añade la institución, que recuerda que esta violencia “se da en todas partes, no hay lugares seguros, ni siquiera en casa”.

En las Cortes Valencianas tampoco prosperó la declaración de condena. En las de Castilla y León optaron por una moción para poder aprobar el texto, informa Efe. Allí todos los parlamentarios, excepto los de Vox, han aprobado ocho medidas para impulsar la lucha contra esta violencia. En Murcia se espera que el partido impida el lunes la lectura de un manifiesto en la Asamblea Regional.

La secretaria de Estado de Igualdad en funciones, Soledad Murillo, considera “gravísimo” y “una falta de responsabilidad para con las víctimas” esta actuación. “Me preocupa la desautorización que hay con respecto a lo que significa violencia de género”, señaló Murillo, que critica que el partido de Abascal denuncie que la ley no funciona porque hay asesinadas “pero en ningún caso se pone en duda el Código Penal a pesar de que existan los asesinatos”.

La portavoz del Gobierno en funciones, Isabel Celaá, cargó este viernes también contra Vox en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros: “Estos admiradores del pasado nos van tener enfrente a este Gobierno de progreso por el que estamos trabajando”. También mostraron su rechazo desde el PP y Cs. “El único objetivo que deberíamos tener todos los partidos es la lucha contra la violencia contra las mujeres. Lamentablemente, algunos partidos buscan sacar rédito político con este enfrentamiento”, señalaron desde el PP.

Ciudadanos también lamentó que las declaraciones no prosperaran. “Es una auténtica pena que partidos como Vox no sean capaces, ni siquiera ante dramas como la violencia machista, de dejar al margen el electoralismo”, señalaron desde la formación naranja. Cs y PP gobiernan en Madrid, Murcia y Andalucía después de que Vox les apoyase en las investiduras.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >