Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El juez expulsa al padre de Diana Quer por increpar a El Chicle: “Podría haber sido tu hija”

Juan Carlos Quer se dirige al acusado tras ver en vídeo la reconstrucción de cómo introdujo el cadáver de la joven en el pozo

José Enrique Abuín, 'El Chicle', este viernes durante el juicio. En vídeo, el momento en el que el juz ordena a Juan Carlos Quer salir de la sala.
Santiago de Compostela

El magistrado que preside el juicio contra El Chicle por la muerte de Diana Quer, Ángel Pantín, ha mandado salir de la sala al filo de las once de este viernes al padre de la víctima. Juan Carlos Quer asistía, con todo el público y el jurado, a la proyección del vídeo de la recreación de los hechos, y en el instante en que se ha visto la escena en que el acusado explica cómo introduce el cadáver de la muchacha en la arqueta del pozo, el padre se ha puesto en pie y ha dicho, mirando hacia José Enrique Abuín: "Podría haber sido tu hija". "Salga de la sala... lo siento mucho", ha dicho acto seguido el juez, tras lo que Juan Carlos Quer también se ha disculpado antes de abandonar el edificio.

Juan Carlos Quer ha asistido hasta ahora a todas las sesiones del juicio, que cumple su segunda semana y enfila la recta final. Siempre ha mantenido la entereza ante las descripciones más atroces que se han escuchado en la sala y ha dado apoyo constante a su hija menor, Valeria, durante los días en que la joven de 19 años ha querido estar presente. Pero este viernes, el padre de Diana Quer se ha angustiado al ver la recreación del suceso con maniquíes en la que el acusado se prestó a participar activamente en junio de 2018.

En las imágenes se ve al propio Abuín explicándose con soltura y hasta desparpajo ante los investigadores. En algunos momentos de la grabación incluso esboza varias sonrisas, pero no es esta actitud la que ha terminado por herir a Juan Carlos Quer. El momento de mayor dolor para él ha sido aquel en el que se exhibe el interior del sótano de la nave de Asados (Rianxo) y se llega al pozo oculto en aquel lugar. El Chicle desnuda a un maniquí que representa a su víctima, pasa un cable de la luz por la anilla de la tapa de cemento, la levanta, y el muñeco acaba sumergido en el agua con unos lastres idénticos a los empleados en el crimen.

El padre de la muchacha supuestamente asesinada y violada el 22 de agosto de 2016 ha aguantado sentado y callado en su silla de casi todos los días, respirando cada vez con más angustia, hasta que no ha podido más y se ha levantado para dirigirse al hombre que presuntamente mató a su hija mayor. Después de que el magistrado le ha dicho que se marchase, ya no ha regresado al juzgado en toda la mañana.

"No puedo comprender cómo un padre puede hacer a una joven que podría ser su hija la atrocidad que hizo pasar a Diana, tras violarla y asesinarla, tirar su cuerpo a un pozo. Pido mis más sinceras disculpas al jurado y al magistrado, no pude contener el dolor", ha escrito después Juan Carlos Quer en su cuenta de Twitter.

En la grabación se ve que El Chicle da toda suerte de explicaciones y que representa con gestos cada detalle de su versión de los hechos, desde que mata a Diana porque cree que le ha sorprendido robando gasoil (un estrangulamiento "accidental" que él representa con un apretón del cuello de solo tres segundos) hasta que la lastra en el aljibe de la nave industrial abandonada. 

En el anterior juicio de El Chicle, el pasado abril, por la detención ilegal e intento de violación de otra mujer en Boiro (A Coruña), Juan Carlos Quer, que asistió todos los días, también se puso en pie y se dirigió al acusado. Fue justo en el momento del alegato final, cuando tenía la palabra Abuín. El padre de Diana se levantó y dijo en voz alta: "Quiero testimoniar que mi hija está aquí presente". Entonces, el magistrado de la Audiencia que juzgaba el caso le ordenó que se sentase y Juan Carlos Quer pidió disculpas y obedeció. Hoy, sin embargo, el juez ha ordenado al padre salir directamente, sin llamarlo al orden previamente en ninguna ocasión, aunque ha añadido "lo siento mucho". El Tribunal Superior de Justicia de Galicia ha informado al respecto que previamente al juicio se habían aclarado con las partes "las condiciones" para estar en la sala.

Durante esta novena sesión, han testificado distintos agentes de la Guardia Civil que han señalado que es "prácticamente imposible" descender con un peso por las escaleras de la nave que conducen al sótano del pozo en el que se halló el cuerpo de la joven madrileña. "Bajar por esa escalera sin luz es prácticamente imposible", ha contado uno de ellos al referirse a los 20 peldaños por la escalinata "angosta y en forma de ele". Esta dificultad convence a la acusación de que aquella noche Diana Quer llegó a aquel sótano oscuro, sin luz artificial ni natural alguna, todavía viva. En la versión de Abuín, la víctima llega muerta y en sus brazos y no se produce ninguna violación. Los agentes han descrito el lugar como "escalofriante", por la total oscuridad, el completo silencio, la humedad y el olor a cerrado.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información