Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Arrimadas pide la dimisión de Marlaska por “alimentar el odio” contra Ciudadanos

El PSOE ha condenado las "infamias" que se están vertiendo sobre el ministro del Interior

Inés Arrimadas (en el centro), durante la manifestación del Orgullo en Madrid, este sábado. En vídeo, Ciudadanos culpa a PSOE y Podemos de su expulsión de la marcha del Orgullo.

Ciudadanos ha descargado toda la responsabilidad del acoso que sufrió la delegación del partido en la marcha del Orgullo el pasado sábado en el ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska. La portavoz parlamentaria de Ciudadanos, Inés Arrimadas, pidió este domingo la dimisión del titular de Interior por comportarse como “un incendiario irresponsable” y “alimentar el odio” contra su partido. Una decena de dirigentes de Ciudadanos, entre los que se encontraba Arrimadas, tuvo que salir escoltado por la policía el sábado tras ser increpados e insultados por un grupo de manifestantes, que también les arrojaron botellas y líquidos.

El ministro se había referido por la mañana —antes de la marcha—, a preguntas de los periodistas, a las críticas de la organización del Orgullo a Ciudadanos, que este año no pudo acudir con su propia carroza a la manifestación porque se negó a firmar el decálogo de los organizadores, en el que se incluía un compromiso de no valerse de los votos de los partidos de extrema derecha. “Pactar con quien de una forma descarada y obscena trata de limitar derechos humanos, derechos LGTBI”, dijo Marlaska en referencia a Ciudadanos, “si alguien entiende que no tiene que tener una consecuencia, en un sentido u otro... podría calificarlo de irresponsable o ilusorio”, reflexionó. Fuentes del equipo del ministro aseguraron ayer a este diario que el ministro “evidentemente, se refería a consecuencias políticas” de los pactos con Vox, y no de otro tipo.

Arrimadas acusó a Grande-Marlaska, sin embargo, de poner a Cs “en la diana” y comparó sus palabras con las del presidente catalán, Quim Torra, cuando este llamó a los CDR (Comités de Defensa de la República) a “apretar”, lo que se interpretó como una llamada a la violencia callejera en defensa del procés. La portavoz de Cs llamó también “fascistas” a quienes les atacaron el sábado.

El PSOE salió en defensa del titular de Interior ante "las infamias que se están vertiendo sobre el ministro Grande-Marlaska. Un referente para muchos y muchas".

Ciudadanos tuvo el respaldo de PP y Vox. “Es triste constatar que los cordones sanitarios y el silencio han animado esas agresiones y alimentado el monstruo totalitario. Ahora, donde podamos, fuera toda subvención a los violentos y los amparadores”, opinó ayer el líder de Vox, Santiago Abascal, en su cuenta de Twitter.  "Nuestra solidaridad con los diputados de Cs que ayer recibieron el ataque de los energúmenos de siempre. Exigimos la dimisión de Marlaska, un ministro chavista que justifica a sus matones callejeros y echa la culpa a los agredidos", apostilló. El alcalde de Madrid, el popular José Luis Martínez-Almeida, consideró que la marcha de Orgullo “se está transformando en una fiesta de exclusión”.

Las entidades organizadoras, FELGTB y COGAM, por su parte, llamaron a Ciudadanos a hacer “autocrítica” y tomar conciencia de la “incoherencia” que supone defender los derechos LGTBI y pactar con partidos de tintes homófobos. Los organizadores no condenaron en el comunicado el acoso al partido, algo que sí hizo la ONG Movimiento contra la Intolerancia, que calificó los incidentes contra Cs como “conductas agresivas de odio e intolerancia” que podrían ser delictivas.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información