Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Polémica por el último lema pro vientres de alquiler: ‘Nosotras parimos, nosotras decidimos’

Son Nuestros Hijos llena de carteles Madrid y Barcelona y los colectivos feministas le piden a las alcaldesas de ambas ciudades que los retiren

Cartel en la plaza de Callao de Madrid a favor de los vientres de alquiler.
Cartel en la plaza de Callao de Madrid a favor de los vientres de alquiler. EP

La asociación de familias prodefensa de los vientres de alquiler (una técnica también conocida como gestación subrogada) Son Nuestros Hijos ha lanzado una campaña en redes y ha llenado de carteles los centros de Madrid y Barcelona con el lema Nosotras parimos nosotras decidimos. La selección del histórico lema feminista para demandar la legalización en España ha provocado una oleada de indignación en el movimiento de mujeres. Organizaciones como Femen o No somos vasijas demandan que se retire la campaña "que publicita una práctica nula de plena derecho". 

La práctica de los vientres de alquiler -que supone que una mujer gesta un hijo cuya maternidad y paternidad cede a otras personas- no es legal en España. No obstante, en torno a un millar de familias, según estimaciones de Son Nuestros Hijos, llevan a cabo ese proceso en países que lo permiten a cambio de dinero. La mayoría de estas familias acuden a Ucrania, donde es mucho más barato y ronda los 40.000 euros, y a Estados Unidos, con tarifas a partir de 120.000 euros.

"Nos han robado este lema a todas las feministas", protesta Lara Alcaraz, líder del movimiento Femen. Reclama a las alcaldesas de Madrid y Barcelona, Manuela Carmena y Ada Colau, que se pronuncien en favor del movimiento feminista y retiren loa carteles de la campaña. "Promueven que se compren y alquilen mujeres por su capacidad reproductiva", añade Alcaraz. El colectivo No somos vasijas, centrado en el rechazo de esta práctica, también ha reclamado su retirada. "Es una campaña indigna que ignora la conciencia ética y cívica colectiva", señala Alicia Miyares, portavoz de No somos vasijas.  El origen del lema elegido "representa que el feminismo está a favor de la interrupción voluntaria del embarazo para evitar una maternidad forzada, igual que en este caso estamos contra una maternidad con contrato y condiciones".

El Ayuntamiento de Madrid alega que no tiene competencias para retirar la campaña, según una protavoz municipal, que indica que la gestión de los contenidos de las campañas publiciatarias es del Gobierno regional de la Comunidad de Madrid. Los carteles en mobiliario urbano los gestiona una empresa externa con convenio con el Ayuntamiento, por lo que aseguran que tampoco tienen opción de retirarla. No obstante, la citada portavoz asegura que al Ayuntamiento de Madrid "no le parece adecuada" la campaña, informa Gloria Rodríguez-Pina

La campaña utiliza la conocida sentencia feminista que nació para defender el aborto libre y con ella reivindica "la libertad de cada mujer para decidir si gestaría voluntariamente para un familiar, un amigo o, simplemente, para una persona que lo necesite", según explicó a Europa Press Hugo Albornoz, miembro de Son nuestros hijos.

El cartel remite a una web, que ha sido puesta en marcha por Son Nuestros Hijos y en la que aparecen más de 200 vídeos de mujeres que se suman a la campaña #YoGestaría de forma "voluntaria". La web incluye la pregunta "¿Serías capaz de gestar para ayudar a crear su propia familia a una hermana, a tu mejor amigo, a alguien que no pudiera?", e invita a las mujeres que lo harían a subir stories en Instagram con el hashtag #YoGestaría. La etiqueta ha sido replicada también desde las redes sociales con #YoNoGestaría.

La campaña cuenta con más de 6.000 carteles en Madrid, que pueden encontrarse en Gran Vía, Chueca, Malasaña, Chamberí, Tirso de Molina, Antón Martín, Lavapiés, Huertas, Latina o La Vaguada. Y tres vallas publicitarias, además de la pantalla luminosa de los cines Callao. La web también contiene vídeos de gestantes de Estados Unidos, Canadá, México y Ucrania, en los explican su experiencia.

"El objetivo es visibilizar una realidad social que últimamente está siendo atacada fruto de prejuicios y de mitos que están por romper", ha indicado a Europa Press, la portavoz de Son Nuestros Hijos, Sonia Ruano, que reclama el "derecho a las mujeres decidir sobre su propio cuerpo, reforzando su autonomía y libertad para tomar estas decisiones, dentro de un marco regulatorio garantista que a día de hoy no existe en España". "Como individuo soy libre de parir o no pero no lo soy para comerciar con un ser humano, con un recién nacido", responde Miyares.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >