Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El candidato republicano a fiscal de California quiere legalizar la marihuana

El abogado Ron Gold basa su campaña electoral en seguir el ejemplo de Colorado

Afirma que un 52% de los republicanos están a favor de la legalización

Ron Gold, en la convención republicana de California el pasado domingo.
Ron Gold, en la convención republicana de California el pasado domingo.

A partir del sábado que viene (27 de septiembre), los ciudadanos de California se van a encontrar con unos anuncios del Partido Republicano que pueden sorprender a más de uno. “Ron Gold apoya la legalización de la marihuana”. Es el lema de campaña de Ron Gold, abogado y candidato de los conservadores al puesto de fiscal general del Estado que se vota el próximo 4 de noviembre. En una entrevista durante la celebración de la convención republicana de California el fin de semana pasado, en un hotel de Los Ángeles, Gold explicaba su posición.

“Tengo esta opinión desde hace mucho tiempo”, explicaba Gold. “Mi antiguo socio en la firma de abogados trabajó para el FBI y fue policía en Nueva York. Siempre me decía que esto de la marihuana está muy exagerado y está haciendo que nuestras prisiones estén superpobladas con gente que no debería estar en la cárcel. Demasiada gente va a la cárcel por esta actividad y los recursos policiales están siendo mal utilizados”. Aquel socio decía que "esto de la marihuana solo trae problemas".

La marihuana es legal en California para uso médico desde 1996. Aunque el acceso es relativamente fácil y está muy extendida, sigue siendo ilegal el uso recreativo. Incluso se han votado iniciativas para reducir el número de dispensarios médicos donde se puede obtener. La política represiva es ambigua, entre tolerar el uso pero castigar la ostentación. Gold afirma que su modelo de legalización es el de Colorado, el estado pionero, junto con Washington, en la legalización y regulación del mercado de marihuana.

“Ha llegado la hora”, dice Gold. “Las encuestas dicen que el 57% de los californianos lo apoya"

Gold está convencido de que tiene a su favor a una mayoría de californianos. “Estoy convencido que la legislatura de 2016 o un en referéndum en ese año lo aprobarán”. La iniciativa no está aún en la papeleta, “pero lo estará”. Las asociaciones en defensa de la legalización ya están trabajando de cara a 2016. “Ha llegado la hora”, dice Gold. “Las encuestas dicen que el 57% de los californianos lo apoya. Entre los republicanos es el 52%”.

El candidato republicano expresó su opinión abiertamente ante el plenario de su partido en la convención de Los Ángeles. Se palpaba la sorpresa de muchos, pero su intervención fue aplaudida con respeto. “Es interesante”, reflexionaba Gold minutos después de su discurso. “Uno pensaría que si digo eso delante de la convención podría a continuación cortarme el cuello y largarme. ¿Qué está diciendo este tío? Pero ya ha visto la reacción. Se me ha acercado gente a decirme que personalmente se oponen, pero que si está bien regulado y el dinero de los impuestos se dedica a programas contra las drogas y el alcohol, infraestructuras y educación, sería suficiente para ellos”.

Gold afirma que le explicó su posición al presidente de su partido, Jim Brutle, hace tres meses. Otros líderes republicanos le aconsejaron que cambiara su postura. “Jim dijo que no, que puede que perdamos algunos republicanos antiguos que ven las cosas en blanco y negro, pero la mayoría de los republicanos van a apoyarlo y, lo que es más importante, muchos independientes y demócratas van a apoyarlo”.

Gold compite en la papeleta con la actual fiscal general, Kamala Harris. Está convencido de que su posición sobre la marihuana le da una ventaja sobre Harris, ya que ella nunca se ha manifestado abiertamente a favor de la legalización. El gobernador, el demócrata Jerry Brown, se opone (“será por su pasado de seminarista”, bromea Gold). El candidato republicano incluso ha estado repartiendo folletos entre el público de un mercadillo orgánico de marihuana que recientemente ha abierto en el Este de Los Ángeles.

“En realidad este no es un tema de los demócratas, sino que es una cuestión libertaria”, explica Gold. “La visión republicana en este tema es totalmente libertaria: derecho a la privacidad y la libertad. Personalmente, nunca he fumado, nadie de mi familia lo ha hecho. Pero lo que yo hago puede ser diferente de lo que hacen otros, no voy a decir a los demás lo que tienen que hacer”.