Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Tras la huella del vertido

Tres aviones de Salvamento Marítimo realizan tareas de vigilancia de la contaminación en el mar. Acompañamos a la tripulación del Sasemar 101, con base en Valencia, en una de sus misiones.

  • Julio Montero, técnico de apoyo al vuelo, señala en la pantalla los puntos por donde sale líquido del casco de un buque. Lo hace en pleno vuelo del avión Sasemar 101, de Salvamento Marítimo, que realiza tareas de vigilancia de la contaminación en el Mediterráneo desde su base en Valencia. Durante una de estas misiones, el martes pasado, la torre de control detectó un barco sospechoso, detenido en alta mar, y pidió al avión que se acercara a investigarlo.
    1Julio Montero, técnico de apoyo al vuelo, señala en la pantalla los puntos por donde sale líquido del casco de un buque. Lo hace en pleno vuelo del avión Sasemar 101, de Salvamento Marítimo, que realiza tareas de vigilancia de la contaminación en el Mediterráneo desde su base en Valencia. Durante una de estas misiones, el martes pasado, la torre de control detectó un barco sospechoso, detenido en alta mar, y pidió al avión que se acercara a investigarlo.
  • La tripulación del avión Sasemar 101 comenta la ruta de la misión de vigilancia. El comandante, Fernando Serrano, de pie, informa de que el objetivo es vigilar la ruta del tráfico mercante camino del Estrecho y, a la vuelta, la línea de costa.
    2La tripulación del avión Sasemar 101 comenta la ruta de la misión de vigilancia. El comandante, Fernando Serrano, de pie, informa de que el objetivo es vigilar la ruta del tráfico mercante camino del Estrecho y, a la vuelta, la línea de costa.
  • El Sasemar 101, bautizado como Isabel de Villena, es un avión modelo Casa CN-235, muy utilizado por el Ejército español para transporte militar y diseñado también para patrulla marítima. Puede operar a muy baja altitud.
    3El Sasemar 101, bautizado como Isabel de Villena, es un avión modelo Casa CN-235, muy utilizado por el Ejército español para transporte militar y diseñado también para patrulla marítima. Puede operar a muy baja altitud.
  • El Sasemar 101 forma parte de la flota de tres aviones que en 2007 compró el Ministerio de Fomento para realizar tareas de vigilancia de la contaminación en el mar. Cada uno costó unos 30 millones de euros. En la foto, la tripulación se dispone a embarcar.
    4El Sasemar 101 forma parte de la flota de tres aviones que en 2007 compró el Ministerio de Fomento para realizar tareas de vigilancia de la contaminación en el mar. Cada uno costó unos 30 millones de euros. En la foto, la tripulación se dispone a embarcar.
  • El Sasemar 101 dedica más del 80% de sus horas de vuelo a misiones de lucha contra la contaminación, aunque también participa en salvamentos. Transporta equipos de última generación para detectar y caracterizar manchas de contaminación. La tripulación la forman el piloto, el copiloto, dos operadores de consola y un técnico de apoyo al vuelo. En la foto, el técnico, Julio Montero, en su puesto de observación, desde el que fotografía manchas y buques sospechosos.
    5El Sasemar 101 dedica más del 80% de sus horas de vuelo a misiones de lucha contra la contaminación, aunque también participa en salvamentos. Transporta equipos de última generación para detectar y caracterizar manchas de contaminación. La tripulación la forman el piloto, el copiloto, dos operadores de consola y un técnico de apoyo al vuelo. En la foto, el técnico, Julio Montero, en su puesto de observación, desde el que fotografía manchas y buques sospechosos.
  • Pablo Benjumeda y Juan Peña, los operadores, vigilan permanentemente las pantallas en busca de manchas de vertidos. Si encuentran algo sospechoso, piden al piloto que se acerque o se sitúe de forma que puedan tomar fotografías o grabar vídeos que después se emplean como pruebas en un expediente sancionador. Los operadores de estos vuelos son marinos, oceanógrafos o ingenieros.
    6Pablo Benjumeda y Juan Peña, los operadores, vigilan permanentemente las pantallas en busca de manchas de vertidos. Si encuentran algo sospechoso, piden al piloto que se acerque o se sitúe de forma que puedan tomar fotografías o grabar vídeos que después se emplean como pruebas en un expediente sancionador. Los operadores de estos vuelos son marinos, oceanógrafos o ingenieros.
  • El técnico de apoyo al vuelo, Julio Montero, toma fotografías en misiones de lucha contra la contaminación y además es el responsable del lanzamiento de bengalas y balsas para actuaciones de búsqueda y rescate. No es raro que Salvamento Marítimo requiera la ayuda de este avión, que vigila la costa mediterránea, en operaciones de salvamento.
    7El técnico de apoyo al vuelo, Julio Montero, toma fotografías en misiones de lucha contra la contaminación y además es el responsable del lanzamiento de bengalas y balsas para actuaciones de búsqueda y rescate. No es raro que Salvamento Marítimo requiera la ayuda de este avión, que vigila la costa mediterránea, en operaciones de salvamento.
  • El Sasemar 101 suele seguir las rutas mercantes del Mediterráneo por las que navegan todo tipo de buques, como este carguero repleto de contenedores.
    8El Sasemar 101 suele seguir las rutas mercantes del Mediterráneo por las que navegan todo tipo de buques, como este carguero repleto de contenedores.
  • El objetivo del Sasemar 101 es, además de disuadir con su mera presencia en el aire, encontrar manchas de contaminación. Si están conectadas a la estela de un buque, la identificación es sencilla. Si aparecen aisladas, la tripulación puede, con ayuda del centro de coordinación, utilizar el análisis 'backtracking', que consiste en combinar modelos de deriva del vertido con el sistema de identificación de los buques (AIS), que da información en tiempo real sobre posición, velocidad y destino de un barco.
    9El objetivo del Sasemar 101 es, además de disuadir con su mera presencia en el aire, encontrar manchas de contaminación. Si están conectadas a la estela de un buque, la identificación es sencilla. Si aparecen aisladas, la tripulación puede, con ayuda del centro de coordinación, utilizar el análisis 'backtracking', que consiste en combinar modelos de deriva del vertido con el sistema de identificación de los buques (AIS), que da información en tiempo real sobre posición, velocidad y destino de un barco.
  • El Sasemar 101 tiene base en Valencia, y cubre toda la costa Mediterránea, desde la frontera francesa, la zona del Estrecho, y hasta la frontera con Portugal.
    10El Sasemar 101 tiene base en Valencia, y cubre toda la costa Mediterránea, desde la frontera francesa, la zona del Estrecho, y hasta la frontera con Portugal.