Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

El número de linces atropellados en lo que va de año alcanza ya el total de 2013

Un nuevo ejemplar muerto hallado en Huelva eleva la cifra a 14

Suelta de un ejemplar de lince en una imagen de archivo.
Suelta de un ejemplar de lince en una imagen de archivo.

Un cachorro hembra de lince ibérico, de aproximadamente cuatro meses, fue atropellado la madrugada del domingo. Este suceso eleva a 14 los ejemplares muertos por atropello en lo que va a de 2014 en España, todos ellos registrados en Andalucía. Otra cría murió en las mismas circunstancias el pasado 25 de Julio cerca de Córdoba.

Según Ecologistas en Acción este atropello ha tenido lugar este domingo en la carretera A 481 entre Hinojos y Chucena (ambas de Huelva), concretamente en el punto kilométrico 12,800.

El portavoz de la asociación, Juan Romero, ha asegurado que este es uno de los cinco o seis puntos negros en los que se han encontrado más linces muertos. En lo que va de 2014 se ha alcanzado ya la cifra de 14 atropellos, los mismos que en todo el año pasado. "Las soluciones son poner pasos subterráneos y mallas metálicas que impidan el acceso a las carreteras, además de una campaña de sensibilidad", ha señalado Romero. Según el portavoz, esta campaña es necesaria ya que no se respetan los controles de velocidad en los puntos señalizados como peligrosos.

Ecologistas en Acción ha reclamado una convocatoria "urgente" de todos los responsables del Programa Life+, en el que deben participar Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio, Ministerio de Medio Ambiente y Portugal, con todos los interesados en materia de conservación.

La ONG WWF, por su parte, ha señalado como responsable a la Consejería de Fomento de la Junta de Andalucía y tacha de "inadmisible la desidia" que ha tenido con este asunto y exige una solución urgente. La organización asegura que se está desaprovechando la posibilidad de invertir el presupuesto europeo de un millón de euros para mejorar la situación de las carreteras andaluzas y además se está incumpliendo sus obligaciones de mantener en buen estado los vallados existentes.

La razón por la cual los linces cruzan las carreteras es la necesidad de buscar conejos ya que esta especie ha desaparecido por completo del Parque de Doñana debido a un virus mutado que estuvo a punto de acabar con esta población hace unos años. "Debemos trabajar por recuperar los conejos en el parque ya que sin ellos los linces se pueden morir de hambre". ha afirmado Romero. Hasta que se rehabite el Parque Nacional se está llevado un plan de "alimentación suplementaria", en la que se les alimenta con conejos de granja.

Pero además de las carreteras debe seguir vigilándose la caza ilegal. "En la mayoría de los linces atropellados se han encontrado restos de perdigones".