Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La escuela pública exige los libros de texto gratis

El colectivo reclama becas y ayudas que atiendan todas las necesidades de los alumnos

Venta de libros de texto de segunda mano en los alrededores de la calle Libreros de Madrid.
Venta de libros de texto de segunda mano en los alrededores de la calle Libreros de Madrid.

"Queremos que los diputados tomen las medidas legislativas correspondientes para apoyar y desarrollar parlamentariamente que los libros de texto sean gratuitos", ha afirmado Miguel Latorre, de Enseñanza Pública de UGT, a la salida del registro del Congreso. Tal declaración se debe a que la Plataforma Estatal por la Escuela Pública ha presentado hoy un escrito dirigido a los grupos parlamentarios en el que se les solicita que impulsen legislativamente la gratuidad de los materiales escolares. 

Latorre ha explicado también que la Plataforma quiere dejar patente "la preocupación" que tiene la comunidad educativa con los libros de texto, y ha recordado, que el pasado 29 de mayo la Comisión Permanente del Consejo Escolar del Estado aprobó proponer al Ministerio de Educación tal incitativa.

El secretario de acción sindical de la Federación de Enseñanza de CC OO, Julio Serrano, recalca que defienden la propuesta planteada hoy por la Plataforma Estatal dentro del derecho a la educación. Serrano pide en concreto "soluciones que garanticen" que los alumnos tengan libro sin necesidad de "competir". Según él, a pesar de la reforma educativa "no hace falta cambiar todos los libros".

José Luis Pazos, portavoz de la Confederación Española de Asociaciones de Padres y Madres de Alumnos (Ceapa), señala que no solo debe exigirse la libre obtención del material escolar sino que debe de haber "un sistema de becas y ayudas suficientemente dotado que atienda todas las necesidades" para que no gire "en función de las disposiciones presupuestarias". Pazos apuesta porque los libros dejen de ser "la única herramienta" a usar en los centros y se vaya hacia materiales educativos y curriculares "alternativos", así como se cambie un modelo "anclado en el libro de texto".

Desde el alumnado, la secretaria general del Sindicato de Estudiantes, Ana García, califica de "gran negocio" para las editoriales los cambios de libros de texto. García destaca que los más afectados son los que tienen menos recursos, al tiempo que insiste en hacer un llamamiento a "la movilización en las calles" y a una "huelga general a principio de curso" para conseguir, entre otras metas, que la gratuidad de los libros de texto sea "un derecho".