“Te notas estresado, nervioso”

Los vecinos de la Ronda Norte de Sevilla llevan esperando desde 2011 que les instalen un asfalto especial para reducir el ruido

Roberto Roldán y su mujer, Eva Gómez, en su casa de Sevilla.
Roberto Roldán y su mujer, Eva Gómez, en su casa de Sevilla.paco puentes

Para los vecinos de la Ronda Norte de Sevilla, el silencio solo dura unos segundos, los que tarda el semáforo en ponerse en verde. En ese intervalo de tiempo, el mundo parece detenerse. Incluso, se puede apreciar el piar de los pájaros. Por esta avenida —que cierra el anillo de la SE-30— pasan diariamente alrededor de 80.000 vehículos, según datos del Centro de Control de Tráfico del Ayuntamiento, desde motos de gran cilindrada hasta camiones de gran tonelaje. Desde hace una década, el ruido se ha convertido en un miembro más de estas familias. “Es constante durante todo el día, sobre todo por la mañana. Es terrible”, asegura Roberto Roldán, vecino de Los carteros, uno de los nueve barrios afectados.

Roberto Roldán y su esposa, Eva Gómez, quienes viven en esta barriada desde hace nueve años, aseguran que el problema les cogió por sorpresa. “Los dos nos hemos criado en la zona, he vivido en otros puntos del distrito y nunca me pude imaginar que aquí habría este ruido”, explica Roldán. Según la plataforma vecinal RUN, el ruido supera “con creces” los 65 decibelios marcados por la Organización Mundial de la Salud y duplica el fijado en la ordenanza municipal. “A las cinco de la mañana, se alcanzan los 83 decibelios”, defiende el colectivo. “Los coches no respetan los límites de velocidad y llegan a ir a 120 kilómetros por hora en una vía por la que se debe ir a 40”, agrega. En el informe de 2013, el Defensor del Pueblo se hizo eco de esta situación.

El mejor termómetro del problema es el hijo de la pareja, de cinco años. “Todos los días se despierta a las 7.30 o las 8.00, salvo cuando nos vamos de vacaciones, que no hay quien lo levante antes de las 11”, explica Eva Gómez.

El ruido ha condicionado el día a día de este matrimonio sevillano y de otros 10.000 vecinos, según denuncia la plataforma vecinal. “Entra por todas partes, por el tambor de la persiana, por el extractor de la cocina… Es una locura”, afirma Pedro Jaime, otro de los afectados. “La mayoría de las noches es imposible dormir del tirón”, aprecia. “Lo que no se puede es vivir como si estuvieras en un búnker, con todo cerrado a cal y canto”, apunta Isidro Jiménez, otro de los vecinos. Y ello, como no, se traduce en su salud. “Te notas más estresado, nervioso…”, enumera Roldán.

Y mientras tanto, las soluciones no llegan. La plataforma vecinal denuncia que el pleno del Ayuntamiento aprobó en 2011 acometer una serie de mejoras en la zona, principalmente, la instalación de asfalto antirruido y el aumento de zonas verdes que actuaran como pantalla. “Poco se ha hecho, por no decir nada. Se colocó un semáforo y poco más”, apunta Roldán. El Consistorio (PP), que ultima la nueva ordenanza de ruido, ya aseguró en junio que está prevista la implantación de este asfalto, “aunque se tenga que hacer por tramos debido a su elevado coste”. “La única solución efectiva es el soterramiento pero, claro, es muy costoso”, zanja Roldán.

Sobre la firma

Antonio J. Mora

Ha desarrollado la mayor parte de su carrera en EL PAÍS. Fue redactor en la delegación en Andalucía durante más de seis años y, actualmente, es portadista web. Licenciado en Periodismo por la Universidad de Málaga y Máster de periodismo de EL PAÍS, también trabajó en Diario Sur e Infolocalia. En 2009, ganó el premio nacional Alma de Periodista.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción