_
_
_
_
_

México paga a más de 39.000 maestros que nadie conoce

Las irregularidades destapadas por el censo de escuelas, profesores y alumnos afectan a casi 300.000 docentes

Clase al aire libre en la montaña guerrerense.
Clase al aire libre en la montaña guerrerense. PEP COMPANYS

México busca a más de 39.000 maestros, pero no se trata de una oferta de trabajo. Los ha perdido. La Secretaría de Educación Pública (SEP) mexicana paga todas la quincenas miles de sueldos a trabajadores que nadie sabe dónde están más allá de sus registros de nóminas. Ni dónde están ni dónde deberían estar ni cómo se llaman. Literalmente, según los documentos, son personal que causan “baja porque no lo conocen” en los centros de trabajo. El primer censo de maestros que ha realizado el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) y la SEP ha arrojado mucha luz sobre la plantilla de profesores a nivel nacional pero también ha dejado 39.000 sombras.

Ha costado mucho dibujar un panorama general sobre el sector de la educación en México. Los Estados tuvieron que entregar primero sus bases de datos y el equipo de encuestadores se acercó a las escuelas para ver si era cierto lo que aparecía en los papeles. El resultado del Censo de Escuelas, Maestros y Alumnos de Educación Básica y Especial, que se hizo público a comienzos de esta semana, ayuda a entender la inmensidad y complejidad del sistema educativo mexicano: 978.118 maestros y casi 2.250.00 empleados para 23.562.183 alumnos en todo el país. O, mejor dicho, en casi todo. El mapa tiene grandes huecos en los Estados de Chiapas, Oaxaca y Michoacán. Allí, ni la SEP ni el INEGI han conseguido entrar en las aulas de más de 23.000 escuelas que se han negado a cooperar. La explicación tiene más que ver con la Historia que con la Geografía: se trata de los Estados en los que tiene más influencia la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE). El vacío de información es la manera de protestar contra la reforma educativa que ha puesto en marcha el Gobierno de Peña Nieto. 

Los 39.222 maestros que nadie conoce son la prueba más clamorosa del aparente caos en el que se mueve el mundo educativo mexicano. Pero, además de ponerse a buscar y tratar de “conocer” a todo ese personal, la SEP tendrá que intentar descifrar otras incógnitas en esta ecuación. Casi 300.000 docentes, el 13,3% del total censado, no trabaja en el centro de trabajo en el que debería hacerlo: algunos lo hacen en otro centro de trabajo, otros gozan de una licencia y otros son baja porque han renunciado, se jubilaron… o murieron. 

“En ese sentido, se llevará a cabo una investigación donde estos maestros serán dados de baja de la nómina”, aseguró Emilio Chuayffet, secretario de Educación Pública, durante la presentación del censo. También aseguró que aquellos docentes que se negaran a formar parte del censo “corren el riesgo de no ser incluidos en la nómina única” que prepara la Secretaría, uno de los puntos principales de la reforma educativa. Además de los que no quisieron participar, casi otros 100.000 maestros no estuvieron presentes en sus puestos cuando el personal del INEGI acudió a hacer el ejercicio, a pesar de que estaban avisados. 

“Con los datos previos que teníamos, pensábamos que las irregularidades podrían alcanzar a unas 50.000 personas. Pero los resultados hablan de una cantidad alucinante, de 298.000 [ese 13,3% que no trabaja en el centro en el que debería: suma de los que nadie conoce, los que no acuden porque están comisionados o tienen licencia, los que trabajan en otro centro...] Ni en la más loca de nuestras fantasías esperábamos algo así”, explica David Calderón, director general de Mexicanos Primero. Esta asociación es una de las más de cien que forman parte de la iniciativa El Ojo Ciudadano y que busca implementar la Reforma Iniciativa. “El resultado habla de un sistema corrupto, no solo de desorden administrativo o actos discretos. No es posible un desvío tan masivo sin colusión”.

Punto aparte merece el rubro de aquellos que no trabajan en el centro que les corresponde “por licencia o comisión”. Especialmente estos segundo. En México, un trabajador se considera comisionado cuando tiene permiso para no acudir a su puesto y trabajar en la sección sindical a la que pertenecen. La ley indica que, en esos casos, no tienen derecho a sueldo. Sin embargo, los encuestadores se encontraron con la sorpresa de que muchos de los que aparecían en sus registros previos como trabajadores - y que cobraban sueldo - estaban realmente comisionados. “Además del aspecto económico, existen fuertes consecuencias sociales y políticas. Se trata de un ejército de personas pagadas con dinero público pero que sirven de fuerza electoral y como presión a intereses privados, que deberían pagar los sindicatos”, opina Calderón.

Además de los datos respecto a los maestros, el censo de escuelas y alumnos pone números a una cruda realidad. Solo el 69% de las escuelas públicas tienen agua de la red pública y poco más de la mitad disponibilidad de drenaje. Las cifras son casi del 100% en las escuelas privadas.

México - la economía número 11 del mundo - ocupa la posición 53 en el informe PISA. A pesar de ser un importante avance respecto a los resultados de años, está muy lejos del resto de países, como el mismo informe advirtió en su última edición. “De mantenerse las tasas de mejoras actuales, a México le llevará más de 25 años alcanzar los niveles medios de la OCDE y más de 65 para obtener los de lectura”, advierte el informe. Todo esto pese a que el país destina el 83% de sus presupuesto para educación a pagar los salarios de los profesores y el 93% al pago del personal del sector, según la propia OCDE. Los resultados del censo también demuestran que queda mucho por hacer en Matemáticas y Economía.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Sobre la firma

Mari Luz Peinado
Redactora jefa de Estrategia Digital. Ha sido directora de Verne, por lo que recibió el Premio de Periodismo Digital José Manuel Porquet junto a Lucía González. Antes, fue redactora de El País en México y trabajó en Smoda, MSN y Soitu.es. Escribe el boletín semanal 'Correo sí deseado', que selecciona historias positivas y que aportan soluciones.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_