Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Constitucional alemán obliga a reducir el control político en la televisión pública

El peso de los partidos en el Consejo de Administración supone un 40%, una influencia “excesiva” que no casa con la libertad de prensa

El Tribunal Constitucional alemán, la máxima instancia jurídica del país, ha sentenciado este martes que los partidos políticos deben reducir su presencia en el Consejo de Administración y en el Consejo de Televisión de la segunda cadena de la televisión germana (ZDF).

El Constitucional, después de estudiar una demanda presentada por los Gobiernos regionales de Hamburgo y de Renania, que consideraban "excesiva" la presencia de los partidos políticos en el Consejo de Administración de la ZDF, llegó a la conclusión de que la influencia de los políticos no era acorde con la libertad de prensa que está garantizada en la Constitución.

"La televisión pública no puede convertirse en una televisión estatal, sino que tiene que representar toda la variedad de opiniones que hay en la sociedad", ha dicho el vicepresidente de la Corte, Ferdinand KIrchoff, al dar a conocer la sentencia. La segunda cadena pública está ahora obligada a reformar radicalmente la composición de sus organismos de control, donde los partidos podían designar, directa o indirectamente, al 44% de los miembros, un porcentaje que les otorgaba un poder casi desmesurado, por ejemplo, a la hora de vetar la designación de los jefes del área periodística como sucedió en 2009.

Ese año, el entonces jefe del gobierno regional de Hesse, el demócrata cristiano Roland Koch, puso en marcha una campaña para impedir que el redactor jefe de la cadena, Nikolaus Brender, un periodista incómodo para todos los partidos políticos, pudiera renovar su contrato. Brender, a pesar de que contaba con el apoyo de las máximas autoridades de la ZDF, tuvo que abandonar el cargo.

En la mira del Tribunal estaba la composición del Consejo de Administración, un gremio integrado por 14 miembros, cinco de los cuales son designados por los estados federados y uno por el gobierno federal. El resto es elegido por el Consejo de Televisión y, por lo general, sus miembros son designados por influencia de los partidos.

El Consejo de Televisión de la ZDF tiene 77 miembros entre los que hay representantes de la Iglesia Católica y Evangélica, del Consejo Central de los Judíos en Alemania, agentes sociales y la Confederación del Deporte alemán. En este organismo los 16 estados federados tienen un representante y el gobierno federal tres. Mientras que los partidos políticos envían al Consejo a 12 representantes.

"La sentencia solo refuerza la independencia de la ZDF en interés de los ciudadanos", dijo Thomas Bellut, el máximo jefe de la cadena al comentar la decisión del Tribunal que ordena reducir la presencia de los políticos de un 44% a un tercio hasta 2015.

Nikolaus Brender, por su parte, señaló que se sentía profundamente satisfecho de la sentencia, que demostraba que la controversia que despertó su caso había sido útil. "La sentencia asegura la independencia del periodismo en la televisión pública y defiende la libertad en la ZDF", dijo el periodista.