Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
APERITIVO CON... JAMES ANDERSON

“Las ciudades son enormes laboratorios”

El exdirector de Comunicación de Bloomberg busca ideas en Europa

James Anderson.
James Anderson. EL PAÍS

“Una pequeña idea puede cambiar la vida de miles de personas”. Tan convencido está James Anderson (Boulder, Colorado, 1971) de esta afirmación, que ha viajado a Europa representando a Bloomberg Philanthropies en busca de ideas. La fundación del alcalde de Nueva York, de quien Anderson ha sido director de comunicación, ha lanzado para el continente el Mayors Challenge 2013-2014, un concurso de ideas que ya convocó el año pasado en Estados Unidos y que premia a la ciudad ganadora con cinco millones de euros para llevarla a cabo.

Tienen que ser ideas novedosas, factibles, que tengan impacto sobre la vida de mucha gente y aplicables a otros lugares, enumera Anderson. En Estados Unidos el año pasado ganó Providence (Rhode Island), con un proyecto que se vale de tecnología para mejorar el vocabulario de los escolares y sus familias. El origen de la idea vencedora fue la constatación de que “los niños pobres llegan a la escuela infantil habiendo escuchado 300.000 palabras menos que sus compañeros en otros Estados y que este es un indicador que marca cuál será su futuro rendimiento”.

Anderson defiende casi con fervor la tarea del todavía alcalde Nueva York —lo es hasta el día 31— y su fundación. De Bloomberg asegura que “engancha” y lo dice tras reconocer que cuando estando en una organización de defensa de los derechos civiles le llamó para trabajar con él, de entrada no le emocionó. “Pero es una persona inspiradora y un jefe alucinante, como todos los genios”, resume. De la fundación defiende que “esté enfocada al sector público”. Pero no hay forma de que cuente mucho más del carismático, pero también controvertido, alcalde.

Anderson admira la calidad de vida de los europeos

Tampoco qué planes tiene a partir de enero: “Habrá que esperar”, dice y vuelve el discurso sobre las urbes: “Las ciudades son enormes laboratorios de todo, y los Gobiernos locales tienen que adaptarse al terreno desde la primera línea, por eso el espíritu de innovación está presente siempre entre los alcaldes”. Anderson habla con Barcelona a los pies, desde la terraza de la planta 24 del hotel Meliá Barcelona Sky. Ha elegido tomar aquí el aperitivo —se beberá un capuchino y comerá aceitunas— como tregua en su visita relámpago a la ciudad.

El viaje forma parte de la difusión del Mayor Challenge en Europa. Se han presentado 129 ciudades de 29 países y hasta enero hay tiempo para enviar ideas, avisa. En España el reto ha atraído a 29 ciudades, entre las que están Barcelona y Madrid, pero Anderson no desvela de qué van.

Quien antes de ser director de comunicación del alcalde trabajó en la agencia de apoyo a los sin techo, cuenta que a Bloomberg le gusta “copiar ideas”, en el sentido de aprovechar en la ciudad lo que en otras ha supuesto una mejora. De Europa en la alcaldía de Nueva York admiran los sistemas de bicicleta pública compartida, el empeño por la sostenibilidad de los países del norte del continente y en general, “la calidad de vida”. “Al fin y al cabo, todas las ciudades afrontan los mismos problemas: empleo, seguridad, salud pública, educación, calidad de vida...”. De ahí el empeño por captar buenas ideas que hagan “que las ciudades alcancen la Luna”.