Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El fiscal se opone a apartar a Tristán del caso de la privatización sanitaria

El Ministerio Público mantiene que no existe causa legal para apartarlo del caso

El presidente de la Sala de lo Contencioso-Administrativo del TSJM arrebató el caso a los magistrados que paralizaron el plan del Gobierno madrileño

El magistrado es vocal del Poder Judicial a propuesta del PP y está casado con una consejera de María Dolores de Cospedal

Gerardo Martínez Tristán, nuevo vocal del consejo del Poder Judicial. Ampliar foto
Gerardo Martínez Tristán, nuevo vocal del consejo del Poder Judicial.

La Fiscalía de Madrid se ha opuesto esta mañana a la recusación del presidente de la Sala de lo Contencioso-administrativo del Tribunal Superior de Justicia de Madrid, Gerardo Martínez Tristán al considerar que no existe causa legal para separarlo del caso de la privatización de la sanidad madrileña. El PSOE solicitó que se le apartara de la causa después de que, haciendo uso de sus facultades legales, arrebatara los tres recursos presentados en dos secciones de ese tribunal y los recabara para el pleno, formado por 50 magistrados, al considerar que tomó esa decisión por sus vínculos con el PP. Gerardo Martínez Tristán es vocal del Poder Judicial a propuesta de ese partido y está casado con Marta García de la Calzada, consejera de Fomento del Gobierno castellanomanchego de María Dolores de Cospedal, su secretaria general.

El plan privatizador del Gobierno madrileño está paralizado cautelarmente desde el pasado mes de septiembre cuando la sección tercera de ese tribunal admitió una petición de la asociación de médicos AFEM que reclamaba que se paralizara hasta que hubiera decisión definitiva. Un mes después, Martínez Tristán avocó a pleno el caso después de que otra de sus secciones, la octava, rechazara otro recurso de Comisiones Obreras contra los planes del Ejecutivo madrileño. El presidente de la Sala justificó su decisión porque ambos casos podrían dar lugar a resoluciones contradictorias.

El primer acto de los 50 magistrados que forman el pleno de la Sala de lo Contencioso del TSJM fue aprobar la paralización de la tramitación de los tres recursos hasta que se resolviera la recusación presentada por el PSOE contra su presidente (Martínez Tristán), basada en sus supuestos vínculos con el PP, el partido que sostiene el Gobierno de Ignacio González, que afectarían a su imparcialidad para resolver el caso.

A primera hora de esta mañana se ha reunido la Sala de Recusaciones del TSJM prevista en el artículo 77 de la Ley Orgánica del Poder Judicial y formada por el presidente del tribunal, Francisco Vieira, los presidentes de cada una de sus salas y los magistrados más modernos de cada una de ellas. Durante la deliberación, el puesto del presidente recusado ha sido cubierto por el magistrado más veterano de lo Contencioso-administrativo. La decisión, según fuentes del TSJM, se hará pública a lo largo del día de hoy o mañana. Francisco Vieira, el presidente del tribunal, opta a cubrir una de las vacantes de la Sala de lo Penal del Tribunal Supremo, decisión en la que, como consejero del Poder Judicial, tendrá que intervenir Martínez Tristán.